Desarrolla estas 3 habilidades para prevenir la depresión

Edith Sánchez · 3 abril, 2017

Se ha hablado mucho acerca de la depresión y sus manifestaciones. También de la forma de encarar sus síntomas. Sin embargo, creo que no se ha hecho suficiente hincapié en algo que es crucial: la depresión se puede prevenir. Pero para lograrlo es necesario desarrollar algunas habilidades.

Para nadie es un secreto que la depresión viene en aumento en todo el mundo. Hay cientos de estudios que así lo certifican. De hecho, hasta se ha convertido en un estado del que muchos hablan como si fuera perfectamente normal. Dicen “Amanecí deprimido” y ya está. Como si no fuera algo que no mereciera atención.

Qué maravillosa ha sido mi vida, ojalá me hubiera dado cuenta de ello antes”.

-Colette-

Aunque se insiste mucho en ello, todavía no es clara para muchos la diferencia entre tristeza y depresión. Esta última no es una condición normal, sino un estado sostenido en el tiempo que requiere de medidas puntuales para erradicarlo. La tristeza es una emoción, la depresión una enfermedad. Y como en toda enfermedad, si se toman medidas a tiempo, es posible prevenir su aparición.

Reconoce tus propias emociones para prevenir la depresión

Es usual que las personas describan sus emociones de forma imprecisa. Esto no es un problema de lenguaje, sino de pensamiento. Muchas veces no se hace el esfuerzo suficiente para captar y definir qué es realmente lo que sientes.

botella corazón

La verdad es que bautizar y delimitar las emociones no es nada fácil. Solo se logra con un esfuerzo continuado. Ayuda que trates de describir cada emoción por escrito para precisar su naturaleza. ¿Sientes ira o te sientes frustrado? ¿Estás feliz, o más bien eufórico?… A veces las diferencias son sutiles, pero relevantes.

Si aprendes a reconocer tus propias emociones habrás dado un paso gigantesco para prevenir la depresión. Dicho reconocimiento ayuda a poner en orden la mente. En consecuencia, los problemas se comprenden mejor y es más sencillo visualizar los caminos para solucionarlos.

Incrementa la empatía

Un factor clave para prevenir la depresión es el desarrollo de la empatía. Es una habilidad que te permite comprender los sentimientos del otro y ponerte en su lugar. Contribuye a que entiendas la realidad desde el punto de vista de alguien diferente: en diferentes circunstancias, con intereses diferentes y bajo la influencia de pensamiento distintos.

¿Por qué la empatía contribuye a prevenir la depresión? Sin que te des cuenta, el ejercicio de comprender al otro incrementa la comprensión que tienes sobre ti mismo. También permite que salgas de tus islas mentales y veas el mundo desde otra perspectiva. Y, por supuesto, facilita tu relación con los demás.

Las personas empáticas siempre son menos solitarias y más flexibles. Esto conlleva a que también sean más tolerantes y, por ende, menos conflictivas. Una persona con la empatía bien desarrollada difícilmente cae en las garras de la depresión.

Aprende a comunicarte de manera asertiva

La forma como te comunicas con el mundo determina la forma en que te relacionas con el mundo. No hay otra manera de saber qué piensa o que siente una persona, sino a través de la forma como lo comunica. Puede ser con un gesto, con las palabras, incluso con los silencios. También a través de sus manifestaciones artísticas. En últimas, el ser humano siempre está comunicando.

De lo que comuniques, aunque no quieras, depende la calidad de los vínculos que establezcas. Si guardas silencio, teniendo que decir algo, lo que sigue no es el entendimiento, sino la confusión. Si dices lo que tienes que decir, pero lo haces sin tener en cuenta las formas, lo que sigue no es la comprensión de tu mensaje, sino una reacción a tu crudeza o agresividad.

La comunicación asertiva tiene que ver con lograr expresar lo que sientes y piensas de una manera que pueda ser realmente comprendido por los demás. Lograr esto requiere de un entrenamiento constante. Además, no siempre eres dueño de lo que los demás entienden. Aún así, lo tuyo es decirlo de forma clara, serena y oportuna. Así tendrás mayores posibilidades de que te entiendan.

El reconocimiento de las emociones, la empatía y la comunicación asertiva están íntimamente ligados entre sí. Estas tres habilidades contribuyen de manera decisiva a prevenir la depresión. No surgen de manera espontánea, sino que son destrezas que se deben cultivar. De seguro no es fácil hacerlo, pero bien vale la pena porque todo esto se va a ver reflejado en mayor salud mental y mejor calidad de vida.