Joker y Harley Quinn, una relación tóxica - La Mente es Maravillosa

Joker y Harley Quinn, una relación tóxica

Leah Padalino 28 noviembre, 2017 en Cine, series y psicología 0 compartidos

La relación entre el Joker y Harley Quinn es una de las más conocidas en el mundo de la animación y del cómic, ambos son dos de los antagonistas del personaje Batman. Son tan carismáticos que han generado gran admiración por parte del público. Está claro que ambos son fundamentales en el universo de Batman, gozan de gran reputación y aportan humor y tensión a la ficticia ciudad de Gotham. Desde luego, Batman no sería lo mismo sin el Joker… y el Joker no tendría el mismo encanto si no estuviera Harley Quinn. ¿Pero qué clase de relación tienen?

Si analizamos un poco la relación, si profundizamos un poco en los personajes, en seguida nos daremos cuenta de que algo no encaja, de que no es una relación sana y de que probablemente Harley Quinn esté viviendo una situación de manipulación de la que no es capaz de huir.

Harley Quinn contenta

Los personajes: Joker y Harley Quinn

El origen del Joker es un tanto incierto, va cambiando las versiones de su pasado según le conviene y su personaje está envuelto en un halo de misterio. Su aspecto tan característico (pelo verde, piel blanca y labios rojos) se debe a una caída en un depósito de residuos químicos que modificarían su aspecto para siempre. El Joker, como su propio nombre indica, es un bromista: tiene un aspecto un tanto circense y sus macabros planes van acompañados de toques de humor, juegos de cartas y elementos que asociamos a los payasos.

No es el único enemigo de Batman, pero sí podríamos decir que es el más carismático. Se trata de un personaje ingenioso, manipulador, mentiroso, egoísta y egocéntrico, con un perfil psicópata y que disfruta con el sufrimiento ajeno. El Joker no quiere a nadie, solo a sí mismo. Busca la diversión y la risa casi como un niño, y no le importa a quién perjudique con eso.

Existen infinidad de versiones del Joker y múltiples diferencias entre ellas, la del cómic, la serie animada, las películas y los diferentes actores que se han encargado de interpretarlo… Sin embargo, su imagen y su personalidad lo hacen fácilmente reconocible para el público en general.

Harley Quinn es su eterna enamorada, conocemos un poco más sobre ella en Mad Love. Su verdadero nombre es Harleen Quinzel, fue una destacada gimnasta y, gracias a ello, logró una beca para ingresar en la universidad; estudió psiquiatría y obtuvo muy buenas calificaciones, aunque de una forma poco honrada. Finalmente, trabaja en Arkham Asylum, lugar en el que está internado el Joker.

Cuando conoce al Joker en Arkham, queda fascinada por su personalidad desde el principio. Vemos en Mad Love que él se sincera con ella y le narra experiencias traumáticas de su pasado, experiencias que posteriormente descubriremos que no son ciertas y que no es Harley la única que las conoce. Pero Harley comienza a enamorarse, y cegada por ese amor, es incapaz de ver al psicópata que es Joker: solo ve en él a alguien que ha sufrido y a Batman como su gran enemigo.

Por ello, Harley roba un disfraz de Arlequín, en honor al apodo que le puso su adorado Joker y logra rescatarlo de Arkham. A partir de este momento comenzará su carrera criminal e irá construyendo a su personaje, una villana fascinada por las bromas y la apariencia circense que tiene dos hienas como mascotas.

Joker ve en Harley una oportunidad para escapar de Arkham, ve en ella a alguien en quien confiar, pues su devoción hacia él es infinita. Ella se enamora perdidamente y él se aprovechará de esta situación.

La relación tóxica de Joker y Harley Quinn

Joker incluso llega a maltratarla física y psicológicamente y hasta intenta matarla. Pero Harley no es consciente de esta manipulación, es sumisa y devota, se conforma con una mínima muestra de cariño. Aunque hay algunos episodios en los que vemos cierta rebelión por su parte, cierto acercamiento con la realidad; por ejemplo, como cuando se une a Poison Ivy y trata de salir adelante junto a su nueva amiga.

Aunque en el fondo nos damos cuenta de que la mayoría de sus actos están motivados para tratar de impresionar al Joker y es que, para Harley, la opinión del Joker será fundamental, determinará sus actos y sus decisiones. Como vemos, la relación entre el Joker y Harley Quinn es un claro ejemplo de toxicidad.

Harley Quinn siempre se muestra a su disposición, sueña con acabar con Batman porque piensa que, así, podrá disfrutar plenamente de su relación. Es decir, busca culpables para justificar la actitud del Joker y siempre tiene argumentos para defenderlo. Se engaña a sí misma creyendo que su amor es recíproco y que, algún día, vivirán felices para siempre.

Todo ello, hace que Harley mejore un plan del Joker para lograr matar a Batman, demostrando ser muy inteligente y estando más cerca que nunca de acabar con él. Lo irónico del asunto es que es el propio Joker quien, por orgullo y por su incapacidad para aceptar que Harley le ha superado, la empuja desde un edificio y rescata a Batman.

Es cierto que en algunas ocasiones observamos ciertos sentimientos por parte del Joker hacia Harley, pero en muchos casos, también se trata de manipulación o de la propia locura del personaje. Es posible que el Joker sienta algo hacia ella, pero su orgullo y su amor hacia sí mismo son mucho más fuertes.

Harley ha idealizado al Joker, ha idealizado la relación y todo lo que la rodea. Ha perdido totalmente la cordura a causa de su enfermizo enamoramiento, que él alimenta con diminutas muestras de cariño para así asegurarse su lealtad. Pero lo cierto es que todo esto ha creado en Harley una enorme inseguridad, lo vemos cuando su gran enemigo Batman logra manipularla en más de una ocasión, creando en ella temor e inseguridad, aunque realmente le está diciendo la verdad sobre el Joker.

Joker y Harley Quinn

Suicide Squad, una versión actualizada

Tras el estreno de la película Suicide Squad en 2016, se han popularizado enormemente los personajes de Joker y Harley Quinn. El Joker es interpretado por Jared Leto, actor y cantante muy conocido por el público más joven; y Harley es interpretada por Margot Robbie.

Es cierto que hemos visto a otros Jokers en el cine como Jack Nicholson para la película de Tim Burton, y que el Joker más aclamado por público y crítica fue el difunto Heath Ledger; pero no cabe duda de que esta nueva versión actualizada y con una estética más acorde a nuestros tiempos ha creado una nueva imagen del personaje que se ha extendido entre el público más joven. Aunque el impacto de Harley Quinn ha sido todavía mayor, era la primera vez que se llevaba a la gran pantalla a este personaje y su renovación estética ha sido un gran impacto.

Joker y Harley Quinn

En Suicide Squad no se profundiza demasiado en esta relación y vemos a un Joker, en ocasiones, más compasivo con Harley, aunque también muy cruel; además, el personaje del Joker pasa a un segundo plano. La Harley de Suicide Squad refleja mejor la esencia del personaje, su locura, su enamoramiento del Joker y hasta su deseo por vivir una vida normal y formar una familia con él.

El problema viene cuando intentamos ver lo que no es, el Joker no deja de ser un psicópata y Harley una mujer sometida a él. Pueden ser personajes muy carismáticos, atractivos, divertidos, ingeniosos y, sin duda, el universo Batman no sería lo mismo sin ellos.

Son personajes que han cobrado vida propia, que marcan un estilo, son el perfecto prototipo de villano y villana, pero la relación entre el Joker y Harley Quinn es el claro ejemplo de lo que NO queremos, una relación tóxica.

Su locura es hasta contagiosa, pero también peligrosa y no debemos dejar de verlos como lo que son: personajes de cómic. Personajes que dibujan el arquetipo del villano, que puede llegar a fascinarnos; sin embargo, debemos ser conscientes de que en la relación entre el Joker y Harley Quinn, la cordura brilla por su ausencia, algo que no se podría consentir en la vida real. Como hemos visto, resulta muy interesante su análisis y podríamos observar la relación como un ejemplo al que no imitar, sin que esto sea un obstáculo para disfrutar de su historia y aprender de lo que les sucede.

“Todos ven al Joker riendo; Harley lo ve llorando”

-Arleen Sorkin, voz de Harley Quinn en Batman TAS-

Leah Padalino

Italoespañola y ciudadana del mundo. Futura filóloga y estudiante de filosofía, cinéfila y amante de los animales. "Cuanto más difícil es hacer algo, mayor es la recompensa que te espera al final"

Ver perfil »
Te puede gustar