Jay Haley y la terapia estratégica

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 12 octubre, 2018
Beatriz Caballero · 12 octubre, 2018

La terapia estratégica de Jay Haley se caracteriza porque el terapeuta posee una gran iniciativa y tiene que identificar una serie de aspectos claves. Desde identificar los problemas solubles, hasta diseñar intervenciones, fijar metas, ofrecer feedback y evaluar.

Jay Haley pretendía superar lo que podía dictar el momento y no centrarse en síntomas, estados mentales o anímicos. Lo que realmente proponía era trabajar en situaciones sociales y no centrarse en el trabajo individual.

Los postulados de la terapia estratégica de Jay Haley

Jay Haley pretendía ofrecer la visión de que el problema del cliente que acude a consulta no sólo reside en él, ya que los seres humanos somos sociales y por tanto todo nuestro entorno está involucrado.

Por tanto, el cliente no es la unidad de intervención, también lo es la familia nuclear, otros familiares, y/o el grupo de pares. Dentro de su propuesta también incluye a los profesionales que se encuentran en contacto con el problema de una forma u otra.

Dentro de la familia, Haley analizaba las jerarquías que se establecen, así como las reglas y los estatus o roles de poder dentro de ella. Hay roles y reglas que son más primarias que otras y analizarlos ayudan a entender mejor la vida del cliente.

En ocasiones la queja, la conducta inadecuada o el motivo de consulta se producen por confusiones o desequilibrios en la jerarquía que perturban la adaptación al ciclo de la vida familiar. Si por ejemplo en una familia la hija es quién se encarga de intentar mediar los conflictos de sus padres, existirá un gran desequilibrio que no encaja en el rol adaptativo que le corresponde como hija.

Manos con figuras de papel para representar las terapias sistémicas

La historia del modelo estratégico-comunicacional

El antropólogo Gregory Bateson fue el primer gran teórico sistémico, y su objetivo de estudio eran las relaciones humanas. Para ello aplicó algunos paradigmas teóricos, como la Teoría General de los Sistemas (TGS) y la Cibernética.

Tras el trabajo de Bateson, se crea el Mental Research Institute (MRI) en Palo Alto (California). Por él, pasan importantes teóricos encuadrados en el enfoque sistémico: John Weakland, Don D. Jackson, Virginia Satir, Jay Haley o Paul Watzlawick.

El trabajo inicial de autores como John Weakland y Jay Haley están muy influenciados por las ideas de Erickson, un psiquiatra norteamericano muy exitoso de mediados del siglo XX. La historia de la terapia familiar en un principio era conocida como Terapia Estratégica al modelo desarrollado por Haley, pero debido a que los postulados del Mental Research Institute (MRI) y los del modelo desarrollado por Haley eran muy parecidos, se suelen presentar a ambos en conjunto.

La visión de Jay Haley sobre la persona

Los sistémicos como Jay Haley entienden la conducta de las personas dentro de su contexto interaccional, siendo esta más relevante -con mayor poder explicativo- que cualquier otra variable de personalidad. La teoría general de los sistemas y la teoría de la comunicación humana son los modelos de partida para entender y analizar el funcionamiento de los grupos humanos y como la interacción es ante todo comunicacional.

Por un lado, un sistema está formado por una serie de elementos y reglas que determinan sus relaciones. Por otro lado, estas relaciones pueden observarse de manera circular, el fenómeno de patrón interaccional, donde A produce B y B mantiene A.

La complementariedad entre MRI y la terapia estratégica de Jay Haley

Lo que diferencia los modelos sistémicos de otras modelizaciones realizadas desde otros marcos teóricos es que entienden las conductas desadaptadas como el producto de una interacción y no solamente como resultado de variables de personalidad.

En el Mental Research Institute (MRI), entienden que los problemas aparecen porque las personas automatizan secuencias interaccionales desadaptadas que se repiten. La terapia estratégica observa que los problemas aparecen cuando existe una distribución particular del poder dentro del sistema familiar.

manos con familia de papel

Otra diferencia entre la terapia estratégica y el MRI es que este último entiende que las soluciones intentadas que no funcionan son aquellas que mantienen el problema. Por tanto, los problemas son en parte el resultado de intentos de resolución fallidos.

Sin embargo, Jay Haley desde su terapia estratégica entiende que los síntomas cumplen una función, aunque no sea adaptativa. Es por ello que los síntomas pueden entenderse como una manera disfuncional de comunicar algo.

En definitiva, se trata de considerar que vivimos en un contexto social y por tanto influimos y somos influidos por él. Focalizar una terapia psicológica excluyendo su entorno social es cómo intentar estudiar un animal sin conocer su entorno.