Las empresas deben detectar el malestar psicológico de los empleados

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud del Trabajo lo ha dejado claro: las empresas deben garantizar y atender el bienestar psicológico de sus empleados. En caso de no atender riesgos psicosociales, como la ansiedad o el estrés, se aplicarán multas.
Las empresas deben detectar el malestar psicológico de los empleados
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 06 Mayo, 2021.

Última actualización: 06 Mayo, 2021

Detectar y atender el malestar psicológico de los empleados debería ser un objetivo más en toda organización. Los riesgos psicosociales que se derivan de un trabajador que experimenta estrés, ansiedad o una depresión asociada al mobbing, por ejemplo, tienen un elevado coste, tanto humano como económico. Infelicidad, bajas laborales, mayor riesgo de accidentes, baja productividad…

Parece que a día de hoy aún seguimos dejando en segundo plano el aspecto psicológico aplicado al trabajo. Importa más la producción, llegar a unos objetivos, valorar más los aspectos tecnológicos que las necesidades humanas. Esto nos aboca a tener la percepción de que, en ocasiones, la vida laboral no siempre es compatible con la salud.

Ahora bien, afortunadamente muchas de estas realidades están cambiando. Los inspectores de trabajo valorarán los factores psicológicos al entender que los “riesgos psicosociales” son también “riesgos laborales”.

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud del Trabajo ha estipulado que a partir de ahora las empresas van a tener que atender este aspecto. De lo contrario, las multas que se aplicarán serán elevadas.

Este es un cambio revolucionario que puede suponer un gran avance en nuestro tejido social.

Chica criticada por sus compañeros pensando en la necesidad de detectar el malestar psicológico de los empleados

Detectar el malestar psicológico de los empleados: un objetivo casi siempre descuidado

Muchos verán con escepticismo esta noticia. El hecho de que los técnicos de riesgos laborales estén obligados ahora a atender, prevenir y detectar problemas como el estrés o la ansiedad puede ser para algunos un imposible o una entelequia. Hasta el momento entendíamos riesgo laboral como los factores asociados a peligros eléctricos, incendios y explosiones, contaminación, caídas, temperaturas extremas…

Sin embargo, se nos olvidaba (o se pasaba por alto de manera consciente) que las normativas que regulan los riesgos laborales también incluyen atender las variables psicológicas. Porque no basta con procurar que un departamento cuente con un número determinado de extintores con sus revisiones al día.

Un entorno de trabajo también afecta a la salud mental del empleado y esto también puede ser un riesgo laboral.

Los factores psicosociales se han estigmatizado durante mucho tiempo

Detectar el malestar psicológico de los empleados pasa por analizar los factores psicosociales de la organización. Es decir, es necesario atender todas aquellas condiciones presentes en el puesto de trabajo de una persona que puedan afectar a su bienestar mental. Así, por término medio, esas áreas que deben tenerse en cuenta son las siguientes:

  • Estrés
  • Carga mental y fatiga.
  • Insatisfacción laboral debido a los horarios, organización, salarios, etc.
  • Desmotivación asociada a la propia insatisfacción.
  • Exigencias contradictorias y falta de claridad en las responsabilidades y tareas del puesto.
  • Mala organización, la cual genera inseguridad en el trabajador.
  • Problemas interpersonales (mobbing, discusiones, discriminación, conflictos…)

Desde la Agencia Europea para la seguridad y salud de los trabajadores se señala algo interesante. Más de la mitad de los europeos consideran que el estrés es el principal problema en todo entorno de trabajo. Esto se traduce a largo plazo en enfermedades físicas y mentales; sin embargo, este factor continúa siendo un estigma.

Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Albany por parte del doctor Michael T. Ford, ante estas situaciones, muchos trabajadores sienten cierta sensación de injusticia y abandono.

Como muchas otras cuestiones relativas a la enfermedad mental, el estrés y la ansiedad no son tenidas en cuenta. Se estigmatizan y las organizaciones no lo consideran un problema. Si un empleado sufre malestar psicológico el problema es suyo, nunca es “causa-efecto” de la propia empresa.

No basta con detectar el malestar psicológico de los empleados, hay que actuar

La iniciativa europea por obligar a las empresas a detectar el malestar psicológico de los empleados es una buena noticia. No obstante, hay que añadir algo obvio. De nada sirve que desde riesgos laborales apliquen a los trabajadores pruebas para valorar los aspectos psicosociales si después no se producen cambios.

Es decir, si se detecta que el 70 % de la plantilla evidencia un alto nivel de estrés, no vale solo con saberlo. Hay que actuar. Porque un entorno con una elevada carga de agotamiento psicológico se traduce en bajo rendimiento. Deriva también en algo más importante: en posibles accidentes, en problemas cardiovasculares o musculoesqueléticos y en más problemas mentales.

El estrés es siempre el sustrato de todo problema psicosocial. Surge cada vez que las exigencias que nos imponen son mayores que nuestra capacidad para hacerles frente. Y esto es el eterno leivmotiv en buena parte de las organizaciones. No todas están dispuestas a adaptar las condiciones de trabajo a los recursos  y condiciones de los empleados.

Compañeros de trabajo hablando sobre cómo detectar el malestar psicológico de los empleados

¿Cómo prevenir los problemas psicosociales?

El estrés laboral es poco más que un estigma. Si se sufre es problema de la persona, que no sabe adaptarse a las condiciones de su puesto de trabajo.

Ahora bien, es decisivo tener presente un detalle: la atención al estrés laboral por parte de la empresa no es solo una obligación moral, es un imperativo legal que debe cumplir el empresario y que viene regulado por la Directiva Marco 89/391/CEE.

Por tanto, a la hora de prevenir los problemas psicosociales, no basta solo con detectar el malestar psicológico de los empleados. Hay que implementar mecanismos para que no se llegue a este extremo. De este modo, si bien es cierto que los empresarios son quienes están obligados a garantizar unas correctas condiciones de trabajo en las que se atienda la salud mental, también hay otra dimensión que considerar.

Como trabajadores, también nosotros debemos aprender técnicas y estrategias para mediar en nuestro bienestar psicológico en el trabajo. Afrontar los desafíos de manera flexible, tener buenas habilidades en inteligencia emocional y en el manejo del estrés cotidiano también es decisivo. Estamos ante un desafío en el que todos somos responsables.

Te podría interesar...
Síntomas físicos del estrés: 9 señales que debes atender
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Síntomas físicos del estrés: 9 señales que debes atender

Los síntomas del estrés pueden ser muy amplios. Sin embargo, es necesario tenerlos en cuenta para actuar cuanto antes.



  • Robbins, J. M., Ford, M. T., & Tetrick, L. E. (2012). Perceived unfairness and employee health: A meta-analytic integration. Journal of Applied Psychology, 97(2), 235-272. http://dx.doi.org/10.1037/a0025408