Las 6 etapas del desamor y cómo nos afectan a nivel psicológico

Un período de desamor conlleva, en la mayoría de los casos, un período de duelo. ¿Qué etapas del desamor forman parte de este duelo hasta llegar a la ruptura?
Las 6 etapas del desamor y cómo nos afectan a nivel psicológico
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 22 julio, 2021.

Última actualización: 22 julio, 2021

¿Quién no ha sufrido alguna vez un desamor o una ruptura? Cuando pasamos por esta experiencia, transitamos por una serie de etapas asociadas al desamor, que son similares a las que vivimos en un duelo (por la muerte de un ser querido, por ejemplo).

Sin embargo, no todas aparecen siempre, y tampoco tienen por qué manifestarse en orden. De hecho, lo más común en el duelo es pasar por alguna de las fases más de una vez, de forma cíclica, hacia adelante, hacia atrás… y esto no es signo de un duelo patológico. Conoce las diferentes etapas del desamor y cómo podemos experimentarlas.

Las 6 etapas del desamor

Según un artículo de Horno (2018) para la XII Conferencia “Blas Taracena del Piñal”, el desamor puede ser considerado como un duelo o como un vínculo afectivo destructivo. En este artículo, nos hemos centrado en el desamor como una experiencia de pérdida y duelo. En el duelo, experimentamos una serie de etapas; en este caso, las etapas del desamor.

Según Velasco y col. (2004), citados en un artículo de Cáceres et al. (2009), el duelo es ‘el proceso psicológico de la adaptación a una pérdida, pues toda pérdida produce una herida emocional, un daño al organismo’. Así, para transitar este duelo y sanar, conviene pasar por una serie de fases. Os contamos cuáles son las más habituales.

Negación/shock

Igual que ocurre en el duelo por la muerte de un ser querido, la primera de las etapas del desamor suele ser la fase de shock o negación. Sobre todo, si hemos sufrido una ruptura en la que somos nosotros “la parte dejada“.

En la primera fase, nuestra mente niega la realidad (inconscientemente) porque nos duele demasiado. A veces incluso, nos sentimos como en una pesadilla de la que desearíamos despertar.

Mujer triste y apática

Toma de conciencia y primer impacto psicológico

Con las horas, días o semanas, vamos siendo cada vez más conscientes de nuestra nueva realidad. Que esa persona ya no quiere estar en nuestra vida. Y empezamos a tomar conciencia de lo que nos ha ocurrido, y del hecho de tener que afrontar lo que no está pasando.

Es la fase del primer impacto psicológico, que puede venir acompañada de diferentes emociones: ira, tristeza, nostalgia, rabia

Sentimientos contradictorios

Otra de las etapas del desamor que solemos experimentar (que no tiene por qué ser en tercer lugar; puede ocurrir más al inicio de la ruptura, por ejemplo) es la que va asociada a sentimientos contradictorios. Por un lado, sentimos la pérdida, echamos de menos a la otra persona, estamos tristes, tenemos pocas ganas de hacer planes…

Por la otra, podemos sentir rabia hacia esa persona, a la vez que alivio porque la relación era tormentosa y por fin hemos salido de ella, por ejemplo. Los sentimientos contradictorios son muy habituales en el desamor, y también en los diferentes tipos de duelo.

Es normal sentirlos y no debemos alarmarnos por experimentarlos; con el tiempo y la aceptación progresiva de la pérdida van perdiendo intensidad hasta desaparecer.

Noches en blanco

Las noches en blanco también son otras de las etapas del desamor, aunque no todas las personas experimentan esta etapa. En las noches en blanco experimentamos insomnio: nos despertamos a las tantas de la mañana (o directamente, no podemos dormirnos al acostarnos) y empezamos a darle vueltas a todo.

Aparecen las preguntas sin respuesta en torno a la ruptura y a la relación en general, pudiendo llegar a sentir mucha angustia. ¿La buena noticia? Que, como todas las etapas del desamor, estas noches también irán espaciándose en el tiempo hasta desaparecer.

Recuperación

La recuperación es una de las etapas del desamor que experimentamos hacia el final de este camino. Es importante diferenciarla de la etapa de la aceptación, que explicaremos en el siguiente punto.

La recuperación implica una mejora del estado físico y mental. Después de las noches en blanco, de la angustia y la ansiedad desbordante en muchos casos, empezamos a experimentar una mejoría física.

Dormimos mejor, los pensamientos rumiativos están desapareciendo, comemos mejor y, en definitiva, empezamos a encontrarnos mejor. En esta etapa, vislumbramos una pequeña luz al final del camino. Sin embargo, aún no hemos llegado a la aceptación (psicológica) de la pérdida.

Mujer mirando al horizonte

Aceptación

La aceptación es la última de las etapas del desamor e implica asumir la nueva realidad: aceptar que las cosas han ido como han ido y que no podían ir de otra manera. Implica dejar de sentir esa tristeza profunda y empezar a ser conscientes de todo lo aprendido durante esta experiencia tan dolorosa, pero necesaria.

La aceptación conlleva paz y calma, además de agradecimiento por lo vivido (aunque esta última emoción no siempre aparece). En definitiva: la aceptación conlleva dejar atrás la experiencia y sentir que disponemos de la energía necesaria (y las ganas) para enfocarnos en el presente, en el “aquí y ahora”.

“La aceptación de lo que ha sucedido, es el primer paso para superar las consecuencias de cualquier desgracia”.

-William James-

Las etapas del desamor conllevan diferentes emociones que experimentamos en diferente grado. Es importante saber que, ante una situación de pérdida (en este caso, la pérdida de un amor), es lógico, sano y adaptativo experimentar un proceso de duelo.

Afortunadamente, con el tiempo (y la terapia psicológica en algunos casos), las emociones pierden intensidad, aceptamos la pérdida y la integramos como parte de nuestra historia de vida.

“El duelo es en sí mismo una medicina”.

-William Cowper-

It might interest you...
Cómo curarnos del desamor
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Cómo curarnos del desamor

Él se ha marchado, dice que ha conocido un nuevo amor que le ha vuelto del revés... ella cree morir por dentro... el desamor.



  • Cáceres, C. et al. (2009). Separación, pérdida y duelo de la pareja para una terapia de divorcio. De Familias y Terapias, 27: 41-60.
  • Grossmann, I., Huynh, A. C., & Ellsworth, P. C. (2016). Emotional complexity: Clarifying definitions and cultural correlates. Journal of Personality and Social Psychology, 111(6), 895–916.
  • Horno, P. (2018). El amor y el desamor en la adolescencia.  XII Conferencia “Blas Taracena del Piñal”. ADOLESCERE, Revista de Formación Continuada de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia, 6(2).