El significado de la nostalgia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 5 agosto, 2017
Okairy Zuñiga · 7 enero, 2015
La nostalgia nos indica que no es el pasado en sí lo que nos hace más o menos felices, sino nuestra actitud hacia ese retazo del ayer

La nostalgia es la añoranza del pasado, particularmente por una época o por un lugar donde tuvimos buenas experiencias o que nos generan buenos recuerdos. Puede ser un momento específico o la “buena época” de la juventud, por ejemplo.

En siglos pasados se creyó que la nostalgia era una enfermedad, pero hoy sabemos que solo es un estado de ánimoA través de la nostalgia se encuentran a menudo, vías de escape para un presente a menudo complejo y habitado por los problemas.

Sentir nostalgia puede llevarnos a su vez, a navegar entre los sentimientos de soledad, falta de sentido de la vida y desconexión con quienes nos rodean. Puede anclarnos en el pasado, olvidando que lo que existe es el ahora.

Ahora bien, otras veces puede mejorar el estado de ánimo y ofrecernos mayor seguridad. Siempre y cuando, eso sí, no tengamos que recurrir a ella de manera constante. La nostalgia se hace presente al entrar en contacto con un aroma, un objeto, un sonido o una imagen. En definitiva, algo que evoque un retazo del ayer.

Echar la mirada atrás y sentir como se te encoge el corazón. Es una mezcla de dulce y salado…debe ser la nostalgia.

Niña soñando en la luna con nostalgia

¿La nostalgia sirve de algo? 

Wildschut, Tim, Sedikides, Constantine, Arndt realizaron un estudio en el 2006 que se publicó en el Journal of personality and Social Psychology. Según este trabajo, las personas solemos experimentar este estado como un modo de hallar impulso vital en un momento dado.

Cumpliría por tanto una finalidad psicológica y un refuerzo emocional. Asimismo, con libros tan conocidos como El futuro de la nostalgia , de Svetlana Boym, nos recuerdan que hay dos tipos distintos de nostalgia: la nostalgia “restauradora” y la nostalgia “reflexiva”.

La primera intenta retornar al pasado porque ve en ese momento del ayer, un estado de felicidad y bienestar. La nostalgia reflexiva por su parte, es la más saludable. Es la que vuelve de vez en cuando al pasado pero entiende que lo que importa es el aquí y ahora. Lo vivido es un legado imborrable que apreciar pero donde no quedarse demasiado tiempo.

Veamos no obstante qué más funciones tiene la nostalgia.

1. Preparación emocional

La nostalgia te prepara para experiencias nuevas similares a otras del pasado. En este caso, se complementa con la expectativa. Te llena de entusiasmo y emoción por aquello que esperas.

El recordar experiencias pasadas e imaginar el futuro te hace sentir más fuerte en poco tiempo, pues te sientes más seguro. Es más sencillo que cumplas una meta o sueño si lo asocias emocionalmente con un éxito pasado.

2. Te hace más creativo

Al proveernos de sensaciones y emociones, también nos recuerda su falta. Esto hará que te muevas para traer de vuelta eso que añoras. Algunas veces puede traducirse en comprar algo y otras en entablar nuevas relaciones, o cambiar nuestras actitudes. Mil y una formas de crear para obtener y sentir de nuevo aquello que experimentamos.

3. Crea conexiones emocionales o las fortalece

Muchas amistades perduran o se hacen más fuertes gracias a la nostalgia. ¿Te has encontrado con un viejo amigo de la infancia y al conversar sobre el pasado la relación renace? Algo similar pasa con las parejas que antes de terminar la relación hablan sobre ella y encuentran muchos recuerdos y experiencias que no desean perder.

La nostalgia, en ocasiones, puede reavivar una llama apagada

4. Te da más seguridad

Se ha demostrado que en momentos de transición, calma o cuando nos enfrentamos a un clima frío, la nostalgia nos da cierto soporte. Puede parecer raro, pero incluso el solo recuerdo de un día en la playa te puede hacer sentir ese calor.

Lo mismo pasa cuando te enfrentas a una nueva experiencia que te genera incertidumbreAl recordar una situación en la que te fue bien y tuviste éxito, tus expectativas cambian.

Mujer soñando con nostalgia

Los riesgos de la nostalgia

El psiquiatra Luis Rojas, nos explica en su libro Antídotos para la nostalgia algo que debemos considerar. Este estado, nos atrapa muy a menudo en situaciones donde no dejamos paso a la innovación, al impulso, al avance personal. Pone cercos a nuestra capacidad de avanzar y crecer como personas.

Cuando esta emoción nos hace distorsionar e idealizar el pasado, empezaremos a dejar ir muchas cosas.

Si te concentras demasiado en recuperar lo que un día tuviste, puedes caer en la utopía y dejas de vivir el presente.

La nostalgia puede encadenarnos al pasado y hacer que nos olvidemos y desconectemos de nuestro día a día. De hecho, no es raro encontrar personas que consideran que lo mejor de su vida ya pasó y hacen lo posible por recuperarlo.

Puede ser la juventud, un relación de pareja, alguna posesión material, etc. Sin importar el objeto de su añoranza, todos coinciden en la infelicidad que ese recuerdo les trae. La clave es aprender a vivir el presente usando la nostalgia para avanzar hacia el futuro.

  • Rojas, Luis (2003) Antídotos contra la nostalgia. Espasa
  • Wildschut, T., Sedikides, C., Arndt, J., y Routledge, C. (2006). Nostalgia: contenido, disparadores, funciones. Revista de personalidad y psicología social , 91 (5), 975–993. https://doi.org/10.1037/0022-3514.91.5.975