Escala de necesidades

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 1 noviembre, 2017
Sonia Viéitez Carrazoni · 24 julio, 2013

Abaham Maslow, en Una teoría sobre la motivación humana, estableció una jerarquía, una escala de necesidades humanas. Plasmada en forma de pirámide, defiende que según se satisfacen las más básicas (en la parte inferior), se van creando otras necesidades

Se trata de una teoría, por cierto, que se ha aplicado ampliamente en el mundo del marketing y la publicidad. Vamos a ver cómo Maslow enfoca esa escala de necesidades y en qué nivel de la pirámide las sitúa.

La escala de necesidades según Maslow

Pirámide de Maslow sobre la escala de necesidades
Fuente: es.wikipedia.org

Dentro de esa pirámide se contemplan todo tipo de necesidades. Entre ellas se pueden mencionar:

Necesidades inferiores o deficitarias

En la escala de necesidades, son las más básicas, las que cubren aspectos fisiológicos y psicológicos,  las necesidades de seguridad, de amor,  de posesión y de expectativas. Si en este grupo de necesidades se producen cambios, automáticamente se generan  problemas físicos y psíquicos.

Necesidades  superiores o de desarrollo

Este grupo de necesidades, facilitan la autorrealización de la persona y no tienen tanto poder como las fisiológicas. Sin embargo, se resquebrajan con más facilidad que las necesidades primarias y son muy dependientes de las influencias exteriores.

Las necesidades se estructuran según su grado de fuerza. De tal manera que cuando un nivel de necesidad se alcanza, podemos pasar al siguiente.

Las necesidades fisiológicas

Sin duda, son las más potentes de todas y adquieren un significado menos importante para las personas que tratan de alcanzar la autorrealización (la necesidad de frío, calor, hambre, sueño, placer, etc son ejemplos claros)

Las necesidades de seguridad

Mujer pensando en la parte alta de la escala de necesidades

Cuando las  necesidades fisiológicas no suponen una inquietud ni problema serio, la seguridad se convierte  en el patrón dominante de la personalidad. Invertir en seguros de vida, de hogar o  preocuparse intensamente por el ahorro son los indicadores de la inmensa mayoría de las personas que alcanzan este nivel.

Las necesidades de seguridad son manifestaciones de miedo, donde el interés principal gira en torno a la protección, a estar alejados de peligros y manteniéndose cerca de las situaciones de orden y de futuro predecible.

Las necesidades  de amor

Dependen de que exista un grado de conexión entre las necesidades fisiológicas y de seguridad. La necesidad de amigos, de lazos familiares, de inclusión en un grupo y de afinidad e intimidad con una persona especial para nosotros, son indicadores de la misma.

Las necesidades de estima

Son las necesidades más afines con nuestra condición  psicológica. Por un lado, podemos ver las que guardan relación con el amor propio y, por otro, las que indican al respecto de otros (clase social, fama, titulación profesional etc.).

Un desequilibrio en este nivel de necesidad, genera sentimientos de inferioridad, de culpa y vergüenza. El respeto, la confianza en uno mismo, la admiración, la autoestima, la opinión positiva de otras personas sobre nosotros, entran en este grupo de la escala de necesidades.

Las necesidades de autorrealización

Bujer caminando hacia la parte alta de la escala de valores

Varían mucho de un individuo a otro, y por ello son complicadas de definir. La necesidad de autorrealizarse, implica un deseo intenso de alcanzar la libertad para poder ser uno mismo.

Las personas que desean y necesitan alcanzar la autorrealización, según el psicólogo estadounidense Abraham Maslow, tienen que poseer al menos las siguientes características: inconformistas, creativos, democráticos, con puntos de vista reales ante la vida, espontáneos, optimistas, actúan con voluntad propia, disfrutan día a día, resolutivos, con gran sentido de humor, alejados de estereotipos, etc.

Las necesidades transcendentales

Son las necesidades que implican contribuir con la humanidad. Necesidades que, gracias a nuestros dones intrínsecos, aportan nuestra colaboración y ayuda a otros.

Las necesidades de saber

El saber y comprender son necesidades básicas del ser humano, ya que no somos  personajes pasivos, sino seres vivos y activos. El resultado de no satisfacer estas necesidades provoca descontrol y frustración.

Las necesidades estéticas

En la escala de necesidades de Maslow este es el grupo que está estrechamente relacionado con aspectos como pueden ser el deseo de orden, la simetría o la belleza.