Descubre las necesidades básicas de tu alma creativa - La Mente es Maravillosa

Descubre las necesidades básicas de tu alma creativa

Eva Maria Rodríguez 26 mayo, 2016 en Psicología 855 compartidos
ilustración mujer pensando en el momento en que fracasas

La creatividad es la tendencia del ser humano a generar o reconocer las ideas, alternativas o posibilidades que pueden ser útiles en multitud de facetas, como la solución de problemas, la comunicación con los demás o el entretenimiento. En el proceso creativo tomamos medidas para poner en práctica lo que se ha imaginado, escuchando la guía intuitiva que nuestra alma creativa nos marca.

Todos, a nuestra manera, hemos nacido con este don. Es decir, todo somos creativos. Sin embargo, a muchos se les resiste y no encuentran la forma de darle alas a su creatividad o explorar sus propias posibilidades. Esto se debe a que normalmente la gente se centra en en el aspecto de acción de la creatividad, porque es el más orientado hacia los resultados y, por lo tanto, el más tangible.

La creatividad, vista desde el punto de vista de la acción, del resultado final, nos permite mostrar nuestro trabajo y recibir información del mundo exterior. Esta información nos sirve para validarnos e influir en la forma en la que vemos nuestras propias creaciones. Esto, en cierta manera, nos permite medir nuestra autoestima.

Es decir, si nuestra expresiones creativas no destacan sobre las demás o no son validas por el entorno nuestra autoestima puede caer y nos sentimos que no somos creativos, incluso que no valemos para eso. Pero esto es un error.

Cohete de lápices y ceras de colores

Muchas veces olvidamos que las necesidades básicas de nuestra alma creativa son las que impulsan nuestra curiosidad y desatan nuestra pasión, que son lo que nos anima a actuar. Son las las necesidades básicas de nuestra alma creativa las que nos guían a movernos hacia lo que nos hace felices y nos hacen sentir que estamos creando algo de valor, independientemente de valoraciones o validaciones externas.

Necesidades básicas del alma creativa

El núcleo de nuestra alma creativa necesita ser alimentado para que fluya la creatividad. Pero en el proceso creativo a veces nos olvidamos de  lo que realmente necesitamos para ser y sentirnos creativos y ser creativos, de lo que enciende la chispa creativa dentro de nosotros.

Conectar con nuestra alma creativa y descubrir que es lo que realmente nos inspira, nos apasiona o despierta nuestra curiosidad es lo que nos ayuda realmente a encontrar soluciones o crear nuevas cosas. La solución para mantener una creatividad fresca es buscar en nuestro interior. 

Mujer rodeada de humo de colores

Como seres humanos todos tenemos necesidades básicas fundamentales que, de forma involuntaria, influyen en nuestra toma de decisiones o en nuestras rutinas diarias, así como en nuestra en nuestra creatividad. Estas necesidades humanas básicas, que son las mismas en todos los seres humanos, nos ofrecen un camino para relacionarnos con otros.

Sin embargo,  el alma creativa  de cada uno de nosotros es diferente. Nuestras experiencias, deseos, miedos y sueños influyen en lo que significa la creatividad para nosotros y también en la forma en que valoran los demás nuestros esfuerzos, lo que afecta la percepción de nuestra autoestima.

Pregúntate que es lo que realmente necesitas para ser más creativo

El simple hecho de conectar con tu alma creativa es lo que te ayuda a crear de forma natural rutinas que te ayudan a liberar tu creatividad. Pero para ello tienes que empezar por preguntarte qué es lo que necesita realmente tu alma creativa para liberar todas esas cadenas que la mantienen atrapada y sometida.

Papeles de colores

Atrévete a liberar de presiones, imposiciones y dictámenes externos a tu alma creativa, a pensar por ti mismo y a escuchar qué es lo que realmente quieres, qué es lo que realmente te motiva. Tomar decisiones y ejecutar soluciones basándote en limitaciones  y convenciones impuestas por otros no siempre es fácil ni mucho menos satisfactorio.

Tu alma creativa puede tener muchas necesidades, como tiempo en soledad, libertad para expresarse, ausencia de preocupaciones o interrupciones o pasión por lo que se hace. Pero esto son solo unos ejemplos. Cada uno debe explorar sus propias necesidades y localizar qué le limita y, a partir de ahí, tomar las medidas necesarias para satisfacer esas necesidades.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar