La visualización creativa, una herramienta para alcanzar metas - La Mente es Maravillosa

La visualización creativa, una herramienta para alcanzar metas

Pedro González Núñez 25 julio, 2018 en Desarrollo personal 0 compartidos

Alcanzar aquello que queremos no es fácil, hacen falta algo más que deseos y buena intención. No obstante, nuestro pensamiento puede ser un gran aliado para iniciar el recorrido hasta nuestros sueños, si lo utilizamos de forma adecuada. La técnica de la visualización creativa puede ayudarnos a ello.

Ahora bien, esta técnica no hará que todo surja como por arte de magia. Es necesario aplicarla junto a elementos como el esfuerzo, la pasión, la constancia y las ganas. Y sobre todo, es muy importante creer en las posibilidades que se van creando. Veamos a continuación en qué consiste esta poderosa técnica.

La visualización creativa

Cuando nos referimos a la visualización creativa, hablamos de una técnica cognitiva que utiliza la imaginación para crear imágenes mentales en las que proyectar las metas que deseamos alcanzar y generar de este modo cambios positivos en nuestras vidas.

Hombre realizando la técnica de la visualización creativa

Así, esta técnica combina el poder de la visualización, es decir, de ver aquello que queremos que suceda o conseguir y la creatividad, la capacidad para inventar e ir más allá de los límites.

Según los expertos, la finalidad de esta técnica no solo aumentar la autoestima, sino también la confianza en nosotros mismos y además, la posibilidad de aportarnos una forma de afrontar la consecución de aquello que deseamos.

Además, al practicar la técnica de la visualización creativa modificaremos tanto nuestros pensamientos como nuestras emociones a través de la imaginación, con el objetivo de alcanzar una sensación de bienestar individual y social.

Visualización creativa paso a paso

La técnica de la visualización creativa no es tan sencilla como parece, ya que no solo basta con imaginar. Además, es necesario tener la mente abierta y superar todas las creencias limitantes que de vez en cuando nos inundan de miedos y preocupaciones. A continuación explicamos una serie de pautas a considerar antes de llevarla a la práctica.

Objetivos claros y alcanzables

El primer punto es esencial. Los objetivos deben ser claros y realistas. Es decir, debes saber qué quieres conseguir y además, tener claro que de algún modo puedes alcanzarlo. Así, combinando tu imaginación y tu sensatez, podrás llegar a obtener eso que tanto deseas. No obstante, el siguiente paso nos permitirá avanzar un poco más en esta carrera de fondo.

Generación de imágenes

Como es lógico, hay que ser capaz de imaginar aquello que queremos alcanzar, es decir, tenemos que crear en nuestra mente las situaciones o metas que queremos conseguir de forma detallada y concreta. La memoria y la imaginación son buenas aliadas para ello.

Mantener la visualización

Es necesario conservar y sostener en el tiempo estas imágenes en la mente de forma intencionada. De ahí que se recomienda hacerlo en un lugar tranquilo, alejado de distracciones, y donde se puedan reproducir con nitidez.

Los expertos también recomiendan realizar este proceso un par de veces al día durante 10 o 15 minutos.

Revisión de las imágenes

Las imágenes creativas que se generen han de ser inspeccionadas. Hay que cuidar que estas sean fieles a la realidad que queremos alcanzar. Por ello, es necesario generar tanto las emociones como los pensamientos que suponemos que tendremos en ese momento.

Hombres con gafas pensando

Transformar las imágenes

Una vez que conozcamos bien las imágenes, llega el momento de transformarlas si identificamos que nos generan cierta negatividad o malestar. Es decir, hay que trabajar en nuestras imágenes hasta que nos lleven al punto óptimo de satisfacción y bienestar.

Ideas para aplicar la técnica

Como vemos, no vale solo con soñar que seremos campeones de atletismo y pensarlo cada día. Es decir, esta técnica requiere de ciertas recomendaciones que nos servirán para que la implantemos de forma eficaz:

  • En primer lugar, abre tu mente. Si no posees una mente abierta, esta técnica no es eficaz en absoluto. Solo con un pensamiento creativo podrás identificar las oportunidades que se presenten para cumplir tus metas.
  • Mantén una actitud positiva constante. Tanto el pensamiento como la palabra pueden ayudar a reforzar las imágenes mentales, lo que a su vez combate las dudas y negatividades que pudieran surgir.
  • La constancia es vital. Nunca dejes de probar y de creer en ti; de lo contrario, no alcanzarás nunca las metas propuestas.

Por último, es muy importante que tengas en cuenta que la visualización creativa es solo una parte del recorrido que te llevará hasta tu meta. Con esto queremos decir que además de imaginar y recrearte en tu sueño, luego tienes que esforzarte y poner de tu parte para que poco a poco se haga realidad. Imaginar, pensar, recordar no es suficiente sin esforzarse, planificar y actuar.

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar