Influencers adolescentes y el impacto psicológico en nuestros hijos

Son atractivos, ricos y aparentan tener una vida perfecta. Los influencers más jóvenes son auténticas referencias para nuestros niños y adolescentes, hasta el punto de que anhelan ser como ellos.
Influencers adolescentes y el impacto psicológico en nuestros hijos
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 12 noviembre, 2021.

Última actualización: 12 noviembre, 2021

Pocos niños sueñan ya con ser astronautas, quieren ser influencers adolescentes, tener fama y hacer dinero fácil. Los jóvenes disponen ahora de nuevas referencias que imitar y en las que inspirarse. Son figuras públicas y de vida aparentemente perfecta que les hablan del mundo de los videojuegos, la belleza, el cine, el arte, los temas sociales y el medio ambiente.

El hecho de que deseen ser youtubers o tener su propio canal de Twitch con millones de seguidores no es, en sí mismo, un problema. La preocupación reside en cómo una parte de las nuevas generaciones está plenamente supeditada a todo lo que acontece en ese universo paralelo de sus pantallas. Tenemos a niños de entre 8 y 12 años que pasan una media de 6 horas al día.

Los progenitores deben estar al tanto no solo de cuánto tiempo están sus hijos con sus dispositivos móviles. Es importante que sepan también qué tipo de contenidos ven. Es evidente que no todo es nocivo o peligroso, pero muchos estudios nos recuerdan que más del 70 % de los suscriptores adolescentes de Youtube confían casi de manera ciega en las celebridades que siguen.

Creerán cada cosa que se les diga, anhelarán tener los productos que promocionan y no podrán en duda ninguna idea que les expongan estos gurús de los medios. Los niños y los adolescentes aún no tienen plenamente desarrollado el pensamiento crítico y, por tanto, son muy vulnerables a todo lo que les llega desde estos escenarios digitales…

Un influencer se valida como figura de autoridad en un nicho determinado. Esto para los niños y adolescentes tienen un gran impacto porque los ven como referencias absolutas en casi cualquier materia, no solo aquella que promocionan o divulgan.

Adolescente jugando a videojuegos representando a los influencers adolescentes

¡Quiero ser como ellos!

En la actualidad hay miles de influencers adolescentes plenamente asentados y que acumulan no solo millones de seguidores: tienen cautiva la atención de nuestros hijos.

Las it-girls son una referencia en el campo de la moda y la belleza. El mundo de los videojuegos mueve también infinidad de tráfico de seguidores, al igual que los jóvenes actores o figuras que, por su carisma, atraen a este sector de edad.

La psicología del marketing nos dice que este fenómeno esconde aspectos positivos y otros menos amables. Por un lado, los grandes influencers pueden producir un elevado rendimiento económico para las grandes marcas. Sin embargo, esto se logra a costa de una profunda y sofisticada manipulación mental. Los niños y los adolescentes son parte del foco de deseo de la gran industria publicitaria.

El efecto halo, todo lo que dice y hace está bien

Los influencers adolescentes son para nuestros hijos figuras de autoridad y referencia. Esto se debe básicamente al sesgo de confirmación o efecto halo: todo aquello que dicen o hacen es correcto e inspirador. No importa que ese youtuber sea un experto en videojuegos, si publicita para su audiencia una bebida energética es probable que es la que pida el niño a sus padres.

Por otro lado, si ese mismo youtuber evidencia unas claras ideas machistas o si demuestra una peligrosa deriva política e ideológica, es probable que nuestros niños la integren sin darse cuenta. Sin cuestionarla en ningún momento.

La conformidad social y el sentido de pertenencia

Algo que descubren poco a poco los menores cuando se familiarizan con los diversos canales de Instagram, Tik Tok, Youtube o Twitch es que se crean comunidades. Los seguidores de una celebridad constituyen otro medio para hacer amistades online y crear así un sentido de pertenencia entre ellos. Comparten pasiones, aficiones, experiencias, etc.

Los influencers adolescentes mueven a su alrededor comunidades de fans a los que transmiten ideas, publicidad y un estilo de vida concreto. Los niños y adolescentes desarrollan una progresiva conformidad social al respecto. Difícilmente ponen en duda nada de lo que ven a diario, dan plena credibilidad al gurú; además, cuentan con ese grupo de amistades online que refuerzan aún más esa adherencia (beneficiosa o no).

Los influencers adolescentes se convierten para nuestros hijos en figuras de autoridad. Muchas veces, dan mayor veracidad a lo que les trasmiten ellos que los propios padres. 

El espejismo de la vida perfecta: quiero lo que veo

Trabajos de investigación, como los realizados por las universidades de Nanyang en Singapur, la de Nijmegen en los Países Bajos y la universidad de San Diego en Estados Unidos, destacan algo interesante. El fenómeno de los influencers tiene un gran impacto en lo que se refiere a la publicidad, las marcas y el rendimiento de las redes sociales.

Sin embargo, aún no se había estudiado demasiado los comportamientos de consumo de los adolescentes en estos casos. Algo que sabemos es que nuestros jóvenes son cautivos por completo de todo aquello que ven en ese universo digital. Anhelan tener la vida de los influencers adolescentes a los que siguen.

Quieren lo que ven y percibirlos como tan lejano se traduce en frustración. No solo piden a sus padres que les compren los productos que anuncian los influencers. Quieren ser como ellos, vestir como ellos, tener su figura, su cabello… Como bien podemos imaginar, esto se traduce a menudo en problemas de autoestima, ansiedad y trastornos de la conducta alimentaria.

chica siguiendo a los Influencers adolescentes

De mayor quiero ser influencer

El deseo de ser influencer adolescente les aboca a afianzar una perspectiva poco adaptada. Trabajar sin realizar esfuerzos, ser exitoso de manera sencilla, tener millones de seguidores de la noche a la mañana y convertirse en millonarios como quien chasquea los dedos.

Es cierto que no todos los niños y adolescentes tienen este objetivo; sin embargo, estos modelos con los que se familiarizan de manera muy temprana provoca que alberguen ideas que, a largo plazo, pueden causarles decepción y desesperanza.

Por tanto, es recomendable que padres y educadores supervisen a qué figuras públicas siguen y que les aclaren, a su vez, que aquello que ven en redes sociales es solo un mero espejismo aderezado por multitud de filtros, bots y algoritmos que solo tienen un objetivo: manipularles.

Te podría interesar...
Fatiga de privacidad: un daño provocado por las redes sociales
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Fatiga de privacidad: un daño provocado por las redes sociales

La fatiga de privacidad es una sensación de cansancio e indefensión ante la necesidad de proteger los datos personales en internet sin parar.



  • Smit, Crystal & Buijs, Laura & Van Woudenberg, Thabo & Bevelander, K.E. & Buijzen, Moniek. (2020). The Impact of Social Media Influencers on Children’s Dietary Behaviors. Frontiers in Psychology. 10. 2975. 10.3389/fpsyg.2019.02975.
  • Lin, M. H., Vijayalakshmi, A., & Laczniak, R. (2019). Toward an Understanding of Parental Views and Actions on Social Media Influencers Targeted at Adolescents: The Roles of Parents' Social Media Use and Empowerment. Frontiers in psychology10, 2664. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2019.02664
  • Lou, C., & Kim, H. K. (2019). Fancying the New Rich and Famous? Explicating the Roles of Influencer Content, Credibility, and Parental Mediation in Adolescents' Parasocial Relationship, Materialism, and Purchase Intentions. Frontiers in psychology10, 2567. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2019.02567