Hodofobia o miedo a viajar: ¿en qué consiste?

27 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Sigmund Freud confesó en sus cartas que sentía miedo a viajar. Llamó a este tipo de ansiedad "Reiseangst", aunque a día de hoy, esta fobia en concreto se conoce de otro modo y define una condición asociada a los trastornos de ansiedad generalizada.

Inquietud por tener que alejarse de casa, de nuestra ciudad y de todo aquello que nos es conocido y seguro. Angustia ante la idea de que nos pase algo lejos del hogar. Mareos, sudoración y taquicardia al subir a un tren o un avión… Por llamativo que nos parezca, la hodofobia o miedo a viajar conforma un tipo de trastorno capaz de alterar la vida de quien lo padece.

Bien es cierto que la gran mayoría relaciona los viajes con experiencias enriquecedoras, de esas que se programan en cuanto es posible. Escapar de la rutina y conocer nuevos escenarios supone un poderoso estímulo. Sin embargo, no todos lo viven de igual modo. Hay quien siente auténtico pánico a dejar todo aquello que le ofrece seguridad.  Y, en ocasiones, viajar es algo que debe hacerse de manera forzosa, bien por razones laborales o por motivos familiares.

La ansiedad que se experimenta en estas situaciones invalida y puede ser muy limitante. Al fin y al cabo, las fobias son esas situaciones tan singulares y extrañas para quien no las sufre (ni las entiende), pero tan devastadoras para la persona que lo vive en piel propia. Profundicemos en ello.

Avión representando la hodofobia o miedo a viajar

Hodofobia o miedo a viajar: definición, síntomas, causas y estrategias terapéuticas

La hodofobia o miedo a viajar ha formado parte del ser humano desde hace mucho tiempo. No todo el mundo se siente bien cruzando su zona de confort. Subirse en determinados medios de transporte y llegar a nuevos escenarios que escapan a su control y que no conoce suscita alarma, inquietud y miedo.

Ahora bien, sabemos que nos encontramos ante un tipo de fobia específica que aparece clasificada en el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales). Se trata de un temor irracional y paralizante capaz de limitar aspectos sociales, personales y laborales del individuo.

No obstante, en la hodofobia hay una particularidad y es que cada persona lo vive de un modo diferente, es decir, hay quien siente miedo a los medios de transporte, otros al simple hecho de alejarse de casa y algunos pocos a hacer frente a un escenario desconocido. Evidentemente, abundan quienes aglutinan todas estas dimensiones.

Así, y aunque pueda suscitarnos cierta contradicción que existan personas que no disfrutan de los viajes, hay un aspecto que debemos recordar. Las fobias afectan a 1 de cada 23 personas; son el trastorno psiquiátrico más común y quien más y quien menos padece algún tipo de aprensión limitante.

¿Cuáles son los síntomas?

Como todas las fobias, la hodofobia o miedo a viajar se manifiesta con síntomas emocionales, cognitivos y también físicos muy heterogéneos. Veamos los más comunes.

Manifestaciones emocionales

  • Miedo a coger cualquier medio de transporte que nos aleje de casa.
  • Sensación de que nos va a pasar algo malo en ese viaje.
  • Angustia ante la idea de dejar lo que nos es seguro.
  • Vergüenza al comentar con otras personas lo que nos sucede.

Síntomas cognitivos

  • Dificultar para encargarnos de todo aquello que implica viajar, los pensamientos se nos amontonan, nos quedamos bloqueados al llegar al aeropuerto, al coger el tren.
  • Nos imaginamos mil situaciones negativas: accidentes, que nos perdemos al llegar a esa ciudad, que nos roban, que no encontraremos el hotel…
  • Dificultades para no pensar en otra cosa días o semanas antes de realizar ese viaje.
  • Estados de confusión y bloqueo mental.

Síntomas físicos

  • Mareos.
  • Dolor de estómago y alteraciones intestinales.
  • Vómitos.
  • Taquicardias.
  • Sudoración
  • Pueden aparecer ataques de pánico.

¿Cuáles son las causas de la hodofobia o miedo a viajar?

Conocer la causa que hay detrás de una fobia siempre resulta complicado. Estudios como los realizados en el Instituto de neurociencia de la Timone (Francia) señalan que, por término medio, estas condiciones suelen presentarse de dos formas:

  • Podemos tener fobias con un origen traumático. Es decir, en el caso de la hodofobia o miedo a viajar podría ser causa de una mala experiencia, como por ejemplo haber sido víctima o testigo de un ataque terrorista en un viaje en el pasado.
  • Por otro lado, también pueden surgir sin un desencadenante concreto (fobias no específicas). Aunque en buena parte de los casos pueden existir factores genéticos, familiares, ambientales o del desarrollo que siempre asientan las bases de estas situaciones.
Mujer afrontando su hodofobia o miedo a viajar

¿Cómo se trata este tipo de fobia?

La hodofobia o miedo a volar suele tener asociadas a otras fobias, como por ejemplo, el miedo a volar. En casos más extremos podemos encontrarnos incluso situaciones da agorafobia. No obstante, algo que solemos encontrar con frecuencia es que este tipo de fobia se relaciona con el trastorno de ansiedad generalizada (TAG).

Con esto queremos decir que es común encontrarnos con situaciones complejas y muy particulares, de ahí la importancia de un buen diagnóstico. Por otro lado, en lo que respecta al abordaje terapéutico es adecuado hacer uso de un enfoque multidimensional. Por un lado, pueden ser útiles los psicofármacos como los ansiolíticos.

Por otro, en todos los casos es beneficiosa la terapia psicológica y en concreto las siguientes estrategias:

  • Exposición progresiva a los estímulos fóbicos. La terapia de exposición consiste en acercar a la persona a esos estímulos que le generan ansiedad para manejar las emociones y los pensamientos. Esta técnica siempre adquiere mayor tasa de éxito cuando forma parte de la terapia cognitiva-conductual.
  • Reestructuración cognitiva orientada a combatir las ideas catastróficas que puedan presentar estas personas.
  • Técnicas de relajación y respiración.

Para concluir, es importante no infravalorar los miedos, en especial, cuando empiezan a limitar nuestra vida. Toda fobia es el resultado de un trastorno de ansiedad que debemos atender, de lo contrario, nuestra capacidad para desenvolvernos con normalidad se verá afectada.

  • Singh, Hemendra & Awayz, Hannah & Murali, Thyloth. (2017). An Unusual Case of Phobia: Hodophobia. The International Journal of Indian Psychology.