¿En qué nos fijamos primero cuando vemos a una persona desnuda?

Yamila Papa · 1 noviembre, 2014

Si alguien nos preguntara ¿Hacia donde mira primero un hombre frente a una fotografía de una mujer desnuda? Probablemente la respuesta sería sus senos, sus muslos, su pelvis. Pero no, al parecer, es el rostro lo que primero llama la atención al sexo masculino. Esto fue revelado en una publicación de la revista “Hormones and Behavior”.

Cualquiera de nosotros (seamos hombres o mujeres) pensaremos si es realmente verdad esa afirmación. Al parecer, los esterotipos y los prejuicios pueden ser más fuertes en muchas opiniones o ideas que tenemos al respecto de alguna cuestión en particular.

Si se le consulta a una mujer, ella seguro diría cualquier parte del cuerpo, menos el rostro. Sin embargo, las preguntas no terminan allí, porque, suponiendo que al observador le gustan los ojos de la modelo, ¿fijará su mirada en ese punto o hará un “escaneo” del cuerpo completo? ¿Y qué ocurre si la mujer no le agrada de rostro? ¿Sin dudar se dedicará a buscar “otros atributos”?

Por el momento, eso no está contemplado en la investigación. Pero ya con el hecho de afirmar que a la tribuna masculina le gusta mirar primero una cara que un cuerpo, es bastante curioso.

Ahora que ya sabemos qué es lo que ocurre con los hombres, no hay dudas de que nos surgirá la pregunta sobre lo que pasa en la mente (o en los ojos) femeninos al ver una imagen de un modelo del sexo opuesto sin ropas.

Pero la investigación no nos da esa respuesta, desafortunadamente. Lo que si nos cuenta es que las mujeres prefirieron las imágenes donde había parejas manteniendo relaciones sexuales a las de los hombres solos y desnudos.

Y otro dato que es bastante interesante: la fijación de la vista de la mujer en una parte específica del cuerpo del hombre dependerá de su estado hormonal. Por ejemplo, aquellas que toman anticonceptivos orales miraban la zona de los genitales y las que no los consumían prestaban atención al contexto de la imagen, como ser el paisaje, si había algún otro elemento (un coche, un perro, una cama).

Pero no quiere decir que somos tan diferentes los hombres y las mujeres. Hay una similitud en cuánto a la duración de la mirada en el área íntima del o de la modelo. Todos los que hicieron este experimento pasaron casi la misma cantidad de tiempo observando esa zona, según indica el líder del estudio, Heather Rupp.

Otro de los interrogantes que surgen a partir de esta investigación es que si una simple imagen sirve para aumentar la excitación. Un dato interesante es que la percepción de los colores es diferente (menor en la mujer), sobre todo durante la etapa de la pubertad, porque los cambios hormonales pueden afectan los estímulos de la retina y alterar los tonos.

Los hombres se ven excitados por el estímulo visual, es decir, que sienten un impacto ante una mujer desnuda por completo o semi desnuda, que sugiere. Por el contrario, las mujeres no expresan este efecto solo con una foto. Eso no quiere decir que no se sientan atraídas por un hombre atractivo, sino que su mecanismo psicológico sexual necesita algo más, como ser el tacto el oído o la imaginación.

Así es, porque si la mujer permanece mucho rato mirando una fotografía de un modelo en ropa interior o sin ella y comienza a pensar cómo sería un encuentro con él, le daría un marco a esa imagen, seguramente su nivel de excitación aumentaría. Los hombres son más básicos o simples en ese aspecto, no requieren de tantos estímulos, con el visual alcanza.

Lo que resta saber es cuáles son los motivos de estas diferencias, si se basan en algo físico, hormonal o mental o bien si tiene una clara marca de la cultura y la enseñanza o el sistema de roles que la sociedad le da a cada uno de los sexos. Aunque, claro está, eso es otro tema que vale la pena investigar a fondo.