Estrategias para hablar de temas sensibles - La Mente es Maravillosa

Estrategias para hablar de temas sensibles

Okairy Zuñiga 21 noviembre, 2013 en Psicología 25 compartidos

Sexualidad, metas de vida, sentimientos, relaciones y amistad son algunos de los temas que más problemas nos pueden causar al momento de hablar de ellos. La dificultad para tratar cada tema es diferente en cada person, ya que depende mucho de la personalidad y características propias. Un tema que no tiene importancia para unos, es de excesiva importancia para otros.

Prepárate para la conversación

Hay algunas cosas que debemos tomar en cuenta antes de iniciar una conversación sensible, de esta forma podremos entender mejor nuestros motivos y tener argumentos más sólidos. Los aspectos más importantes a tomar en cuenta son los sentimientos, creencias e ideas. Este proceso resulta complicado, pero es necesario para tener una conversación más fácil y precisa.


LAS PREGUNTAS QUE TE PUEDEN AYUDAR A ORGANIZAR MEJOR TUS IDEAS Y ARGUMENTOS SON:

¿Cuál es la situación que me está generando esta situación negativa?
¿Qué sentimientos estoy teniendo?
¿Cómo podría mejorar o cambiar la situación?
¿Busco estar bien o sólo estar tranquilo/a?
¿Qué busco conseguir?
¿Qué consecuencias tendrá esta situación en mi futuro?
¿Cuáles son las mejores soluciones?
Si viera a otra persona en mi situación, ¿qué le recomendaría?

Desde luego que estas preguntas son muy complicadas de responder y necesitarás tiempo para pensar las soluciones. Pero una vez que hayas pasado por este proceso, te será más fácil mantener la conversación sobre ese tema sensible que te está afectando.

Durante la conversación

Si ya estás listo para llevar a cabo esa conversación, lo primero que debes hacer es eliminar todas las distracciones posibles. Esto implica apagar celulares, televisión, computadora, etc. Cuando estés listo, comienza exponiendo tus sentimientos. Habla de forma clara y directa sobre lo que estás sintiendo y pensando. Es importante que te expreses totalmente, que dejes ver tus sentimientos (frustración, estrés, tristeza, etc.) pero que no trates de culpar o atacar a la otra parte. Cuando te hayas expresado, será momento de escuchar a la otra persona. Debes estar dispuesto a escuchar sin interrupción y de forma atenta, de la misma forma en que tú lo fuiste.

Consejos generales que debes tomar en cuenta

Por último, aunque quizá se trate de una conversación que abarca un tema sensible para ti, es importante tomar en cuenta los sentimientos de la otra persona. Algunas veces hacemos comentarios con los que buscamos defendernos, pero que lastiman a los demás y no ayudan a solucionar la situación.

También es vital escuchar activamente a la otra persona. Esto implica prestar atención a lo que nos dice, en lugar de enfocarnos en nuestro punto de vista. Una conversación de este tipo nos puede ayudar a definir límites y objetivos más claros.

La importancia de hablar sobre temas sensibles

Los temas sensibles pueden provocarnos inseguridad,infelicidad, temor y colocarnos en situación que, creemos, serán negativas. Sin embargo, enfrentarnos a estas conversaciones puede ayudarnos a tomar control sobre ciertos aspectos que afectan nuestra vida. Pero lo más importante, hablar sobre temas sensibles ayuda a derrumbar nuestras limitantes.

Cortesía deCarlos Magariños

Okairy Zuñiga

Mis pasiones son leer, escribir, viajar y aprender todo lo posible. Siempre me verás con un cuaderno o un libro en la mano :)

Ver perfil »
Te puede gustar