El amor no correspondido

El amor no correspondido

Cristina Pérez 4, Diciembre 2012 en Psicología 1393 compartidos

El amor no correspondido es algo normal, a casi todos nos ha pasado alguna vez, que nos hemos fijado en personas poco adecuadas o que no sentían lo mismo. Lo que me gustaría comunicar en este artículo, es que no veas el amor no correspondido como algo que no funciona en ti, no tiene nada que ver con tu valía personal.

En mi entorno no paro de ver a personas que están enganchadas a alguien que no puede ser, parece que vivimos una epidemia de amor patológico y lo peor es que no se dan cuenta de que tienen un problema y que se tienen que fijar en personas más alcanzables. Muchas veces detrás de la frase “nunca me corresponden, qué mala suerte”, se esconde un miedo al compromiso, que hace que nos fijemos inconscientemente en personas que no están a nuestro alcance, o bien porque llevan años emparejadas, están casadas, la diferencia de edad es importante, etc…

Así fijándose en alguien no compatible con nosotros, no se corre el riesgo de comprometerse. Muchos sin darse cuenta se enganchan a un amor platónico en el que la persona se conforma con tener la amistad de quien ama, aunque no puedan llegar a nada, viven de ilusiones, sin darse cuenta de que lo que deberían hacer es cortar el contacto y seguir conociendo a otras personas, de lo contrario caerán en el estancamiento amoroso.

El amor es pura química

¿Te has parado a pensar qué hace que nos enamoremos de unas personas y no de otras? Seguramente habrás conocido a personas guapas y muy válidas, pero sin saber porqué no sentías atracción, también al revés, a lo mejor alguna vez has conocido a alguien que no era especialmente guapo/a, pero tenía algo que te enamoró. El amor es difícil de racionalizar, no depende ni de la belleza, ni del puesto de trabajo, ni del nivel cultural ni económico, depende más de la química y de las emociones que se mueven por dentro al tratar con alguien, por lo tanto, el amor no correspondido no debería dañar tu autoestima. La química no tiene explicación, se activa con unas personas y con otras no.

4 consejos para que no sufras más de la cuenta por amor

1. Coge el toro por los cuernos: Cuando sientas algo importante por alguien, no alargues las situaciones. Si te tiras años y años teniendo amistad con alguien de quien estás enamorado/a será perjudicial para ti, cuanto más tiempo pase será peor. Te evitarás sufrimientos mayores si tienes la valentía de enfrentar la situación y decirle lo que sientes, así solucionarás el problema de un plumazo y si no te corresponde no estarás enganchado/a a alguien que no era para ti y que impedía que te pudieras fijar en otras personas que sí estén interesadas.

2. El amor no está hecho para sufrir: Si estás saliendo con alguien que te aporta más sufrimiento que alegrías, es hora de plantearse si merece la pena vivir así. Un amor sano no hace sufrir, un amor sano recibe al igual que da, las parejas se forman para aumentar la felicidad y no para sabotearla.

3. Pon los pies en la tierra: Deja de soñar con amores platónicos, sé realista y si alguien no puede ser, corta el contacto y elimínale de tus recuerdos. Aprende a centrarte en lo que es real y alcanzable y trata de conocer a gente nueva con el perfil que podría interesarte como pareja, por si acaso con el contacto amistoso pudiera surgir algo ya tendrías delante a la persona adecuada.

4. No permitas la incertidumbre: Muchas parejas piden tiempo, necesitan su espacio para aclararse. No permitas estar en la incertidumbre demasiado tiempo, normalmente quien necesita tanto tiempo para aclararse es porque no está enamorado/a, no digo que tenga que ser así siempre, pero sea cual sea el motivo que le lleve a alguien a distanciarse, tendría que respetar a la otra persona y darle una respuesta clara sin alargar demasiado el tiempo. No dejes que jueguen con tu vida y tu tiempo, hazte respetar. Elimina la necesidad de tener pareja para sentirte feliz, las mejores oportunidades surgen cuando una persona se siente bien consigo misma aún estando sin pareja.

Cristina Pérez

Ver perfil »
Te puede gustar