Cinco consejos para tener un espacio de trabajo acogedor

Cinco consejos para tener un espacio de trabajo acogedor

José Maria Tabares 6 septiembre, 2013 en Actualidad y psicología 39 compartidos

Tener un espacio de trabajo limpio, ordenado y en la medida de lo posible espacioso es muy importante para desarrollar nuestra actividad laboral con efectividad. De esta forma conseguiremos mejores prestaciones y una mayor concentración, junto al reconocimiento de nuestros superiores y compañeros de trabajo tras “el deber cumplido”.

Como habréis comprobado, disponer de un espacio de trabajo de estas características solo os aportará beneficios. ¿Y vosotros? ¿Pensáis que vuestro despacho no está lo suficientemente ordenado y espacioso para desarrollar vuestro trabajo con normalidad? Pues si es así, os sugerimos que leáis estos consejos.

Evita los espacios tan abiertos si buscas concentración

Siempre se ha creído que una oficina con muchos escritorios y espacios muy abiertos es la mejor manera de fomentar la comunicación entre los trabajadores, creando así más cohesión y sentimientos de unidad entre ellos. Sin embargo, esto también puede tener sus desventajas.

Si trabajamos en espacios tan abiertos, a la larga nos distraeremos más, desatenderemos nuestros deberes profesionales y tendremos menos privacidad. ¿La razón? Al estar rodeados de tanta gente, siempre “caeremos en la tentación” de desconectar de todo el estrés acumulado hablando con alguien de nuestro entorno de trabajo.

¿Escritorios ordenados o desordenados?

Este es el eterno debate. Cuando éramos pequeños, nuestras madres siempre nos decían que era mejor tener todo el escritorio ordenado para así concentrarnos mejor. Pero esto no es del todo así. Según qué tipo de personas, el desorden y el “caos” en un escritorio puede ser mejor para desarrollar la creatividad.

En definitiva, esto ya depende de cada uno. Siempre es bueno tener un mínimo de orden. Pero como este es un término tan relativo, aquí eres tú el que mandas.

Curvas y más curvas

Está más que demostrado que lugares de trabajo que poseen todo tipo de curvas y formas no tan cerradas hace que nos sintamos como si estuviésemos en un sitio que nos aporta paz y tranquilidad. Y es que las curvas hacen que inconscientemente nos sintamos en lugares no tan cerrados o claustrofóbicos.

Espacios con vistas y con temas naturales

Cuando llegamos a nuestro espacio de trabajo, en muchas ocasiones nos sentimos como encerrados en una jaula. ¿Qué te parecería la idea de ajustar las vistas de tu escritorio hacia la ventana? Así conseguirás unas mejores vistas y te librarás de esa sensación de estar prisionero en un lugar pequeño.

Si te es imposible hacer esto, pues también podrías poner un poco de plantas y flores alrededor de tu despacho que hará sentirte en un espacio mucho más natural y abierto.

Personaliza tu espacio de trabajo

Aquellas personas que le dan un toque más personal a su escritorio/oficina obtendrán mejores prestaciones. ¿La razón? Pues básicamente porque se sienten mucho más cómodos en un espacio donde se sentirán identificados con elementos que forman parte de sus vidas (recuerdos, fotos familiares, regalos…)

Así mismo, cuando decoramos un lugar donde vamos a pasar mucho tiempo, solemos ser muy detallistas, provocando que también desarrollemos nuestra creatividad e imaginación en nuestro espacio de trabajo. ¿Acaso existe algo mejor?

Imagen por cortesía de Batuhan Kök

José Maria Tabares

Ver perfil »
Te puede gustar