El reino de los fantasmas del hambre

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 7 mayo, 2019
Sonia Budner · 7 mayo, 2019
Desde la perspectiva de la adicción como conducta compulsiva muchas personas podrían ser consideradas adictas a algo. El Dr. Gabor Maté hace un recorrido extraordinario por el origen, las causas reales y la persistencia de las adicciones en su magnífico libro En el reino de los fantasmas del hambre.

El Dr. Gabor Maté es uno de los estudiosos con más prestigio en el campo de la adicción y es, además, autor de libro En el reino de los fantasmas del hambre. Es una figura considerada por sus trabajos con personas con altos niveles de adicción y trabaja especialmente con drogodependientes en el Downtown Eastside de Vancouver.

Maté define la adicción como un continuo que va desde el drogodependiente al que evitaríamos en una esquina hasta los adictos al trabajo, los compradores compulsivos o los adictos a la comida. Gabor Maté sostiene que todos poseemos adicciones en alguna medida y sostiene que las mismas surgen de nuestro propio núcleo emocional.

Su teoría, de la cual habla en profundidad en El reino de los fantasmas del hambre, nos muestra la adicción arraigada en el abuso infantil. Según Maté, los primeros años de vida son los que dictan la probabilidad y el tipo de adicción. De sus experiencias clínicas concluyó que la fuente de la adicción está en las sustancias químicas formativas del cerebro.

Comparó también estudios que relacionan la falta de amor, el abuso y el tipo de apego con la deficiencia en la capacidad de procesar endorfinas y dopamina. Estas sustancias están vinculadas a las sensaciones de placer y de reducción del dolor. En este sentido, sería la adicción la encargada de reemplazar esa carencia en la neuroestimulación.

Chica con problema de adicción a sustancias

¿Somos todos adictos?

En el libro, Gabor Maté habla sobre el espectro de la compulsión que él entiende como adicción. También refleja de forma brillante cómo todas las personas pueden ser susceptibles de formar parte de dicho espectro de comportamiento compulsivo en mayor o menor medida.

Sus ejemplos van desde ver televisión, comprar compulsivamente, el sexo, la comida e incluso la adicción a mantenerse entretenidos. Explica que, al verlo desde este punto de vista se produce un efecto espejo en el que todos podemos vernos reflejados; de manera individual pero también en el plano colectivo.

Las adicciones nacen del dolor

En el reino de los fantasmas del hambre, Gabor explica que, en realidad, el origen de toda adicción es el dolor por traumas más o menos severos sufridos en la infancia. Ese sería el origen, pero el problema real radica en los intentos fallidos de llenar un vacío interno a través de medidas externas. Ninguna de estas medidas externas trata el origen del dolor, solo los síntomas.

De esta forma, Gabor Maté plantea una pregunta clave en todo afrontamiento de la adicción, sea de la naturaleza que sea. La pregunta no es «¿Por qué la adicción?», como podríamos pensar. La pregunta clave sería: «¿Por qué el dolor?»

Las historias de pacientes

Según la visión de Maté, esta sustitución química que necesita el adicto y que su cuerpo no puede producir se da tanto en individuos adictos a drogas como en aquellos que buscan llenar vacíos a través de diferentes estimulantes externos.

En El reino de los fantasmas del hambre, Maté repasa algunas historias de pacientes adictos a la heroína, al cristal y a la cocaína. En todas parecen repetirse patrones de baja autoestima y falta de habilidades de afrontamiento. En sus infancias, suele ser fácil encontrar un historial de abuso y negligencia, a la vez que parecen compartir bajos niveles de dopamina.

Haciéndose responsable de las acciones

El libro parte de la premisa de que cualquier adicción o compulsión pudo tener su origen en un mecanismo de defensa desarrollado en un momento y circunstancia concreta. Algo que en el pasado ayudó al individuo a protegerlo, se convierte más tarde en un elemento que maneja otros aspectos de su vida.

Por lo tanto, para Gabor, el afrontamiento de las adicciones pasa por el reconocimiento del origen y el mecanismo de defensa, además de reconocer la falta de necesidad de ese mecanismo en la actualidad. Ya no existe la situación que provocó el dolor y la necesidad de defenderse y por lo tanto el mecanismo de defensa también ha perdido su sentido.

Mujer experimentando tristeza

El reino de los fantasmas del hambre

El autor de En el reino de los fantasmas del hambre defiende un programa estatal de administración gratuita de sustancias psicoactivas a personas adictas. La idea es hacerlo además en un entorno controlado e higiénico, donde además no se produzca un enjuiciamiento de estas personas.

El Dr. Gabor es un defensor incondicional de esta idea que parece estar siendo eficaz en la reducción de la tasa de mortalidad de las personas adictas. Este hecho sería la consecuencia directa de que estas personas ya no tengan la necesidad de robar o prostituirse para costear su adicción. Al mismo tiempo, se controla la transmisión de enfermedades.

A pesar de las muchas voces que llaman a la precaución en este sentido, los datos son alentadores y muestran que la administración de estas sustancias en ambientes diferentes a los que crearon la adicción refuerza la voluntad de aquellos que quieren dejarlo. Para las personas que no se sienten capaces de superar su adicción bajo ningún tratamiento, estos centros al menos les brindan la oportunidad de llevar una vida más digna, más sana y con menos riesgos.

  • Kelly L. (2008). In the realm of hungry ghosts. Close encounters with addiction. Canadian Family Physician, 54(6), 894.
  • Small D. (2008). Fighting addiction's death row: British Columbia Supreme Court Justice Ian Pitfield shows a measure of legal courage. Harm reduction journal, 5, 31. doi:10.1186/1477-7517-5-31
  • Rodriguez, Alejandro (2015). En el reino de los fantasmas hambrientos, encuentros cercanos con la adicción. Signs of the Times. Recuperado de https://es.sott.net/article/41527-Exclusiva-SOTT-En-el-reino-de-los-fantasmas-hambrientos-encuentros-cercanos-con-la-adiccion
  • Peele, Stanton (2011). The Seductive (But Dangerous) Allure of Gabor Maté Gabor Maté is admirable, but leads us down the wrong road