El amor tóxico en la relación de pareja

María Jose Roldan · 6 marzo, 2016

A menudo pensamos que lo peor que le puede ocurrir a una pareja es que no funcione, a pesar de haber amor. Esto no es cierto, lo más negativo que puede ocurrir a una pareja, igual que en cualquier relación, es que lo que ya no funciona de un paso más hacia el polo negativo y se vuelva tóxico.

Por tóxico entendemos dañino. Ya no se trata de que la relación aporte bienestar a cada uno de sus miembros, sino que empieza a restárselo. Empieza a funcionar como una especie de ácido que daña a cada uno de manera individual, convirtiéndose los dos en una especie de freno para el crecimiento.

El amor tóxico en la relación de pareja

El amor tóxico es un dolor emocional que nace del corazón de la propia unión, del propio compromiso que se vuelve ponzoñoso. Una relación tóxica es como un espíritu debilitado que necesita a otra persona para poder nutrirse y sobrevivir, porque por sí sola no se cree capaz de hacerlo. Este tipo de “amor” es un dolor emocional que puede llegar a destruir todas las partes sanas de una persona hasta que no queda nada más que el vacío.

El amor tóxico se esconde tras una cortina de humo donde las personas se engañan a sí mismas pensando que su pareja”no es mala” e intentan ver las partes positivas, como por ejemplo: es una persona protectora, le quiere por encima de todas las cosas y que le cuida. Sin embargo, la realidad es que la relación solo se basa en la incertidumbre, la ira, la necesidad, la inseguridad y hasta en la sospecha.

Mujer triste pensando en su relación

Una persona que está demasiado tiempo en una relación de amor tóxico, perderá de su vista lo que es realmente una relación sana… lo olvidará y pensará que lo que le ocurre es lo normal, pero nada más lejos de la realidad. Una relación de amor se basa en el respeto y en la construcción de un camino juntos, lleno de buenos momentos que harán que ambas personas se sientan felices.

“Las emociones perturbadoras y las relaciones tóxicas han sido identificadas como factores de riesgo que favorecen la aparición de algunas enfermedades.”

-Daniel Goleman-

Cualquier relación puede convertirse en una relación tóxica si las parejas no cuidan su salud emocional. El estar con una persona tóxica puede conducir a tener una relación de amor perjudicial. Por eso es necesario que tengas en cuenta que hay cosas que no puedes tolerar nunca, bajo ninguna circunstancia en tu relación de pareja. Porque el amor no siempre es incondicional y si tu pareja no se comporta bien deberás buscar ayuda inmediatamente.

Te desprecia o te falta al respeto

John Gottman, uno de los expertos más reconocidos en el campo de la psicología de pareja afirma que cuando observa a las parejas, lo primero en lo que se fija es en el desprecio o la falta de respeto en la comunicación. Gottman afirma que el desprecio o la falta de respeto son signos inequívocos de que la continuidad en la pareja se encuentra en un punto realmente crítico.

John Gottman a menudo comenta que el desprecio o falta de respeto incluye el sarcasmo, el cinismo, los insultos, la ignorancia atencional voluntaria, la burla o el humor hostil. Esto ocurre normalmente cuando hay una falta de respeto hacia la pareja, los problemas no se resuelven y la pareja se destruye así como se destruye tu autoestima si tienes una persona al lado que te desprecia.

Te pone en último lugar

La salud, los niños y el trabajo es algo prioritario en el día a día, pero la relación de pareja no debe estar en el último puesto. Si tu pareja no te hace caso e incluso te ignora, entonces es que hay un problema que no os deja avanzar. Esto se conoce como negligencia de pareja y es algo real, esta falta de interés es un asesino que va matando poco a poco vuestra relación. Dos personas que se aman deben asegurarse de que cumplen las necesidades emocionales propias, pero también de la pareja.

“En cualquier tipo de relación, si una persona siente que la otra no está poniendo nada en la mesa, él o ella empezará a faltarle al respeto a la otra persona.”

– Sherry Argov-

Te ha sido infiel

La infidelidad no es algo que se deba tolerar y menos cuando cuidas tu relación al máximo cada día. Una pareja saludable requiere fidelidad completa y no buscar emociones y experiencias (no consentidas) en brazos de otras personas.

Pareja sentada en un banco mientras el chico agarra la mano de su amante

El engaño o infidelidad también puede darse cuando se coquetea con otras personas, cuando se habla mal de la pareja, cuando se pasa tiempo a solas con otras personas del sexo opuesto con intención de ligar. En ocasiones ser infiel no necesariamente es tener relaciones sexuales con otra persona, ser infiel es faltar al respeto a tu pareja y a la relación que estás construyendo con ella.

Si te maltrata física o verbalmente

Las palabras pueden hacer la misma herida emocional que un hematoma después de dar un golpe. El abuso físico, verbal y emocional no son aceptables en ningún tipo de relación y aún menos en una pareja romántica. Si tu pareja te pega, te humilla, te fuerza para mantener relaciones sexuales en contra de tu voluntad o te trata mal deberás buscar ayuda lo antes posible.

Porque ante el maltrato, del tipo que sea… no debes esconderte ni tampoco callarte, te mereces encontrar la felicidad en tu interior y romper las cadenas de una jaula que te hace daño.