Friends: la serie que marcó una generación

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 27 agosto, 2018
Camila Thomas · 27 agosto, 2018

Friends es una comedia romántica que ha marcado las expectativas y el comportamiento de una generación. Estrenada en 1994, Friends narra la historia de seis adultos jóvenes que se reúnen en un pequeño café. Viviendo su juventud en Nueva York, sus vidas son simples y complicadas a la vez.

Originalmente, el show iba a ser llamado Insomnia Cafe. La serie iba dirigida hacia el mismo público que disfrutaba de Seindfeld y las películas de Woody Allen. Sin embargo, Friends dio un giro inesperado que la hizo única en el momento de su estreno.

Aunque mantenía ese humor neurótico tan característico de Seindfeld, Friends era una serie llena de esperanza. Para estas seis personas, el futuro estaba lleno de posibilidades. Así, fue una serie sobre amor, sexo, relaciones de pareja y vida profesional. Sobre todo, Friends fue una serie sobre amistad y sobre cómo tus amigos pueden llegar a ser esa otra familia, no menos valiosa, que tú has elegido..

Friends, expectativas irreales

Los capítulos fueron un éxito rotundo por el desarrollo de los personajes. Después de su último episodio, Friends se ha vuelto a emitir en innumerables ocasiones. Durante casi 25 años, ha modificado la manera de ver el mundo de toda una juventud. Y no necesariamente de la mejor manera, Friends ha impuesto ciertos patrones en las expectativas de vida de los millenials.

Letras de la serie Friends

1. La situación de viviendas

Además de Chandler y de Ross, los demás no tenían empleos por los que ganaran mucho dinero. Joey era un actor que jamás conseguía papeles. Mónica era una chef a media jornada. Rachel camarera en un café y Phoebe era masajista también a media jornada. Ninguno de ellos jamás, habría ganado lo suficiente para mantener el alquiler de un apartamento. Mucho menos para comprarlo. En especial cuando los apartamentos tenían vista panorámica de New York.

En el mundo moderno, es muy difícil para un joven mantener esta clase de vida sin un empleo estable. El tamaño y decoración de estos apartamentos definió las aspiraciones de los jóvenes en los años 90 y los 2000. Indudablemente, puede causar una enorme frustración enfrentarse a esta imposibilidad.

2. Las vidas sexuales neuróticas

La serie nunca representó las vidas amorosas y sexuales de sus personajes como atractivas. Constantemente tenían problemas y confusiones. Los hombres fueron representados como seres patéticos. Las mujeres como pervertidas neuróticas.

Ross y Chandler estaban frustrados sexualmente todo el tiempo. Joey parecía creer que sólo podía llevar a la cama conquistas de una noche. Por otra parte, Rachel, Mónica y Phoebe constantemente diseccionaban las acciones de sus compañeros. Pareciera que Friends convirtió la vida sexual en un proceso ajeno y casi burocrático.

3. Joey Tribbiani: los límites del acoso sexual

Como un punto íntimamente relacionado al anterior, tenemos la manera de conquistar de Joey. Indudablemente, muchas mujeres han recibido supuestos “cumplidos” de hombres desconocidos. En los gimnasios, en el supermercado, en los parques, comprando periódico, pan o yogurt.

En relación con estos comportamientos, podemos señalar a Joey. Ha servido de referencia para que muchos adultos jóvenes crecieran con ideas equivocadas. La razón es sin duda la confianza Joey tenía y el supuesto “éxito” que cosechaba entre las mujeres. Esta confianza despertó un comportamiento en muchachos que podrían haber continuado sus vidas relacionándose de otra manera con las mujeres. El “método” de conquista Tribbiani casi roza el acoso sexual. Y eso no está bien.

4. La cantidad adecuada de tiempo para ocupar una silla en un café

Las cafeterías son al mismo tiempo divertidas y tranquilas, bulliciosas y remansos de calma. A diferencia de otros establecimientos, nos ofrecen un espacio para reunirnos con amigos. En los años 90, los cafés eran un fenómeno relativamente nuevo. Indudablemente, Friends es responsable de su popularización, al menos en parte.

Sin embargo, hay un aspecto negativo del ambiente de los cafés. Y es aquel que Friends parece promover. Estamos hablando de los individuos que se quedan sentados durante horas y horas. Ya sea hablando, aprovechando el WiFi, o leyendo un libro, estas personas se niegan a ceder sus asientos. Así, parecen tener puestos “reservados” en un café que visitan constantemente. Y aunque esto parece adorable visto desde afuera, puede llegar a ser una tortura para determinados establecimientos.

Personajes de Friends

5. Las relaciones tóxicas interminables

Si existe algún legado negativo que pertenezca indudablemente a Friends, es éste. La relación de Ross y Rachel sería considerada en la actualidad como una relación tóxica. Las amigas de la novia le recomendarían que terminara. Los amigos del novio también.

Ninguno de los dos parece ser feliz. Discuten constantemente. Después, rompen la relación “a medias” por cobardía a enfrentar esa decisión. Y tienen relaciones con otras personas sin haber aclarado primero su noviazgo original. Todo es muy confuso. Y sin embargo, parece haberse convertido en una suerte de relación idealizada y “romántica”.

Ross y Rachel se mantienen durante demasiado tiempo en una relación románticamente ambigua. Además, esta relación eterna abrió la puerta para conversaciones igualmente interminables sobre “hacia dónde va esta relación”.

La comunicación es importante en una pareja, así cada uno sabe qué espera el otro de la relación. Sin embargo, llega un momento donde las partes de la pareja deben simplemente dejar fluir la situación. En lugar de eso, Ross y Rachel parecen ser aficionados a ahogarse en un charco.

Después de todo, Friends es una serie fácil de disfrutar. Los diálogos son graciosos, y las situaciones son ocurrentes. Sin embargo, es importante que veamos de manera crítica los programas de TV. De esta manera, evitaremos asumir ideas y patrones de comportamiento que nos pueden perjudicar.