El Hobbit: salir de nuestra zona de confort - La Mente es Maravillosa

El Hobbit: salir de nuestra zona de confort

Camila Thomas 9 septiembre, 2018 en Cine, series y psicología 0 compartidos

El Hobbit es una serie de películas dirigidas por Peter Jackson. Basadas en la novela del mismo nombre, forman parte del universo de la Tierra Media. El libro fue escrito por el autor de El Señor de los Anillos, J. R. R. Tolkien. En conjunto, la trilogía es precuela de la trilogía de El Señor de los Anillos. El Hobbit sucede 60 años antes de El Señor de los Anillos.

El guión de las películas fue escrito por Fran Walsh, Phillipa Boyens, Peter Jackson y el afamado Guillermo del Toro. El Hobbit cuenta la historia de un pequeño hobbit llamado Bilbo en sus aventuras a través de la Tierra media. Bilbo es convencido por un misterioso mago, Gandalf el Gris, para emprender una aventura con 13 enanos. Esta compañía de enanos está liderada por Thorin Escudo de Roble. Thorin busca derrotar a Smaug el dragón y recuperar la Montaña Solitaria, el reino caído de los enanos.

El Hobbit, una historia de aventuras

En su libro El Hobbit, Tolkien nos abre un mundo de fantasía más inocente que aquel que vemos en El Señor de los Anillos. Tolkien crea unas gentes pequeñas y felices, los hobbits, que viven sus vidas en la apacible Comarca. Bilbo Bolsón es uno de los hobbits que ama más profundamente las comodidades que le ofrece su vida de rutina. Su vida entera está centrada en mantenerse en su zona de confort.

Hobbit corriendo

Lo que Bilbo no sabía era que todo estaba a punto de cambiar cuando un mago llamara a su puerta. Gandalf es el mago que empuja a Bilbo a comenzar sus aventuras, así como años después empujaría a Frodo. Bilbo conoce a los 13 enanos que lo acompañarían a lo largo de su viaje. Peculiares, pero todos llenos de vivacidad y astucia. Cuando el líder de los enanos, Thorin, le ofrece emprender el viaje para reclamar el reino caído de Erebor, Bilbo se niega rotundamente.

Bilbo estaba tan cómodo en su hogar, con su sillón, su pipa y su jardín, que jamás pensó en abandonarlo. Finalmente, él se da cuenta que nunca podría crecer si no se arriesga un poco. Bilbo supo que valía la pena emprender el viaje porque significaría vivir las aventuras que siempre había leído.

Abandonar La Comarca, abandonar tus zonas de confort

La Comarca, el pequeño pueblo creado por Tolkien, ejemplifica muy bien lo que es una zona de confort. Llena de hermosos paisajes, praderas fértiles y hobbits amigables. Todos los habitantes de La Comarca están cómodos en sus rutinas, no desean cambios.

Nada improvisado ocurre en las vidas de los hobbits. Sin embargo, Bilbo necesita sólo un pequeño empujón para atreverse a salir de su zona de confort. Esto significaría abandonar sus amigos, su hogar, la comodidad de la Comarca, para adentrarse en lo desconocido.

En el caso de Bilbo, salir de la zona de confort se dio en el momento indicado. Sin embargo, ¿cómo sabemos cuándo es el momento correcto para atrevernos a cruzar nuestras propias barreras? Para responder, podríamos considerar estos tres puntos.

1. ¿Es el momento preciso?

Sueñas con convertirte en cantante algún día, pero jamás has tomado ninguna clase de canto. Se presenta la oportunidad para cantar en un show abierto al público cerca de tu trabajo. ¿Cuál es la decisión más acertada? Debes pensar en tus habilidades.

Aunque es cierto que siempre podemos aprender un poco más, todavía es más inteligente reconocer cuándo tenemos las habilidades básicas para emprender una tarea. En el caso del show musical, sería mejor practicar un poco antes de comenzar a cantar frente a un público que va a valorar nuestra actuación.

2. ¿Has especificado tu propósito?

Tener una idea clara de nuestras prioridades y metas nos ayudará a aceptar los desafíos que encontremos a lo largo del camino. Es inevitable encontrar desafíos, aquello que cambia es nuestra actitud hacia ellos.

Un punto importante respecto a los desafíos es identificar las razones que nos levan a afrontarlos. Esta lista, con sus pensamientos asociados, nos ayudará en esos momentos de dificultad en los que nuestra motivación se vea amenazada.

Camino de nenúfares

3. ¿Estás dispuesto a enfrentar los desafíos?

Salir de nuestra zona de confort demanda una inversión de tiempo y esfuerzo. Ya sea hablando en público, aprendiendo a decir “no” o poniéndonos las zapatillas y encaminándonos por senderos nunca recorridos. Todos los desafíos a los que nos enfrentamos requieren valor, esfuerzo y atención (recordemos que hablamos de un terreno desconocido para nosotros).

¿Cómo están tus fortalezas? ¿Cómo te sientes anímicamente? Una buena manera de encontrar respuesta para estas preguntas es a través de la reflexión. Sólo al saber las respuestas podrás decidir si es el momento de salir de tu zona de confort o, por el contrario, es mejor que intentes salir de otra forma o que te quedes en ella. Por otro lado, una vez tomada la decisión, ponte en marcha, no lo aplaces, hoy mejor que mañana, ahora mejor que después.

En el caso de Bilbo, las tres preguntas tuvieron respuestas favorables. Él tenía la disposición para las aventuras, quería enfrentar los desafíos y tenía suficiente tiempo para ello. Además, tenía un propósito claro: ayudar a los enanos a reconquistar su Montaña.

Camila Thomas

Joven impetuosa, lectora incansable. Estudiante e investigadora.

Ver perfil »
Te puede gustar