Intolerancia a la incertidumbre - La Mente es Maravillosa

Intolerancia a la incertidumbre

Okairy Zuñiga 26 agosto, 2014 en Psicología 200 compartidos
Mujer pensando con la cabeza metida en una pecera

Enfrentarse a la incertidumbre es una parte inevitable de la vida diaria. Ya que no podemos ver el futuro, nunca sabemos con exactitud lo que pasará en el día a día. Hay investigaciones que demuestran que cada persona reacciona de forma distinta a esta situación por lo que algunas no tienen ningún problema con altos niveles de incertidumbre en sus vidas, mientras que otros apenas la toleran en grados mínimos.

Las personas que viven con ansiedad, especialmente aquellos adultos que se preocupan demasiado, son muy intolerantes a la incertidumbre. Ellos tratan de planear y prepararse para cualquier situación a fin de evitar o eliminar situaciones fuera de su control. El problema es que hay muy pocas cosas que podamos controlar…

“La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar.”

-Mario Vargas Llosa-

Niña triste mirando una flor

Características de las personas con intolerancia a la incertidumbre

Existen ciertas actitudes o acciones que nos pueden ayudan a identificar si nuestra tolerancia a la incertidumbre es baja, alta o normal. Y cómo dependiendo de ello, puede repercutirnos más o menos. Así, las personas con intolerancia a la incertidumbre:

  • Buscan la aprobación excesiva: estas personas preguntarán constantemente a sus amigos o familia su opinión sobre cada decisión que tomen.
  • Crean de listas: como una alternativa para eliminar la incertidumbre, algunas personas suelen hacer largas listas con los pasos a seguir para evitar algunas situaciones o posibilidades.
  • Hacen doble revisión: puede darse el caso de que estas personas busquen asegurarse de que sus seres queridos estén bien y les llamen varias veces para confirmarlo. Otro ejemplo son quienes revisan varias veces los correos enviados o el trabajo hecho a fin de identificar errores cometidos.
  • Se niegan a delegar obligaciones: quienes tienen intolerancia a la incertidumbre suelen tener dificultad para permitir que otros realicen sus tareas porque no confían en que las hagan bien.
  • Procrastinan: las personas con intolerancia a la incertidumbre suelen evitar lugares, personas o situaciones que les hagan perder el control.
  • Se mantienen ocupadas: otro aspecto clave de las personas con intolerancia a la incertidumbre es que buscan mantenerse ocupadas con la finalidad de no dejar tiempo libre que les haga pensar en las cosas que no pueden controlar en sus vidas.

Mujer arrastrada por sí misma

Aprende a tolerar la incertidumbre

La gran desventaja con la intolerancia a la incertidumbre es que es imposible mantener un férreo control de todo lo que nos ocurre o de todo lo que ocurre a nuestro alrededor, por lo que hay cosas que simplemente no podemos controlar.

1. Haz una lista de tus comportamientos. Identifica los momentos en que te sientes ansioso y las actitudes y comportamientos que tienes cuando esto pasa. Enumerarlos te facilitará reconocer tu comportamiento para posteriormente modificarlo.

2. Califica el nivel de estrés. Aunque muchas situaciones te generen estrés, aprende a analizarlas y descubrir cuánto estrés te causa cada una. Así podrás trabajar con las que menos estrés te generen e ir avanzando poco a poco.

3. Escribe. Lleva un diario de las situaciones que te causaron incertidumbre, lo que hiciste y lo que dejaste de hacer. Esto te hará más consciente de tu evolución y te permitirá descargar aquellos sentimientos y pensamientos reprimidos, que en ocasiones te hacen tanto daño.

4. Ponte en situaciones de incertidumbre. Puede resultarte complicado de hacer, pero para vencer la incertidumbre debes aprender a enfrentarla. Inicia con pequeños actos y evoluciona conforme tomes confianza. La cuestión es no estancarse y avanzar hasta poder aceptar que poco a nada podemos llegar a a controlar.

“Ella no creía en finalizar ni discusiones, ni charlas ni espectáculos de danza. Decía que los puntos finales facilitan la vida a la gente. Los puntos aparte y los suspensivos incrementan la inteligencia.”

-Albert Espinosa-

Okairy Zuñiga

Mis pasiones son leer, escribir, viajar y aprender todo lo posible. Siempre me verás con un cuaderno o un libro en la mano :)

Ver perfil »
Te puede gustar