El arte del buen beso - La Mente es maravillosa

El arte del buen beso

José Maria Tabares 30 marzo, 2014 en Actualidad y psicología 200 compartidos
El arte del buen beso

Llega ese momento que tanto estábamos esperando. Hemos conseguido de nuevo una cita con ese chico/a que tanto nos gusta y estamos seguro que lo que sentimos es completamente reciproco. Por ello, tras una jornada juntos dando un paseo, tomando un café o yendo al cine, llega el momento de la despedida.

¿Qué tensión, verdad? Miles de preguntas nos abordan en ese momento. Si eres chico, piensas que tienes que hay que tener la iniciativa para que así la chica te siga un poco el juego de seducción. Si por otro lado eres mujer, en ocasiones no está de más hacerse un poco de rogar para hacerse la interesante.

De una forma u otra, y aunque quizás esta no haya sido la misma situación para todos, besar por primera vez a veces resulta algo incómodo. Por ello, a continuación les daremos unos consejos previos para hacer de esta práctica un hecho mucho más romántico.

Los segundos antes al beso son muy importantes

Vale, ya te has dado cuenta que la otra persona quiere besarte. Esto es algo completamente “instintivo” por así decirlo. Solo cuando estás en esa situación te das cuenta de que la otra parte está por la labor de besarte. Por ello, antes de lanzarse directamente a por el beso de una forma demasiado rápida, es importante primero un leve contacto visual, una mirada profunda que apenas dure unos segundos y provoque cierta conexión entre ambas partes. Después de esto, ya puedes besar a tu chico/a.

Primera besa con los labios

Una vez que  se ha hecho el “contacto” con la otra persona, es importante que los primeros momentos se realice únicamente con los labios de forma suave y sensual. Así se juega un poco con la seducción y vas conociendo como la otra persona se desenvuelve en este ámbito. Una vez finalizada esta etapa ya se puede pasar a la acción de una forma más efusiva y “pasional”.

Y ahora llega el beso apasionado

Una vez que lleguemos a este paso, no quiere decir que tengamos que “comerle” la campanilla a la otra parte de forma completamente pasional. Pero sí, que ya podemos empezar a jugar con otras partes de la boca, sobre todo con la lengua (al más puro estilo beso francés). De esta forma, ambas partes tendrán sensaciones mucho más intensas.

Juega también con en lenguaje corporal

Al mismo tiempo que estamos besando, también es importante jugar con otras partes del cuerpo. Aunque sin pasarse. Hay zonas que son realmente sensibles como la nuca, las manos o la cintura. Si somos capaces de poner nuestras manos sobre las mismas y rozarlas con nuestros dedos, la sensación puede llegar a ser mucho más placentera.

Agradécele a la otra parte que lo estás disfrutando

De acuerdo, ambas partes están disfrutando de ese momento tan apasionado que es el beso. Sin embargo, durante el mismo, no está mal de en vez cuando hacer pequeñas pausas (para respirar también por supuesto) con la finalidad de “agradecerle” a la otra parte que te está gustando el beso que estás recibiendo.

Para ello, aparte los labios, mírale con una mirada furtiva y una sonrisa algo picarona. De esta forma, la otra parte se dará cuenta de que lo estás disfrutando, y así podrán seguir besándose apasionadamente, consiguiendo un grado de complicidad mucho mayor.

¿Qué les han parecido estos consejos para besar algo mejor? Como es obvio esto es algo medianamente orientativo y puede cambiar según la situación o la persona con la que estemos. Por ello, les pedimos que dejen en comentarios que dejen algunos ‘tips’ para hacer del besar un auténtico arte.

José Maria Tabares

Ver perfil »
Te puede gustar