El principal sentimiento de la vida es el amor

26 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Pon amor en cada cosa que haces, piensas y deseas. Ofrécelo en libertad y permítete recibirlo. Porque el amor auténtico no duele, te transforma y te empuja a crear la vida que deseas al llenar de ilusión y pasión cada una de las metas que te propones.

El principal sentimiento de la vida es el amor. Ninguna realidad trasciende tanto al ser humano como ese filtro que todo lo ilumina. Con él expresamos, validamos a los demás y nos validan, con esta dimensión formamos alianzas, atendemos, cuidamos e incluso soñamos. Porque cada cosa que nos rodea puede conjugarse con el verbo amar, aunque no siempre nos demos cuenta de ello.

Para comprenderlo mejor imaginemos ahora a alguien que sale de casa para trabajar. Antes de hacerlo, lo más probable es que se despida de alguien: de su pareja, de sus hijos, de sus padres, de su mascota… El amor está en todos esos comportamientos. Ahora, esa persona sale a la calle y ve un cartel publicitario, ese cuya estrategia de marketing es despertar emociones, como la de alguien que le regala un perfume al ser amado.

Más tarde, nuestro protagonista acude al trabajo, a esa ocupación laboral que es también la pasión de su vida. Hacer y dedicarnos a algo que amamos nos reconforta y da sentido a nuestra existencia. Horas después, esta persona recibe un mensaje de su mejor amigo, ese compañero de penas y alegrías que le escribe para preguntarle qué tal le va todo.

El amor es la tinta que describe todas estas situaciones. Es este sentimiento el que nos enriquece más que ningún otro y el que saca lo mejor de nosotros mismos. Así, y aunque a menudo digamos aquello de que el cerebro es un órgano puramente social, cabe matizar un aspecto: el cerebro habla el lenguaje de las emociones y su principal idioma no es otro que el amor.

Cerebro con corazón representando que El principal sentimiento de la vida es el amor

El principal sentimiento de la vida es el amor

Cuando decimos que el principal sentimiento de la vida es el amor, puede sonar algo desmesurado. Opinar así implica relacionar la palabra «amor» con el romance, con una relación de pareja. Sin embargo. asumir solo dicha cara de esa figura poliédrica que es el amor, es quedarse corto.

La amistad, la familia, las pasiones, el amor propio, la admiración… Todo está revestido por esta aleación que tiene, al fin y al cabo, un gran impacto en los pensamiento, las emociones y los comportamientos. Amar es una vivencia subjetiva que puede, sin embargo, analizarse de manera sistemática en muchas de las cosas que hacemos.

Darnos cuenta de ello, tomar conciencia de que esta área puede hacer que le demos un mayor sentido a nuestra vida, es algo que deberíamos poner en práctica.

El amor es un arte y por tanto debe ser comprendido y practicado

Fue Erich Fromm quien en 1956 explicaba en su libro El arte de amar que este sentimiento debería verse como una forma de arte. Al percibirlo de este modo, las personas tendríamos dos obligaciones. La primera entender la teoría, saber cuál es su esencia, su significado, su finalidad.

Por otro lado, y no menos importante, hay que saber amar y para eso se necesita práctica, buen hacer y buena voluntad. E insistimos una vez más, esta área no define solo el vínculo entre dos personas que son pareja.

El principal sentimiento de la vida es el amor porque todo lo impregna, lo trasciende y, con él, como decía el filósofo José Ortega y Gasset, alcanza la plenitud.

La palabra amar expresa en realidad múltiples sentimientos

Si hay algo que refleja el término amar es el afecto por alguien. No obstante, también describe gustos y pasiones (adoro la música, me apasionan los libros de Murakami, me encanta pasear bajo la lluvia en verano…). Todo ello, son sentimientos arraigados al amor y que nos demuestran la riqueza de este multisentimiento.

Así, y solo como curiosidad, es interesante saber que los idiomas son el más maravilloso ejemplo de ese crisol de significantes y significados que tiene el término amor. Pongamos algunos ejemplos:

  • Forelsket (término nórdico que describe la euforia que sentimos cuando nos enamoramos por primera vez).
  • Retrouvailles (palabra francesa que expresa la felicidad que sentimos al ver de nuevo a alguien amado, ya sea un amigo, un familiar, la pareja…)
  • Radljost (término islandés que describe nuestra capacidad para encontrar la luz en medio del camino cuando por fin, nos amamos lo suficiente como para confiar en nuestras capacidades).

El principal sentimiento de la vida es el amor: porque el amor es acción

Amar no se conjuga en voz pasiva. Esta dimensión no está hecha para meditarla en quietud o en las caracolas de nuestra soledad y pensamientos. El principal sentimiento de la vida es el amor porque solo adquiere sentido a través de la acción. De este modo, si lo concebimos como pasión, debe invitarnos a esas actividades que nos infunden esa sensación, como es un trabajo, una meta, una afición…

El afecto se demuestra actuando, para que ese amor por nuestra pareja, familia y amigos tenga auténtico sentido necesitamos de comportamientos que lo demuestren, que lo hagan llegar en un acto auténtico de reciprocidad.

Por otro lado, y no menos importante, también el amor propio necesita de una conducta valiente que permita comportarnos de acuerdo a nuestros valores, principios y deseos dándonos lo que necesitamos y merecemos.

Cabeza con corazón simbolizando que el principal sentimiento de la vida es el amor

El amor nos hace mejores

En un interesante trabajo de investigación titulado La nueva psicología del amor, Aron y Tomlinson describen esta dimensión como un mecanismo de gran trascendencia a través del cual definimos nuestras identidades. Y no solo eso: también nos invita a ser mejores.

Al fin y al cabo, el amor facilita la conexión, el interés por el otro y el deseo de generar el bien. Cuando amamos, nos comprometemos con algo o alguien y eso ofrece un incentivo maravilloso a nuestra existencia.

Para concluir, no dudemos en entender nuestra realidad a través de este filtro. Activarlo no cuesta nada y el cambio puede ser muy enriquecedor.