Encuentra tus alas y utilízalas para alcanzar tu potencial

Eva Maria Rodríguez · 29 noviembre, 2015

Todos tenemos alas, pero a veces están tan escondidas que es difícil encontrarlas. Hay quien sabe que las tiene, pero las esconde por temor a que se las corten. También hay quien vive convencido de que se las han cortado… Todos tenemos un potencial que tenemos que aprender a liberar.

Nuestras alas están ahí, prestas a alzar el vuelo cuando nosotros estemos dispuestos. Es el miedo a volar lo que nos confunde y no la certeza de que no podemos hacerlo, lo que nos retiene. Nuestros miedos atarán nuestra posibilidad de crecer, debilitando nuestras capacidades.

Todos tenemos un potencial por explorar

Para alcanzar tu potencial no solo necesitas estar en el lugar correcto y en el momento adecuado: necesitas crear tu momento y buscar tu lugar, abrir tus alas para encontrarlos. 

Sin embargo, muchos dudan de si realmente tienen algo que ofrecer y se conforman. Cada uno tiene su propio potencial -unos más que otros, eso es innegable- y es necesario buscar la oportunidad para desarrollarlo. 

Niño mirando con alas al cielo

Pero no te engañes. La idea de que puedes ser lo que quieras ser es una trampa. Cada uno tenemos unas capacidades, unos talentos y un potencial diferente. Lo único cierto es que siempre puedes dar más, ser más, conseguir más.

La trampa de ser lo que quieras ser

Creer que todo el mundo puede ser cualquier cosa que elija es un trampa con la que muchos se obsesionan. El verdadero secreto para seguir creciendo es mucho más interesante. De hecho, caer en esa trampa puede bloquear nuestra realización personal.

Para alcanzarlo es necesario desarrollar el sentido de lo que eres para que puedas centrarte en las áreas en las que de forma innata tienes más oportunidades, en lo que realmente te gusta, por encima de las imposiciones sociales o familiares. No sabes hasta dónde puedes llegar con lo que tienes, si no sabes lo que tienes.

Cómo encontrar tu potencial específico

Alcanzar tu potencial requiere que encuentres tu camino, que te escuches, que localices tus límites y superes tus limitaciones, entre otras muchas cosas.

Busca en qué dirección debes ir

En vez de proclamar que quieres alcanzar todo tu potencial, lo que debes hacer es buscar en qué dirección te llega, buscar tu salida y ser específico. 

“Los hombres no son prisioneros del destino, sino sólo prisioneros de sus propias mentes.”

-Franklin Roosevelt-

No busques en la opinión de otros

Olvídate de lo que otras personas ven impresionante o grande, o de lo que creen que debes lograr. Concéntrate en lo que realmente sientes que quieres hacer y tienes potencial para conseguir.

No dejes que las opiniones de los demás te limiten ni que te dejes llevar por lo que ellos harían en tu lugar. Es tu momento, es tu vida, es tu decisión. Y recuerda que siempre se puede llegar un poco más allá.

Desafía los límites

No es sólo tu potencial personal lo que debes tener en cuenta, sino también el de una situación. Todas las situaciones tienen un potencial  que te puede ayudar a seguir adelante. Juega con las ideas, desafía los límites, vete un poco más allá.

“La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible.”

-Arthur Clarke-

Niña con alas y una mariposa

Despeja tu camino para que tu potencial crezca

Todos tenemos necesidades básicas. Si no se cumplen estas necesidades toda nuestra atención se centrará en ellas. Pero también tenemos necesidades emocionales que pueden ser menos fáciles de identificar.

Localiza esas necesidades emocionales que son básicas para ti y busca la manera de satisfacerlas para no limitarte. Solo así despejarás tu camino y obtendrás la energía para alzar el vuelo.

Identifica tus miedos, sé consciente de tus temores y saca de tu vida todo lo tóxico que te ata y te estanca.

Tu potencial puede ser infinito

La gente habla de “alcanzar su potencial”, pero ¿cuántas personas te dicen que, en realidad, lo han alcanzado? Nadie puede hacer eso, porque el potencial se extiende a medida que se desarrolla. 

“Naciste con potencial,
Naciste con confianza y bondad,
Naciste con sueños e ideales.
Naciste con grandeza.
Naciste con alas.
No estás destinado a arrastrarte
Tienes alas.
Aprende a usarlas y vuela.”

-Rumi-