El método japonés de las 5S para armonizar la vida - La Mente es Maravillosa

El método japonés de las 5S para armonizar la vida

Ana Elisabet Amarilla 12 agosto, 2018 en Hábitos saludables 0 compartidos

El método japonés de las 5S se caracteriza por identificar cinco principios básicos en pos de mejorar nuestra calidad de vida; principios que, a su vez, se edifican sobre dos pilares: el orden y la limpieza. La técnica japonesa puede ser aplicada en diversas circunstancias de la vida, sea laboral o personal. Incluso, muchas empresas optan por implementarlo para aumentar su producción y la manera de enfrentar la jornada laboral.

El método de las 5S fue implementado en la empresa Toyota durante el año 1960 para garantizar un lugar de trabajo mucho más ordenado, higiénico y eficiente. La empresa buscaba aumentar su productividad laboral, siendo una de las herramientas más empleadas junto al método Kaizen.

Desde entonces, el método 5S es utilizado en diversas organizaciones de diferentes sectores debido a su amplia difusión. Además, también puede ser aplicado en el ámbito educativo, pues permite fomentar hábitos de higiene ya a edades tempranas. De este modo, su fundamento psicopedagógico está basado en promover un cambio cultural en cuanto a los hábitos de limpieza impuestos desde las instituciones educativas.

¿Qué es método de las 5S y para qué sirve?

El método japonés de las 5S hace alusión a cinco principios fundamentales, los cuales comienzan con la letra S. Si bien es una metodología que puede aplicarse sin ninguna clase de inconvenientes en la vida diaria, pues no requiere de una preparación previa, es significativo que sea respetada de manera rigurosa para optimizar los resultados.

Lo ideal es practicarla de manera ordenada y sistemática para que sea efectiva, ya que la perseverancia es una de las claves de la técnica y una manera de naturalizarla como forma de vida. Tales principios son:

Seiri

Seiri es un proceso de criba en el que se deja a un lado lo innecesario. La persona realiza un esfuerzo analítico para identificar qué es lo que realmente necesita y separarla de aquello que solo ocupa espacio. De este modo, lo ideal es que después de dicha clasificación se realice el respectivo desecho de todo aquello que no se utiliza y que además signifique un estorbo.

Mujer ordenando armario

Otra de las ventajas de efectuar la clasificación es que permite identificar aquellos elementos que son necesarios y con los que la persona todavía no cuenta. Un criterio que se tiene para otorgar un grado de importancia a los objetos es preguntarse cuándo fue la última vez que se usó. Si se verifica que hace más de un año que no se ha utilizado, lo ideal es desecharlo.

De este modo, dicha clasificación prepara el material de trabajo para la siguiente etapa, que es la de elegir el mejor sitio para cada elemento.

Seiton

Es la segunda etapa y se caracteriza por la organización. Precisamente, se deberá situar los objetos en el lugar correcto e identificar los de mayor importancia, para colocarlos en lugares más accesibles.

De este modo, se pueden delimitar y etiquetar áreas determinadas de clasificación. En definitiva, se trata de organizar todo el espacio de trabajo de manera que la pérdida de energía y tiempo sea mínima a la hora de buscar.

Seiso

Es una etapa en donde se efectúa la limpieza propiamente dicha. La idea es suprimir toda la suciedad existente, para lograr un trabajo integral de higiene. Además, lo ideal es identificar qué es lo que ocasiona suciedad y evitar que vuela a generarla.

Seiketsu

Señalizar las anomalías, detectándolas y resolviéndolas, para evitar que se genere un efecto en cadena. De esta manera, se recordará que la limpieza debe mantenerse todos los días, para evitar nuevamente el desorden.

Libro ordenados en una estantería con forma de cabeza

Shitsuke

Por último, se establece una doctrina para seguir mejorando día a día, a través de la disciplina. De este modo, se deberá seguir trabajando, tendiendo presente las 5S como método de orden, higiene y eficiencia. 

Aplicar el método de las 5S en el trabajo es una manera de controlar los espacios y optimizar el tiempo. No obstante, recordemos que se trata de una metodología que puede emplearse perfectamente en la vida personal, en donde la clasificación, organización, limpieza y señalización de las anomalías o problemas facilita el camino hacia el bienestar.

Ana Elisabet Amarilla

Licenciada en Comunicación Social, cursando el posgrado de especialización en Comunicación Digital e interesada en el bienestar del alma.

Ver perfil »
Te puede gustar