El mito de Poseidón, dios de los océanos

Edith Sánchez·
30 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
30 Abril, 2020
El mito de Poseidón habla acerca del dios de los océanos, una deidad fundamental para todos los pueblos mediterráneos, con gran tradición marinera. Este dios, junto con Zeus y Hades, fue el que destronó a Cronos y creó el famoso Olimpo.

El mito de Poseidón es uno de los más importantes de la antigüedad. Hay que recordar que los dioses olímpicos vencieron a los titanes, comandados por Cronos, divinidad suprema en ese entonces. Tras el triunfo, las nuevas deidades se repartieron lo existente y Zeus se quedó con el cielo, mientras que para Hades se reservó el inframundo y a Poseidón el correspondieron las aguas.

Los griegos pensaban que la tierra era un elemento que flotaba sobre “aguas primigenias”. Por lo mismo, el mito de Poseidón también señala que este dios gobernaba los movimientos telúricos. También se le asociaba con algunas perturbaciones mentales y con ciertos animales, como los caballos y los toros.

El dios de los océanos tuvo una participación muy activa en varios episodios de la mitología griega. Se hizo presente en la fundación de Atenas y también tuvo un papel protagonista en la famosa guerra de Troya.

El mito de Poseidón dice que fue precisamente esta deidad la que hizo que Odiseo tardara muchos años en volver a su tierra para reunirse con su amada Penélope.

Pero más maravilloso que la sabiduría de los ancianos y que la sabiduría de los libros es la sabiduría secreta del océano”.

-Howard Phillips Lovecraft-

Grecia

El mito de Poseidón: el origen

Hay que recordar que en la mitología griega quien reinaba era Cronos, antes de que aparecieran los dioses del Olimpo. Un oráculo le aseguró a este dios que uno de sus hijos le destronaría; por esa razón, cada vez que tenía un vástago, el propio Cronos se lo engullía. Sin embargo, el futuro dios de los océanos se salvó de esa suerte por un ardid de su madre, Rea.

Cuenta el mito de Poseidón que Rea fingió haber dado a luz a un potro y Cronos lo engulló. Mientras tanto, ella ocultó a su hijo en un rebaño de ovejas. Arne, hija de Eolo, el dios de los vientos, fue su niñera. Luego Poseidón fue criado por los Telquines, que eran nueve hermanos con cabeza de perro y la parte inferior del cuerpo en forma de pez.

Los Telquines conocían el arte de la herrería y la metalurgia. Por eso fabricaron para Poseidón un instrumento que luego se convertiría en un símbolo de esa deidad: el tridente. Más adelante, junto con su hermano Zeus, combatió a Cronos y vencieron. Tras la victoria se quedó con el dominio sobre los océanos del mundo.

El surgimiento de Atenas

Según el mito de Poseidón, Atenas se estaba convirtiendo en una próspera ciudad y tanto Atenea como Poseidón querían ser sus regentes. El conflicto finalmente debía dirimirlo Cécrope, rey de los atenienses. Para influir en su decisión, los dos dioses le hicieron un obsequio.

Poseidón golpeó la tierra con su tridente y así nació un manantial de agua, que le regaló a la ciudad. Sin embargo, este dios solo gobernaba sobre los mares, así que el agua que brotó era salada, lo cual servía de poco a los ciudadanos.

Atenea, por su parte, le enseñó al rey los secretos del cultivo del olivo. Esto impresionó a Cécrope, que de inmediato la nombró patrona de la ciudad.

Poseidón se enfureció e inundó parte de la región con sus aguas saladas. Más adelante cobró la vida del sucesor del rey que le había dado el patronazgo de Atenas a Atenea. Aun así, los griegos siempre le rindieron culto, ya que ese pueblo marinero no podía prescindir de la protección de ese dios durante sus travesías.

Poseidón

La gran descendencia de Poseidón

Como otros dioses del Olimpo, Poseidón no fue un modelo de fidelidad, sino todo lo contrario. Formalmente su esposa era la ninfa Anfitrite, diosa del mar tranquilo.

Como regalo de bodas, el dios de los océanos le obsequió una corona hecha con perlas y conchas. Ella, de hecho, no quería casarse con él, pero aceptó después de que uno de sus mensajeros se lo suplicara.

Tras la unión, Poseidón no dejó de tener muchas aventuras amorosas, con diosas, ninfas y mortales. Por lo mismo, tuvo una enorme descendencia. Una mujer llamada Tiro fue una de sus amantes. Esta era casada, pero estaba enamorada del dios-río. Poseidón se hizo pasar por él y se unió a ella, dando como resultado dos hijos que se convertirían en héroes: Pelias y Neleo.

Violó a una doncella llamada Céneo, quien tras el hecho le pidió que la convirtiera en hombre y el dios accedió. También tuvo romances con su nieta y con su abuela.

Con frecuencia, se transformaba en algún animal para poseer a las mujeres que deseaba y esto hizo que tuviera hijos sin forma humana, como Arión, un caballo que tenía el don de la palabra, y el famoso vellocino de oro.

Hamp, E. P. (1970). Postscript on Demeter and Poseidon. Minos: Revista de filología egea, (10), 93-95.