5 frases de la sabiduría Tolteca que te inspirarán

Valeria Sabater · 7 diciembre, 2017

La sabiduría Tolteca nos trae los mágicos resquicios de una civilización que nos sigue inspirando. Su cosmovisión, su mitología y leyendas continúan atrayendo ese interés ya imperecedero hacia el pueblo náhuatl y sus secretos, ahí donde de forma regular aparecen nuevos libros, como “Los cuatro acuerdos”, que nos acercan un poco más hacia ese pasado rico en conocimientos.

En el interesante trabajo titulado “”Quetzalcóatl y los mitos fundadores de Mesoamérica”, se cuenta que los toltecas crearon una cultura altamente refinada. A pesar de tener un sistema jerárquico militar y ser un pueblo marcadamente guerrero, su impronta antropológica, mística y cultural se extendió en gran parte de mesoamérica.

“Se escoge sólo una vez. Elegimos ser guerreros o ser hombres corrientes. No existe una segunda oportunidad. No sobre esta Tierra”

-El camino del Tolteca-

Se dice, por ejemplo, que el pueblo tolteca alcanzó el más alto grado de la Toltecáyotl. Este concepto venía a representar ni más ni menos que el respetable arte de vivir en equilibrio y de practicar con exactitud los antiguos saberes del Huēhuehtlahtōlli, un conjunto de reglamentos muy remotos en el tiempo que se trasmitían de forma oral de generación en generación.

Así, mientras el viejo mundo tenía el hinduismo o el budismo, el México antiguo tenía la filosofía toltecáyotl, un legado de sabiduría y de religión donde se nutre la auténtica sabiduría tolteca, la misma que nos dejó este conjunto de maravillosas frases…

mujer ante montañas de colores representando la sabiduría Tolteca

Frases de la sabiduría Tolteca

La mayoría de estos pequeños ejemplos de los saberes están recogidos en libros como “El arte tolteca de la vida y la muerte”, “El camino del Tolteca”, “El universo de Quetzalcóatl”, “Toltecayotl” y “Los 4 acuerdos”, de Miguel Ruíz. Como ya sabemos, el más conocido de todos es este último; sin embargo, nunca está de más sumergirnos en otros trabajos, en otros interesantes volúmenes donde tener una visión mucho más amplia de esta cultura que de algún modo forma parte de la propia historia de la humanidad.

Un legado por otra parte, aún incompleto y con muchas lagunas del que nos falta descubrir aún muchos datos…

1. Un compromiso auténtico

Esta frase de la sabiduría tolteca es conocida por aparecer en el libro “Los 4 acuerdos”. La lección vital que nos ofrece es sin duda inmensa y de gran utilidad. Pensemos en ello durante un momento: ¿realmente damos el 100% de nosotros mismos en todo aquello que llevamos a cabo?

No siempre. Es más, en ocasiones incluso damos mucho más, a veces llegamos hasta un 120% lo cual, lejos de ser positivo nos sume en un desgaste innecesario de energía, de agotamiento. Por lo tanto, será una buena idea que intentemos ajustar nuestros recursos, ser conscientes de ellos y ofrecer lo mejor que tenemos, ni más ni menos.

“En cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos”

-Los 4 acuerdos-

2. El miedo te invalida

Los toltecas fueron uno de los pueblos más aguerridos y dominantes, llegando a comprender una zona que se extendía desde el actual estado de Zacatecas hasta sureste en la península de Yucatán. Se dice que los aztecas los envidiaban profundamente, pero los toltecas tenían dos claros principios que les dictaba su filosofía recogida en la Toltecáyotl: no envidiar y no tener miedo.

Ambas dimensiones hacían sordas y ciegas a las personas. No servían de nada, mermaban capacidades y fortalezas.

“Procedamos, avancemos con valentía teniendo en cuenta que el miedo es quien nos hace sordos a la verdad”.

-El arte tolteca de la vida y la muerte-

aguilas representando la sabiduría Tolteca

3. La palabra tiene poder

“Utiliza las palabras apropiadamente. Empléalas para compartir el amor. Usa la magia blanca empezando por ti. SÉ IMPECABLE CON LA PALABRA”.

-Los cuatro acuerdos-

Esta es una de las frases de la sabiduría tolteca más conocidas, ahí donde se nos recuerda que las palabras tienen poder. Las palabras son creadoras, unen, nutren, originan vínculos y trasmiten conocimientos. Sin embargo, tampoco podemos olvidar que en ocasiones, no hay nada que cause más daño que una palabra mal elegida o involuntariamente proyectada a quien tenemos en frente.

Hagamos buen uso de eso que, a fin de cuentas, nos hace humanos: el lenguaje. Cuidemos aquello que sale de nuestra boca, pero que a veces no pasa los filtros del cerebro o el corazón…

4. El conocimiento interior y la libertad

“Las posibilidades del hombre son tan vastas y misteriosas que los guerreros, en vez de pensar en ellas, han optado por explorarlas sin esperanza de comprenderlas jamás”

-El camino del Tolteca-

Uno de los principios de la sabiduría tolteca es aquel que nos recuerda que la libertad, en realidad, significa intentar ser fieles a quienes somos. Ahora bien, a menudo nos limitamos a actuar como guerreros sin rumbo, nos dejamos llevar sin comprender nuestra auténtica naturaleza o la naturaleza de todo lo que nos rodea.

De este modo, en ocasiones es necesario llevar el estilo de vida de un artista: alguien que busca conocer los elementos que le envuelven, las materias primas y a su vez, su propio mundo interior. Solo cuando unimos esas dos dimensiones, damos forma a la más bella obra artística.

5. No te tomes nada de forma personal

“Respecto a la opinión ajena, para bien o para mal, mejor no depender de ella”

-Los cuatro acuerdos-

De algún modo u otro todos nos hemos tomado una palabra, una actitud o una situación de forma personal. Hemos sufrido por ello e incluso hemos sido también presas fáciles para otras personas, al caer en sus manipulaciones y en sus juegos. ¿De verdad vale la pena dejarnos llevar en estas dinámicas de sufrimiento?

Evidentemente no. Los toltecas, como hemos señalado antes, ensalzaban el principio de libertad, y nada nos somete tanto como estar pendientes de aquello que otros digan o hagan. Hagamos un esfuerzo por hacernos responsables de nosotros mismos, algo que implica saber separar los universos personales de los ajenos inspirados por el amor propio.

Manos soltando un pájaro representando las frases de Fritz Perls

Para concluir, tal y como podemos ver, ninguna de estas frases de la sabiduría tolteca está desfasada ni nos es extraña. Todo lo contrario. Sus principios filosóficos contenidos en la Toltecáyotl nos siguen siendo útiles e inspiradores. Pensemos en ellos, hagámoslos nuestros…

“La lucha está justo aquí, en esta Tierra. Somos criaturas humanas. ¿Quién sabe lo que nos aguarda o la clase de poder que podemos llegar a tener?”

-El camino del Tolteca-