3 ideas para disculparse de manera eficaz

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 9 noviembre, 2014
Eva Maria Rodríguez · 9 noviembre, 2014

El conflicto con otros es algo inevitable en las relaciones familiares o sociales y, en muchas ocasiones, no pedir perdón, o no hacerlo de la forma adecuada, puede tener consecuencias muy desagradables que convierten un pequeño problema en uno muy grande.

Entonces, ¿cómo podemos pedir perdón de forma eficaz para reconciliarnos con nuestros amigos y nuestros seres queridos?

3 ideas para disculparse de forma eficaz


#1 – Dilo con palabras

Después de horas discutiendo, muchas personas luchan para evocar el valor necesario para decir "lo siento". Para algunos, decirlo es casi similar a admitir la derrota -y nadie le gusta perder-. Muchas personas hacen todo lo posible para evitar pronunciar esas dos palabras. En cambio, se afana en comprar flores o regalos, u ofrecer un masaje en la espalda, convencido de que sin duda esto debe ser suficiente. Pero,,¿Realmente es así?

Expresando nuestro arrepentimiento le damos a nuestros seres queridos la tranquilidad de un compromiso. Lo demás puede ser considerado como un intento de compra: esto a cambio de lo otro. Puede funcionar algunas veces, pero con el tiempo termina deteriorando la esencia de las relaciones.

# 2 -Reconoce tus errores

Es fácil pensar que uno es la víctima en una disputa verbal con un ser querido. Tenemos la tendencia a minimizar nuestros propios errores al exagerar los errores de los demás. Esta es nuestra forma de racionalizar y justificar nuestras acciones en los conflictos. Pero solo son excusas.

Si el objetivo es conseguir el perdón del otro, es primordial tratar de estar menos a la defensiva y dejar de poner excusas para justificar nuestro comportamiento y tener la razón.

Asumir la responsabilidad de lo que hacemos mal en una pelea puede mejorar significativamente la forma en que la otra persona nos ve. Admitir la culpa sin justificarla con la parte de culpa del otro es un paso fundamental que, además, ayudará a que el otro haga lo mismo, peusto que ya no le estamos atacando y no necesita ponerse a la defensiva también.


#3 – Paga por tus errores

Es muy importante preguntar en qué modo se puede compensar o pagar por el error cometido. Este gesto conciliador es aún más eficaz si supone algo duro para uno mismo, tanto desde el punto de vista económico -pagar una reparación, reponer algo- como personal -ayuda para hacer algo-. Esto ayuda tanto al perdón como a la reconciliación, y muestra una actitud de verdadero arrepentimiento.