El poder de la imaginación - La Mente es Maravillosa

El poder de la imaginación

Gema Diez 7, Julio 2013 en Curiosidades 100 compartidos

El valor de una imaginación fértil, es la fuente de todo pensamiento creativo, y mucho más importante que el conocimiento; es una de las principales razones por la que la mayoría de personas no tienen éxito, porque no han aprendido a usar la imaginación. .


LA IMAGINACIÓN EN EL NIÑO

Todos nacemos con una imaginación muy activa, como sucede con los niños, que viven en un mundo de fantasía durante unos años, la cual se trata de una fase normal del desarrollo de la personalidad, pero cuando los poderes de razonamiento superiores comienzan a madurar rápidamente, el niño progresa a un mundo de realismo.

Muchos jóvenes abandonan casi por completo el uso de su imaginación en esta etapa de sus vidas, y otros hacen uso de su imaginación de una manera constructiva; es aquí donde los padres juegan un papel muy importante, ya que pueden dar a su hijos alguna salida creativa para su imaginación, mientras que otras reprimen o inhiben la imaginación del niño.

En realidad, cada ser humano tiene una imaginación, que puede estar reprimida, distorsionada o inactiva, pero existe, y es más potente que la fuerza de voluntad, pero cuando existe un conflicto entre ámbas -imaginación y fuerza de voluntad-, siempre gana la imaginación.


CÓMO DESARROLLAR UNA IMAGINACIÓN CREATIVA

La capacidad que tiene la mente para cambiar la imaginación a la realidad, es muy poderosa; para hcer que tu mente sea creativa, sigue los siguientes pasos:

Describe o carga la imagen deseada, viéndote a tí mismo con éxito, como a tí te gustaría.

Respira profunda y relajadamente, sé más receptivo y capaz de crear una imagen más detallada, ya que lo que imagines debe de ser lo más parecido a la experiencia real como te sea posible, prestando atención a las vistas, sonidos, olores, sabores y cualquier otro detalle de la escena.

Imagína los resultados deseados, que están sucediendo realmente, e imagínate en el tiempo presente con frases como "Yo soy".y olvídate del "espero" o "Voy a tratar de".

Crea emociones positivas como la alegría, la relajación a felicidad en la escena o el orgullo de la situación, y sonríe mientras lo estás imaginando.

Dedica 5 minutos para visualizar mentalmente la imagen que deseas que se haga realizad, por lo menos dos veces a la semana. Prueba a primera hora de la mañana, antes de levantarte de la cama y de nuevo en la noche justo antes de dormir; libérate de tensiones, e imagínate en un lugar tranquilo y relajado.

Imagen cortesía de Claudio Ar

Gema Diez

Ver perfil »
Te puede gustar