El ecofeminismo: ¿qué es?

25 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Paula Villasante
El modelo occidental se ha construido sobre la idea del dominio del hombre sobre las mujeres. También del hombre sobre la naturaleza. El ecofeminismo ve necesario un cambio cultural desde esta perspectiva

El ecofeminismo es una filosofía y una práctica feminista que nace de la cercanía de las mujeres y naturaleza. También de la convicción de que nuestro sistema «se constituyó, se ha construido y se mantiene por medio de la subordinación de las mujeres, de la colonización de los pueblos ‘extranjeros’ y de la naturaleza«. (1)

Esta perspectiva se encarga de cuestionar aspectos básicos por los que se rige nuestra sociedad. Así, el ecofeminismo considera que el capitalismo y el patriarcado van de la mano. Ambos oprimen, por un lado, a las mujeres; y por el otro, a la naturaleza.

Dicho de otro modo, el ecofeminismo se centra en visibilizar que la subordinación de las mujeres a los hombres y la explotación de la naturaleza se complementan. Esto es, de alguna manera, de lo que se encarga el capitalismo patriarcal.

Un mundo que se parte en dos

«El pensamiento patriarcal estructura el mundo en una serie de dualismos o pares de opuestos que separan y dividen la realidad. Cada par de opuestos, en los que la relación es jerárquica y el término normativo encarga la universalidad, se denomina dicotomía. Cultura o naturaleza, mente o cuerpo, razón o emoción, conocimiento científico o saber tradicional, independencia o dependencia, hombre o mujer. Entendidos como pares de contrarios de desigual valor, organizan nuestra forma de entender el mundo».

-Marta Pascual y Yayo Herrero, 2010-

El modelo occidental -o buena parte de él- se ha construido sobre la idea del dominio del hombre sobre las mujeres. También del hombre sobre la naturaleza. Esta división es, además, algo que nace antes de la etapa de la modernidad. Sin embargo, es a partir de esta etapa cuando se asienta.

Mujer en desigualdad con hombres

Las dicotomías establecidas presentan un carácter jerárquico. Dentro de cada par de opuestos, una de las posiciones se percibe como jerárquicamente superior a la otra. La cultura supera a la naturaleza, la mente es superior al cuerpo y la razón se encuentra por encima de las emociones.

Finalmente, el término considerado superior se erige en universal y se convierte en la representación del todo. El otro término del par, el inferior, pasa a ser simplemente la ausencia o carencia del término absoluto, quedando finalmente invisibilizado.

El pensamiento feminista advierte sobre cómo estos pares se asocian unos con otros. Así, son asignados a cada uno de los sexos. Así, por un lado tenemos al hombre, al que se le asignan valores como la cultura, la mente y la razón. Por otro, a la mujer, percibida como esencialmente ligada a la naturaleza y el cuerpo. También se la ve como «sometida» a sus propias emociones (Amorós, 1991).

Los orígenes

La vinculación teórica entre ecologismo y feminismo se sitúa en los años 70. Es en la publicación del libro Feminismo o la muerte de Françoise D’Eaubourne donde aparece el término por primera vez.

Durante la misma década tienen lugar algunas manifestaciones de mujeres en defensa de la vida. Uno de los más emblemáticos fue el movimiento Chipko. En él, un grupo de mujeres se abrazaron a los árboles de los bosques de Garhwal en los Himalayas indios. Así consiguieron defenderlos de las prácticas forestales de una empresa privada.

Una década más tarde, en Argentina, un grupo de 14 mujeres cuyos hijos habían desaparecido se organizaron. Llamadas las Madres de la Plaza de Mayo, representaron un ritual semanal de resistencia basado en el papel que la ideología patriarcal había asignado a las mujeres.

El primer ecofeminismo se presenta a mediados del siglo pasado. Así, las primeras ecofeministas denunciaron los efectos de la tecnociencia en la salud de las mujeres. También se enfrentaron al militarismo, la nuclearización y la degeneración ambiental. Interpretaban estos hechos como manifestaciones de una cultura sexista. Una de las figuras que representan este movimiento es Petra Kelly.

También se dan otros ecofeminismos que consideran la división sexual del trabajo y la distribución del poder y la propiedad la que ha sometido a las mujeres y al medio natural del que todas formamos parte.

«Desafiar al patriarcado actual es un acto de lealtad hacia las generaciones futuras y la vida, y hacia el propio planeta».

-I. King, 1983-

Mujer abrazada a un árbol

Ecofeminismo o ecofeminismos

El ecofeminismo se constituye como una corriente de pensamiento y un movimiento social que explora los encuentros y sinergias entre el ecologismo y el feminismo. Según Yayo Herrero, esta disciplina se centra en abordar la problemática de las relaciones entre las personas y con la naturaleza desde visiones muy diferentes. Es por ello que podría hablarse de ecofeminismos.

Aún siendo varios, todos los ecofeminismos parecen desarrollar una crítica al modelo social, económico y cultural. Todos proponen una realidad distinta. La idea de los ecofeminismos es visibilizar a elementos, prácticas y sujetos que han sido designados por el pensamiento hegemónico como inferiores.

Para simplificar, podría hablarse de dos corrientes del ecofeminismo: ecofeminismos espiritualistas y ecofeminismos constructivistas.

  • Los ecofeminismos espiritualistas identifican un vínculo esencial y natural entre la mujer y la naturaleza.
  • Los ecofeminismos constructivistas se fundamentan en la creencia de que la estrecha relación entre mujeres y naturaleza es una construcción social.

Así, el ecofeminismo deja claro que es necesario un cambio cultural pronto. Desde esta perspectiva, tenemos la responsabilidad de cambiar el rumbo del mundo hacia un mundo social y ecológicamente sostenible.

  • Mies, M., Shiva, V., Bofill, M., & Iriarte, E. (1997). Ecofeminismo: teoría, crítica y perspectivas. Icaria.
  • Herrero, Y. (2013). Miradas ecofeministas para transitar a un mundo justo y sostenible. Revista de economía crítica, 16, 278-307.
  • Amorós, C. (1991). Hacia una crítica de la razón patriarcal (Vol. 15). Anthropos Editorial.