Ocho ideas sorprendentes sobre el funcionamiento de tu cerebro

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 24 enero, 2014
Edith Sánchez · 24 enero, 2014


El desarrollo del cerebro es una tarea que le ha tomado millones de años a la naturaleza. Se trata de un órgano complejo y extraordinario que aún no ha sido comprendido del todo. Los estudios sobre el cerebro son relativamente recientes. Por eso hay datos y hechos que siguen causando sorpresa entre expertos y novatos.

En este artículo te contamos sobre algunos datos poco conocidos, que seguramente te sorprenderán.
 

El cerebro se activa por la noche

Aunque te parezca extraño, el cerebro se vuelve más dinámico a medida que el resto del cuerpo disminuye su actividad. Es más laborioso durante el sueño. Lo que pasa es que las funciones empleadas para la vigilia y las que se usan mientras estamos dormidos se alojan en zonas diferentes de este órgano.
 

Es el principal órgano de la sexualidad

Solamente los delfines y los seres humanos tienen sexo por placer. Durante las experiencias sexuales el cerebro libera las sustancias que hacen posible la percepción del disfrute. La atracción y la intensidad del placer dependen principalmente de la química cerebral.
 

Diferentes tamaños

El cerebro del hombre es más grande que el de la mujer. Los estudios indican que el masculino pesa 1.35 Kg, mientras que el femenino pesa 1.21 Kg. Esto no incide de ninguna manera en la inteligencia. La prueba es que el cerebro del Hombre de Neandertal era mucho más grande que el de los seres humanos de hoy día.
 

Desconexión automática

El cerebro humano tiene la capacidad de hacer una desconexión automática de la percepción, cuando estamos frente a olores fétidos. Estos son experimentados en un primer momento con gran intensidad, pero pasado un tiempo dejar de sentirse.
 

El 80% del cerebro es agua

Pareciera sólido completamente. Pero lo cierto es que el 80% del cerebro está compuesto de agua. De ahí la importancia de mantenerte hidratado. La falta de líquido no solamente incide en una gran dificultad para mantener activo el cuerpo, sino que también ralentiza la mente.


Tiene grandes necesidades de oxígeno

Todas las prácticas orientales de meditación hacen hincapié en la importancia de la respiración. Quizás esa sabiduría milenaria tenga por base un hecho que fue intuido desde la antigüedad: el cerebro es el órgano del cuerpo que mayor cantidad de oxígeno demanda. Cerca del 20% del oxígeno y de las calorías que ingresan al cuerpo son utilizadas por el cerebro, pese a que desde el punto de vista anatómico representa solamente el 2% del cuerpo.

No siente dolor

Lo que duele, cuando tú sientes que te duele la cabeza, no es el cerebro. El dolor se aloja en las estructuras externas de ese órgano, básicamente en la red nerviosa de la cabeza. La gran paradoja es que el cerebro es el que permite percibir el dolor en el resto del organismo, pero él mismo no lo siente.
 

Neuronas y memoria

Si pudieras poner tus neuronas en fila india, formarían una línea de mil kilómetros de longitud. Las neuronas olfativas tienen un promedio de vida de 60 días; aun así, se sabe que la memoria olfativa es la más potente de todas. La memoria de corto plazo solo es capaz de retener entre 7 y 9 datos, por un lapso de 10 segundos. La memoria sensorial puede acumular un número alto de datos; muchos más que la memoria intelectual.

Si te ha gustado este artñiculo también te gustará:
Hemisferios cerebrales y personalidad: ¿Un mito se derrumba?

Foto cortesía de Lightspring