¿Por qué es difícil perder peso después de tomar antidepresivos?

Un efecto secundario muy común que se puede presentar tras tomar antidepresivos es la dificultad para perder peso. ¿Por qué ocurre esto?
¿Por qué es difícil perder peso después de tomar antidepresivos?
José Padilla

Escrito y verificado por el psicólogo José Padilla.

Última actualización: 24 diciembre, 2021

Las reacciones adversas a los medicamentos antidepresivos ocurren con las dosis habituales que se emplean para el tratamiento de la depresión. Estas reacciones o efectos secundarios varían de acuerdo con el tratamiento farmacológico que el paciente esté recibiendo. Uno de los efectos que se presenta con frecuencia entre quienes han recibido antidepresivos es la dificultad para perder peso una vez lo han ganado.

Es preciso resaltar que no todos los antidepresivos provocan aumento de peso, incluso hay algunos que pueden generar su pérdida. Aquellos que lo incrementan tienden a derivarse de los fármacos tricíclicos, mientras que los que lo reducen provienen de los medicamentos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) (Organización Mundial de la Salud [OMS], 2010).

También se ha encontrado que algunos antidepresivos noradrenérgicos y serotoninérgicos específicos, como la mirtazapina, tienden a generar ganancia de peso (Benedi y Romero, 2005).

Antidepresivos y aumento de peso

Aunque las personas asocien el aumento de peso con el uso de antidepresivos, en realidad la evidencia científica es muy limitada.

El aumento de peso por la toma de antidepresivos es un fenómeno enigmático para la comunidad médica y de la salud.

Este incremento puede tener diversas causas que hacen muy complicado relacionarlo con el medicamento de manera directa. Incluso se cree que es muy posible que la mejoría del estado de ánimo influya sobre el apetito.

Sin embargo, una investigación encontró que el uso de antidepresivos se asocia positivamente con el aumento de peso, que se vio influenciado por interacciones significativas entre el uso de ISRS, la edad y el estilo de vida poco saludable, incluido el patrón dietético occidental, la actividad sedentaria y el tabaquismo (Shi et al., 2017).

Mujer tomando antidepresivos

Los antidepresivos y estabilizadores del estado de ánimo parecen alterar los hábitos alimenticios al inhibir la regulación de la función del apetito basada en la serotonina. Esto provoca que se sienta una necesidad imperiosa de comer incluso después de que el estómago está lleno de alimentos (Wurtman, 2016).

El aumento de peso por el uso de antidepresivos puede ser causado por múltiples factores que agravan este efecto secundario. Por eso es importante tener una alimentación saludable, realizar ejercicio físico y consultar al médico o nutricionista para desarrollar un plan de alimentación que permita regular el peso.

Entre los antidepresivos que suelen provocar aumento de peso (Hall-Flavin, 2018) encontramos  los siguientes:

  • Ciertos antidepresivos tricíclicos, como amitriptilina, imipramina (Tofranil) y doxepina.
  • Ciertos inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), como fenelzina (Nardil).
  • Paroxetina (Paxil, Pexeva), un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS).
  • Mirtazapina (Remeron), que es un antidepresivo atípico, un medicamento que no encaja perfectamente en otra categoría de antidepresivos.

¿Por qué es difícil perder peso tras un tratamiento con antidepresivos?

Las personas que aumentan de peso como consecuencia de los antidepresivos se diferencian mucho de aquellas con sobrepeso u obesidad. Estas últimas suelen tener problemas con su peso debido a un estilo de vida poco saludable, problemas genéticos (o epigenéticos), alimentación hipercalórica y la falta de ejercicio físico, entre otras causas.

En cambio, las personas que han aumentado su peso por la medicación antidepresiva no presentaban necesariamente problemas para mantenerlo antes de iniciar el tratamiento. En estos casos, perder peso puede ser más difícil, ya que la causa no está en el estilo de vida de la persona, sino en su organismo, como consecuencia de la medicación.

Aunque hay personas que son capaces de recuperar su peso tras suspender el tratamiento con antidepresivos, otras no logran conseguirlo y se les hace difícil este proceso. No se tiene una explicación clara de por qué ocurren estos fenómenos.

Mujer angustiada por la pérdida de peso

¿Es posible perder peso después de tomar antidepresivos?

Aunque a muchas personas afectadas por esta problemática se les hace difícil perder peso, no es una meta imposible de alcanzar. En un nuevo estudio realizado por Wharton et al. (2019), se encontró que los pacientes que participaron en un programa de control de peso adelgazaron de forma significativa independientemente del uso de medicamentos psiquiátricos.

En este estudio la muestra de mujeres que tomaron psicofármacos perdieron una cantidad similar de peso que las mujeres que no lo hicieron. En cambio, los hombres que tomaban antidepresivos perdieron solo un poco menos de peso que aquellos que no tomaban.

Por un lado, los resultados de esta investigación son alentadores pues demuestran que es posible perder peso a través de un programa de control de peso. Por otro, son relevantes para todos los profesionales de la salud que quieren ayudar a sus pacientes a perder peso después de un tratamiento con antidepresivos.

Te podría interesar...
7 técnicas psicológicas que te ayudarán a bajar de peso
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
7 técnicas psicológicas que te ayudarán a bajar de peso

Bajar de peso es más fácil de lo que pensamos, pero hay que ser fuerte y firme para adquirir ciertos hábitos que pueden ayudarnos.