La dieta en el estado de ánimo: ¿cómo influye?

¿Sabías que una alteración en la microbiota intestinal podría incrementar de forma significativa el riesgo de sufrir una depresión? La dieta y la salud mental están estrechamente relacionadas.
La dieta en el estado de ánimo: ¿cómo influye?
Saúl Sánchez

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez el 17 septiembre, 2021.

Última actualización: 17 septiembre, 2021

La dieta en el estado de ánimo influye de manera notable. Por ejemplo, comer de manera incorrecta incrementa el riesgo de desarrollar patologías de carácter depresivo que pueden provocar alteraciones sobre la función emocional. Por este motivo, es fundamental cuidar la alimentación.

Existen muchos factores que pueden influir en el desarrollo de entidades clínicas. Las relaciones sociales tóxicas o el sedentarismo son claros factores de riesgo. Del mismo modo, un mal descanso nocturno podría influir sobre el modo de percibir las cosas.

Las alteraciones en la microbiota influyen en el estado de ánimo

Existe una relación de comunicación bidireccional evidenciada entre el intestino y el cerebro. Así lo afirma una investigación publicada en la revista Chinese Medical Journal. De este modo, alteraciones en la función o en la salud digestiva pueden manifestarse sobre el sistema cognitivo o sobre el estado de ánimo.

la dieta en el estado de ánimo

Se considera que la disbiosis intestinal podría estar detrás de muchos procesos de depresión o de ansiedad. Asimismo, se ha conseguido evidenciar que la administración de probióticos puede llegar a reducir el riesgo de desarrollar alteraciones emocionales, ya que protege la salud a medio y a largo plazo.

Para conseguir una microbiota sana y funcional, es determinante incluir en la dieta alimentos fermentados con frecuencia; además, será importante asegurar el consumo de fibra, ya que esta sustancia sirve de sustrato energético a las bacterias que colonizan el tubo digestivo.

La dieta y la producción de melatonina

Por medio de la alimentación se puede influir también sobre la síntesis endógena de melatonina, hormona que está muy relacionada con la buena salud mental. Se trata de una sustancia que regula, entre otras cosas, los ciclos del sueño y la vigilia. Asegurar que se sintetizará correctamente es la clave para conseguir un buen descanso nocturno para garantizar una estabilidad  emocional.

Para conseguir una buena producción de melatonina es fundamental incluir en la dieta alimentos con alto contenido en triptófano. Dicho aminoácido interviene en la fisiología de la hormona; también en la serotonina, neurotransmisor ligado con la sensación de felicidad.

Las proteínas de alto valor biológico cuentan con una concentración significativa en triptófano. También ciertos alimentos de origen vegetal, como es el caso de los frutos secos. Eso si, conviene consumirlos al natural o tostados, evitando los fritos y los salados.

Otra opción para mejorar el estado de ánimo puede ser la suplementación con melatonina. Dicha estrategia consigue mejorar la calidad del sueño, lo que a medio plazo provoca estabilidad a nivel emocional y un menor riesgo de desarrollar ansiedad o depresión.

Algunos alimentos de la dieta pueden influir negativamente sobre el estado de ánimo

Además de existir comestibles que mejoran el estado de ánimo, podemos encontrar otros que tienen justo el efecto contrario. Por ejemplo, se debe evitar el alcohol; dicho tóxico afecta a la función cognitiva y genera alteraciones en el equilibrio hormonal e inflamatorio, afectando así a la salud cerebral a medio plazo.

Es fundamental reducir en la dieta la presencia de grasas de tipo trans y de azúcares simples. Los alimentos ultraprocesados concentran ambos elementos en grandes cantidades. Cuentan con un efecto inflamatorio, lo que afecta al buen estado de la microbiota, incrementando la probabilidad de desarrollar algunas entidades clínicas asociadas al estado de ánimo.

la dieta en el estado de ánimo

La dieta influye en el estado de ánimo

Como has podido comprobar, diseñar correctamente la dieta puede influir de forma positiva en el estado de ánimo, reduciendo la incidencia de las alteraciones emocionales. Es primordial promocionar el consumo de alimentos frescos, reducir la ingesta de los ultraprocesados industriales y de las bebidas alcohólicas.

Para complementar sus efectos, será crucial mantener otros hábitos de salud. Realizar ejercicio físico de forma regular es muy importante; este consigue mejorar el estado de relajación y de bienestar gracias a la síntesis de endorfinas, una serie de neurotransmisores relacionados con la felicidad.

Asimismo, es clave asegurar un correcto descanso nocturno. Es necesario dormir 7 u 8 horas diariamente para garantizar la calidad del reposo, con las mínimas interrupciones posibles. Para favorecer la conciliación del sueño se puede introducir algunos suplementos, como los de melatonina o de magnesio. Estos suelen generar buenos resultados, consiguiendo una reparación eficaz del organismo durante la noche.

Te podría interesar...
¿La felicidad es hereditaria?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
¿La felicidad es hereditaria?

¿Por qué algunas personas tienen una mayor facilidad para sentirse alegres y plenas? ¿Acaso la felicidad es hereditaria? Te lo explicamos.



  • Wang, H. X., & Wang, Y. P. (2016). Gut Microbiota-brain Axis. Chinese medical journal129(19), 2373–2380. https://doi.org/10.4103/0366-6999.190667
  • Ansari, F., Pourjafar, H., Tabrizi, A., & Homayouni, A. (2020). The Effects of Probiotics and Prebiotics on Mental Disorders: A Review on Depression, Anxiety, Alzheimer, and Autism Spectrum Disorders. Current pharmaceutical biotechnology21(7), 555–565. https://doi.org/10.2174/1389201021666200107113812