7 diferencias entre un cuento y una novela

¿Qué prefieres? ¿Un cuento? ¿Una novela? Con todo lo que tienen en común, ¿alguna vez te has parado a pensar en qué se diferencian?
7 diferencias entre un cuento y una novela

Escrito por María del Mar García, 07 octubre, 2021

Última actualización: 07 octubre, 2021

Las dos pertenecen al género épico o narrativo, pero lo cierto es que son dos subgéneros con características totalmente diferentes entre sí. Hoy queremos hablar de las 7 diferencias entre un cuento y una novela.

Quizás ya tengas una ligera idea de que no son narraciones iguales. No obstante, en el siguiente artículo profundizaremos en todos los aspectos literarios que influyen en su desarrollo paralelo. Veamos.

Semejanzas entre un cuento y una novela

Los cuentos y las novelas corresponden al acto de comunicación narrativo. Es decir, aquel que empleamos cuando relatamos una serie de acciones protagonizadas por unos personajes en un tiempo y lugar determinados. Por eso, presentan características que los unen:

  • Son habituales en la sociedad. De hecho, ambas creaciones se encuentran en cualquier parte del mundo.
  • Por otra parte, la narrativa literaria es una narrativa autorreferencial o ficcional. Es decir, quien nos cuenta las historias no es el autor, sino el narrador (la voz que crea el autor).
Persona leyendo un libro

Diferencias entre un cuento y una novela

Por supuesto, a pesar de que ambos subgéneros pertenezcan a la narrativa, se diferencian entre sí en 7 características principales: la brevedad, la temática, el argumento, el espacio-tiempo, los personajes, la edición y el propio título.

Cuento

Su origen proviene de la tradición oral. De hecho, según advierte la especialista María Jesús Zamora Calvo, durante la Edad Media se preferían otros términos para referirse a las narraciones breves: fábulas, fabiellas, exiemplos, apólogos, proverbios, castigos, etc.

El término “cuento” procede del verbo latino computare, con el sentido de ‘calcular, computar’. De esta acepción, pasa a significar ‘relatar historias’ y en este momento, en vez de enumerar objetos, pasa a enumerar acontecimientos. Aparte del origen, también presenta otras diferencias a considerar por su:

  • Brevedad: la diferencia principal entre un cuento y una novela es su brevedad. En este sentido, el cuento suele ser mucho más breve que la novela.
  • Temática: los cuentos van a presentar un carácter monotemático. Es decir, se centra en un único aspecto.
  • Argumento: por norma, más sencillo que el de una novela.
  • Espacio-tiempo: existe unidad espacio temporal. Es decir, los hechos se suelen producir en un único ámbito o lugar, y en un momento no muy prolongado.
  • Personajes: los protagonistas suelen ser esquemáticos (cumplen un rol). Por norma, lo que sabemos de ellos se restringe al marco espacio-temporal del cuento.
  • Edición: en general, los cuentos suelen editarse por antologías.
  • Título: el título de los cuentos suele ser descriptivo de la narración.

Novela

En la actualidad, la novela vive un periodo de esplendor absoluto, y esto lleva siendo así desde aproximadamente el siglo XIX; tal y como recoge un artículo publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México en 2018.

En esta línea, es una narración extensa (pero no tanto en un sentido cuantitativo, sino más bien de implicaciones). Por lo tanto, una novela va a ser una narración que difiera del cuento debido a su:

  • Brevedad: es una narración que suele ser extensa. De hecho, es habitual que el narrador se anime a hacer digresiones (divagaciones en la historia).
  • Temática: en una única novela se pueden tratar diferentes temas que confluyan entre sí sin contrarrestarse (fantástica, terror, aventuras, romántica, policiaca, del oeste, existencial, etc.).
  • Argumento: no hay esquematismo argumental.
  • Espacio-tiempo: el tiempo y espacio cambian. Así, el tiempo es más largo y la acción se desarrolla en diferentes lugares (de hecho, hay más de una). Además, las épocas también aparecen descritas con gran lujo de detalles.
  • Personajes: los protagonistas ya no van a ser esquemáticos ni van a responder a una única idea, sino que su construcción es mucho más compleja, con una descripción más extensa y profunda.
  • Edición: la novela, a diferencia de los cuentos, puede editarse individualmente.
  • Título: en los cuentos esta parte anticipaba lo que íbamos a leer. Sin embargo, en la novela no pasa esto (por ejemplo, véanse los casos de La colmena de Camilo José Cela o El árbol de la ciencia de Pío Baroja). De esta forma, no necesita captar la atención del lector de forma inmediata porque la novela dispone de perspectiva, por eso el título no es determinante.
Mujer leyendo un libro en la cama

Cuento y novela, creaciones diferentes

Quizás antes ya te habías imaginado que la brevedad era una de las diferencias principales entre un cuento y una novela, pero esperamos que esta información te haya sido de utilidad para profundizar aún más en tus conocimientos literarios. De hecho, la ciencia que estudia estos aspectos se conoce como teoría de la literatura, y es fundamental para establecer una clasificación profunda y sólida en la medida de lo posible.

Ahora, ante una sociedad totalmente tecnológica, se enfrenta a nuevos retos que están afectando a algunas cuestiones como la autoría, el mensaje, la comunicación emisor-receptor o la industria editorial (cualquiera puede abrirse un blog y desarrollar un nuevo subgénero). Por eso, habrá que esperar y estar atentos a las novedades de los futuros cuentos y novelas.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los géneros literarios más importantes?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Cuáles son los géneros literarios más importantes?

Los géneros literarios más importantes son 3 o 4, siguiendo el criterio natural de clasificación basado en el puro acto comunicativo.