Hacer ejercicio ayuda a tener una memoria más prodigiosa

14 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
¿Sabías de las ventajas que tiene el ejercicio para nuestro cuerpo y nuestra mente? Después de leer este artículo, seguro te entran ganas de hacer deporte
 

“Mens sana in corpore sano”. ¿Sabéis que significa este dicho latino? Pues, básicamente, «mente sana en cuerpo sano». Esto es, que una mente sana repercutirá de manera positiva en nuestro cuerpo, y al revés. Un cuerpo sano, redundará en una mente sana. Encontrar el equilibro entre cuerpo y mente, hará que a la larga disfrutemos de una vida mucho más saludable.  ¿Y cómo podemos conseguir esto? Pues a través de una dieta rica en nutrientes, y sobre todo haciendo ejercicio.

A través del ejercicio, no solo obtendremos beneficios físicos, sino también psicológicos y emocionales. A nivel cognitivo, está demostrado que el ejercicio ayuda a mejorar nuestra memoria, tanto corto como a largo plazo. ¿No te lo crees? Pues sigue leyendo a continuación.

Ejercicio y memoria a corto plazo

Este tipo de memoria, llamada comúnmente como “memoria de trabajo», es la que permite operar con la información a nuestro alcance en el momento presente. Por ejemplo, realizar una operación matemática, hacer la lista de la compra, escribir a ordenador, etc. En definitiva, es un tipo de memoria de muy corto plazo que hace que podamos actuar con rapidez y precisión.

Si realizamos ejercicio de manera diaria, de una forma moderada, y durante al menos 30 min, está demostrado que este tipo de memoria funcionará mejor, mejorando esta función cognitiva.

Memoria a largo plazo

La memoria a largo plazo es aquella que se ocupa de todos nuestros recuerdos autobiográficos y semánticos, como nuestros conocimientos académicos y profesionales, nuestra identidad. Todos aquellos recuerdos profundamente almacenados que nos dicen quiénes somos y qué sabemos.

 

Si se hace ejercicio de manera continuada y moderada, por ejemplo, antes de un examen, tened por seguro que vuestros recuerdos podrán verse reforzados. Si queréis ponerlo a prueba, intentad memorizar una serie de palabras en inglés que queráis aprender, mientras hacéis footing, o corréis en bici. Cuando terminéis de hacer deporte observad los resultados.

Como habéis comprado, los beneficios de hacer ejercicio son múltiples. Y más para este caso particular, donde podréis “matar dos pájaros de un tiro”, cuidar de vuestro cuerpo y vuestra mente.

¿Y a vosotros? ¿Os gustaría poner en práctica esto que acabamos de decir? Simplemente, poneos unos objetivos y que uno de ello sea el de hacer ejercicio. Cuando lo empecéis, seguro que a largo plazo os sentís mejor tanto física como emocionalmente.