Emocionario, un maravilloso libro de educación emocional - La Mente es Maravillosa

Emocionario, un maravilloso libro de educación emocional

María Hoyos 1 julio, 2018 en Literatura y psicología 0 compartidos
Emocionario libro de emociones

Nuestro desarrollo emocional condiciona en buena medida quiénes llegamos a ser. Manejar correctamente nuestras emociones nos hace más inteligentes, pero para hacerlo necesitamos que nos enseñen. En este sentido, una de las herramientas más novedosas en cuestiones de didáctica emocional es el Emocionario.

Este libro está pensado para pequeños (y grandes) como una herramienta didáctica que les puede ayudar a definir lo que sienten, sus causas y su influencia de forma que, además de conocerse, tengan menos dificultades para mostrarse empáticos. Piensa que saber lo que sienten los demás no solo nos hace compasivos, también nos hace más inteligentes.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional se define como la capacidad de identificar y gestionar las emociones, aprovechando su mensaje y direccionando de manera productiva su energía. Hablamos de una habilidad que marca nuestra vida social, pero también otros campos igual de interesantes, como los diálogos que mantenemos con nosotros mismos o los pensamientos que alimentamos.

Mente de una persona con corazón

La inteligencia emocional no forma parte de la psicología tradicional, sino que su historia como concepto no llega al siglo. No forma parte de los tests de inteligencia convencionales y es una de las razones por las que  para algunos el cociente intelectual (CI) está obsoleto. Los tests que miden el CI involucran a menudo otra clase de inteligencias, más analíticas y lógicas. Sin embargo, haber desarrollado estas inteligencias no nos hace más capaces de controlar nuestras emociones.

Así, herramientas que nos ayuden a interesarnos por la inteligencia emocional son increíblemente agradecidas. Entre ellas se encuentra el Emocionario.

¿Qué es el Emocionario?

Se trata de un libro con forma de diccionario, en el que encontramos 42 entradas, una por emoción:

Amor Ternura Odio Ira Irritación Tensión
Alivio Serenidad Felicidad Alegría Tristeza Compasión
Remordimiento Culpa Vergüenza Inseguridad Timidez Confusión
Miedo Asombro Asco Hostilidad Aceptación Incomprensión
Desamparo Soledad Nostalgia Melancolía Aburrimiento Ilusión
Entusiasmo Euforia  Desaliento Decepción Frustración Admiración
Envidia Deseo Satisfacción Orgullo Placer  Gratitud

En el diccionario, cada entrada cuenta con una imagen creativa representativa de la emoción y con una breve descripción de las características de la misma. Asimismo, encontramos un punto adicional relacionado, bien sea las causas, las consecuencias u otros aspectos de dicha emoción en relación con la emoción que la sigue.

El libro se ubica en un proyecto denominado Di lo que sientes, que se encarga, según su propias palabras, de “explorar la dimensión emocional del niño en particular y de cualquier persona en general”. El Emocionario es uno de sus pasos: también cuenta con un Diario de Gratitud, fichas de actividades, guía de explotación lectora, taller de emociones e ideas para explotar las imágenes del Emocionario.

La mayoría de los recursos relacionados con el proyecto (o itinerario, como prefieren llamarlo) están disponibles en la página web de Palabras Aladas.

¿Cómo se usa el Emocionario?

Es un libro perfecto para niños a partir de los 6 años, cuando comienzan a experimentar emociones más complejas. No es especialmente útil en etapas anteriores, ya que el contenido del libro resultaría algo complejo. Sin embargo, si se tienen el tiempo y los recursos, es perfectamente adaptable si queremos emplearlo antes.

El Emocionario se presenta como herramienta didáctica para padres y personas docentes. Es útil en casa, ya que refuerza el vínculo entre el hijo y sus padres a través de la comprensión emocional y la comunicación. También es útil en la escuela, ya que los materiales adicionales pueden suscitar dudas, coloquios e intercambio de ideas en el aula.

¿Por qué es una herramienta imprescindible?

Seamos padres, docentes o simplemente adultos en los que los niños se fijan, el Emocionario es una herramienta muy útil. En casa, el libro puede suponer la lectura nocturna, de forma guiada (que beneficia al vínculo parternofilial) o de forma individual (que estimula la inteligencia intrapersonal).

Niños aprendiendo inteligencia emocional en la escuela

En la escuela se pueden poner en práctica el sinfín de materiales adicionales al libro: de forma gratuita se nos ofrecen fichas clasificadas en diferentes niveles educativos (infantil, primaria, secundaria y bachillerato). Estas fichas contienen dibujos coloreables relacionados con las distintas emociones, preguntas sencillas, escenificación de las emociones, identificación de las mismas a través de dibujos o situaciones…

También tenemos acceso al material completo de un taller para “ayudar los más pequeños a identificar sus emociones y a expresarlas utilizando las palabras adecuadas”, según el documento.

Para terminar, recalcar que la inteligencia emocional es una de las habilidades sobre las que nos desarrollamos nosotros y nuestras relaciones. Así, el Emocionario es una gran ayuda en este sentido: pone en valor a las emociones y las acerca a los más pequeños.

María Hoyos

Soy filóloga y profesora de español: mi meta en la vida es comunicar y transmitir conocimiento. Y la información es el camino para ello.

Ver perfil »
Te puede gustar