Escala de ansiedad y depresión de Goldberg ¿en qué consiste?

12 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
El test de ansiedad y depresión de Goldberg es bueno detectando en un corto espacio de tiempo la presencia de algún trastorno. Es de hecho, un recurso diseñado para que los profesionales de atención primaria puedan identificar a pacientes con estas condiciones.
 

La prevalencia de los trastornos del estado de ánimo está aumentando. No obstante, sabemos por ejemplo que más de la mitad de las personas que acuden a Atención Primaria no son detectadas, confundiendo en ocasiones los síntomas con otras patologías. La escala de ansiedad y depresión de Goldberg es a día de hoy un recurso excepcional para esa identificación temprana y eficaz.

De hecho, este instrumento fue diseñado para tal fin en 1988 por los doctores Goldberg D, Bridges K y Duncan-Jones. Sabían que una de las formas más efectivas de detectar al paciente con depresión o trastorno de ansiedad era actuando en ese primer frente, en esa primera línea que son siempre los centros de salud. A veces, estas condiciones presentan una sintomatología tan amplia y compleja que no es fácil saber si detrás hay algún problema psicológico.

El insomnio, el cansancio, la apatía, los dolores musculares o las alteraciones digestivas no siempre se asocian a problemas de salud mental. No al menos en las primeras visitas. Los sanitarios se limitan a menudo a tratar los síntomas sin saber qué hay más allá de esas variadas y persistentes dimensiones. Para esto mismo se diseñó este test. Además, se hizo de una manera muy concreta: debía ser un instrumento fácil de aplicar, rápido de valorar y lo más importante, se exigía validez y fiabilidad.

 

La escala de ansiedad y depresión de Goldberg cuenta con todos estos factores. Conozcamos más datos.

Escala de Ansiedad y Depresión de Goldberg

Escala de Ansiedad y Depresión de Goldberg ¿en qué consiste?

Si tuviéramos que hablar de un instrumento capaz de darnos una visión rápida sobre el estado de una persona, este sería la Escala de Ansiedad y Depresión de Goldberg. Ahora bien, cabe matizar un detalle esencial; este recurso tiene como finalidad detectar posibles casos de depresión, de ansiedad o alguna alteración psicológica. No busca diagnosticar; es por así decirlo, un sensor para alertar de “que algo sucede en el estado mental de esa persona”.

Más tarde, y tras esa primera detección, se pasaría a realizar un análisis clínico más exhaustivo en el cual, proceder a una entrevista más detallada y a aplicar otro tipo de instrumentos de evaluación más concretos. Comprendamos un poco más esta interesante escala.

 

Un test sencillo como herramienta cotidiana para los médicos de atención primaria

Cuando los doctores Goldberg, Bridges, Duncan-Jones elaboraron este instrumento en 1988 tenían claros dos aspectos. El primero es que más de la mitad de las personas que padecen algún trastorno del estado del ánimo no reciben tratamiento. Y no lo hacen porque no han sido detectadas por sus médicos de atención primaria. El segundo hecho también es importante. Nuestros médicos apenas tienen tiempo en sus consultas para tomarse tiempo con pacientes que lo necesitan.

A menudo, resulta más fácil recetar un ibuprofeno o un lorazepam en pequeñas dosis para aliviar el dolor de cabeza, el insomnio y la preocupación que detenerse a indagar la posible presencia de otros problemas. Apenas hay tiempo para más. La escala de ansiedad y depresión de Goldberg fue diseñada para ese fin y, desde entonces, es un instrumento cotidiano en atención primaria.

Investigaciones como las llevadas a cabo en el Centro de Salud Luis Vives, en Alcalá de Henares, Madrid, nos indican que esta escala es útil y válida para la detección de los trastornos mentales. Es ese primer paso para tomar conciencia de que algo ocurre y poder entonces, derivar al paciente hacia una atención más específica.

 
Chico serio pensando en la desconexión moral

¿En qué consiste la escala ansiedad y depresión de Goldberg?

La prueba consta de dos subescalas. La primera está orientada a detectar la ansiedad y la segunda se plantea de cara a identificar la presencia de una depresión. Ambas escalas tienen 9 preguntas. Ahora bien, hay un matiz y es el siguiente: el médico de atención primaria debe empezar planteando “solo” los cuatro primeros ítems (preguntas) de cada escala.

  • Estas cuestiones sirven para identificar si el paciente puede estar sufriendo algún problema de salud mental.
  • En caso de que alguna pregunta sea afirmativa, se procederá entonces a formular el resto de cuestiones para saber si lo que sufre, es ansiedad, depresión (o ambas condiciones). En caso negativo, la administración de esta prueba se interrumpe porque no tiene utilidad.
 
  • Las respuestas son dicotómicas, es decir de “sí o no”. Esto facilita mucho la propia aplicación de la prueba, haciéndola más rápida.
  • Por otro lado, hay algunos aspectos que es necesario considerar. Determinados grupos poblacionales pueden evidenciar falsos positivos o negativos en la escala de ansiedad y depresión de Goldberg. Por ejemplo, ha podido verse que las personas con problemas de adicción (alcohol, drogas) tienden a tergiversar las respuestas y a mentir. Asimismo, la investigación ha demostrado también que este test no es válido entre la población geriátrica. Esta prueba no puede ser aplicada por tanto a nuestros mayores.

Para concluir, pocos recursos han resultado más interesantes y necesarios para nuestros médicos de atención primaria como la escala de depresión y ansiedad de Goldberg. Una atención de calidad no puede pasar por alto los problemas de salud mental. Detectarlos es una prioridad.

 
  • R. Martínez Bernardosa, A. Baylín Larios, MF. Ortiz Jiménez. ¿Podemos detectar trastornos mentales en atención primaria? Utilidad y concordancia de dos instrumentos diagnósticos. Vol. 23. Núm. 5. páginas 285-288 (Marzo 1999)