El valor de los errores

24 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago Sobral

¿Sabes cuál es el valor de los errores? En este artículo te invitamos a reflexionar sobre esta cuestión. Para ello, lo primero que tienes que tener en cuenta es que cometer errores es algo natural y humano, de hecho, supone una gran oportunidad para aprender.

Pues quien se equivoca descubre cuáles son sus limitaciones, pero también puede encontrar cuáles son sus fortalezas. Porque es necesario caerse para levantarse. Sin embargo, quien evita caerse, ignora lo mal que se pasa con la caída, y cuanto más tarde se caiga más duro ha de ser el golpe.

“No soy perfecto; nadie es perfecto. Todo el mundo comete errores. Creo que intentamos aprender de esos errores.”

-Derek Jeter-

El valor de los errores

Los errores forman parte de la vida. Todas las personas en algún momento, tenemos que afrontar un fracaso, pero esto no debe hundirnos. Todo lo contrario, esta situación debe servir para aprender y llegar a ser la mejor versión de uno mismo. De hecho, se dice que las derrotas nos hacen más fuertes que las victorias.

Por tanto, no hay que tener miedo a equivocarse, ya que es una fase fundamental del proceso de enseñanza-aprendizaje. Así que vive, experimenta, descubre y recuerda que puedes caerte y levantarte todas las veces que lo necesites.

“Si no estás cometiendo ningún error, no estás innovando. Si estás cometiendo los mismos errores, no estás aprendiendo.”

-Rick Warren-

En definitiva, todos luchamos solos y aprendemos de los golpes que recibimos a lo largo de la vida. Estas experiencias nos forman como personas, son parte de lo que somos. Por ello, nunca hay que pararse y lamentarse ante las adversidades, sino que hay que asumir que estas nos ayudan a construir una muralla sólida que nos permite hacer frente de una mejor manera al futuro incierto que nos toca vivir.

Tus errores pueden ayudar a los demás

Cabe destacar que los errores no solo son útiles para el desarrollo personal propio, sino que pueden ser de gran ayuda para los demás, para aquellas personas que te ven crecer y avanzar en la vida.

De nada sirve aprender de los errores y conocer las claves y los atajos que facilitan tu manera de vivir, si no compartes tus experiencias y conocimientos con otras personas. Debes ayudar a quienes están luchando contra las adversidades que tu ya has superado, a aquellos que se sienten perdidos en una situación parecida a la que tú ya has vivido.

Utiliza lo aprendido en el pasado, para enseñar a las personas más vulnerables en el presente. No dudes en ayudar a quien solicite tu mano como apoyo para levantarse. Nunca olvides que tú también te caíste alguna vez y hubo entonces alguien que extendió su mano para levantar la tuya.

“La gente exitosa busca la oportunidad de ayudar a los demás, la gente que fracasa siempre pregunta: ¿y yo qué gano?”

-Brian Tracy-