¿El Amor siempre implica admiración?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 10 febrero, 2015
Sofia Alcausa Hidalgo · 10 febrero, 2015

El psiquiatra Luis Rojas Marcos nos ofrece la receta para mantener el amor: “Mantener la admiración hacia la otra persona, y la complicidad, entendida como “un proyecto compartido”.

Como en otras tantas cuestiones de la vida, si abriéramos un debate sobre si el amor siempre implica admiración o no, encontraríamos las más diversas respuestas.

Cada uno de nosotros tiene una escala de valores, una visión de la vida condicionada por nuestra carga genética, por la educación que hemos recibido y por las experiencias vividas que hacen que demos respuestas muy diferentes a una misma pregunta.

Pero en el debate está la riqueza, en la diversidad de opiniones está realmente el interés de este tipo de cuestiones y por eso mismo, siguiendo dos respuestas contundentes, una de la psicóloga y experta en pareja Ana Villarrubia, para la cual el amor implica siempre una buena dosis de admiración y otra de la escritora de éxito Alena KH, autora de “El mercado está fatal” y del blog “Intersexciones, sobre relaciones, amores y desamores” para la que el amor no siempre implica admiración, os dejamos abierto el debate.

Para Ana Villarrubia el amor implica una buena dosis de admiración mutua si lo unimos a otro factor importante dentro de las relaciones de pareja, la intimidad. Y es que la admiración es el comienzo de lo que puede ser una verdadera historia de amor; porque la admiración implica que reconocemos en el otro, cualidades que lo hacen único y distinto al resto de las personas y ese “algo distinto” es lo que hace que pongamos nuestra atención en él y que hace que nuestra pareja sea irremplazable para nosotros.

Pero para Ana Villarrubia, la admiración debe ser mutua y además no debe implicar en ningún momento dependencia o sometimiento. Por otro lado tener una pareja a la que admiramos, nos llena de orgullo porque significa que hemos tenido buen criterio a la hora de elegir.

Entonces, según esta psicóloga si se pierde la admiración ¿se pierde el amor? Pues aunque no se puede afirmar ni desmentir con rotundidad, lo cierto es que si se pierde la admiración, la pareja puede entrar en una crisis o incluso acabar en ruptura. Ya no admiramos, porque nuestra pareja ha dejado de ser lo que era y representaba para nosotros.

Sin embargo para la escritora Alena KH la admiración es un ingrediente más del amor pero no tiene porque ser absolutamente necesario. Para Alena KH la admiración podría incluso reflejar una ausencia de autoestima; esa baja autoestima, nos ha hecho además, que idealicemos a la persona apoyándonos en ella como un bastón y cuando se pasa la primera fase del amor, nuestro ideal se desvanece como el humo porque no estaba basado en la realidad.

Para Alena el tiempo es el único que nos garantiza si hay amor o no entre la pareja y éste se basa fundamentalmente en el respeto y la tolerancia mutuas, basadas en una escala de valores que comparten los dos miembros de la pareja.

Indudablemente ambas visiones son complementarias e interesantes.

Desde luego el amor es un misterio, un rompecabezas más allá de todas esas explicaciones que podamos dar basándonos en la química que lo desencadena y en el que un buen número de factores conscientes e inconscientes intervienen en él. Pero la admiración como algo prolongado en el tiempo y no sólo en la fase inicial en el amor, puede ser un punto importante para mantener nuestro amor a lo largo de nuestra vida.

¿Qué podemos hacer para que nuestra pareja nos siga admirando?

 

Si fuera cierto que la admiración es el ingrediente principal del amor como nos sugiere la psicóloga Ana Villarrubia la siguiente pregunta que podríamos plantearnos sería ¿Qué podemos hacer para que nuestra pareja nos siga admirando?

Desde aquí os ofrecemos algunas ideas que esperamos que os sirvan:

-Quererse a uno mismo. Si poseemos una buena dosis de autoestima, seguimos evolucionando por nosotros mismos, seguimos cuidándonos por dentro y por fuera, nuestra pareja seguirá admirándonos como el primer día.

-Ayudarse mutuamente. Si nos ayudamos, si nos sentimos queridos y apoyados, nuestro amor seguirá creciendo y se hará más fuerte. Y nuestra pareja nos seguirá admirando aún más que al principio.

Escuchándose el uno al otro. Si vamos callando todo aquello que no nos gusta de nuestra pareja y no se lo hacemos saber, iremos creando una mala imagen de la persona de la que un día nos enamoramos. No te duermas sin haber resuelto tus diferencias con tu pareja. No permitas que deje de admirarte y no te permitas dejar de admirarlo.

-Intentar sobreponerse a la rutina. Complicado, pero sorprender a nuestra pareja con un beso inesperado o salir a cenar como antes, son algunas de las fórmulas para salir de la rutina y mantener la admiración.

Desde luego si algo debe ser el amor es desinteresado y sincero; y siempre debe mantenerse esa llama encendida que un día nos unió. El amor es el más bonito de los trabajos, si las dos personas deciden hacer equipo y trabajar juntas para mantenerlo.