Juegos psicológicos en las relaciones de pareja - La Mente es Maravillosa

Juegos psicológicos en las relaciones de pareja

Sonia Budner 13 agosto, 2018 en Psicología clínica 0 compartidos
Dos cabezas de una pareja con corazones unidas para representar los juegos psicológicos

Muchos de los juegos psicológicos que empleamos en nuestras relaciones de pareja son fruto de nuestro guión de vida. Un patrón emocional y conductual que elaboramos en la niñez bajo el influjo de nuestros padres y que después nos acompaña durante muchos años.

El guión de vida y los juegos psicológicos en la pareja son fenómenos superpuestos. Son estos juegos psicológicos los que determinan cómo empleamos nuestro tiempo en las relaciones y terminan dando forma al guión de pareja.

El guión de vida

El guión de vida es un término acuñado por el médico psiquiatra Eric Berne, fundador de la Escuela transaccional, y hace referencia al papel que interpretamos en nuestra relación con los demás, como si actuásemos en una obra de teatro. Es un papel que desarrollamos porque nos ha sido dado y que termina convirtiéndose en una máscara de la que no somos conscientes. Además, muchas veces este guión de vida lo reforzamos con la experiencia.

Actúa como una huella que quedó instalada en nosotros a edad temprana y que va a dirigir nuestras vidas a menos que nos hagamos conscientes de ella y trabajemos para modificarla.

“Las personas nacen príncipes y princesas hasta que sus padres las convierte en sapos”.

-Eric Berne-

Mujer triste pensando en hacer terapia metacognitiva

El guión de vida se establece en base a dos elementos:

  • Los mandatos: o “maldiciones”. Las prohibiciones o inhibiciones impuestas al niño. Hacen referencia a la negación de una actividad y son proyecciones de los miedos y deseos de los padres.
  • Las atribuciones: son las “etiquetas” con las que todos cargamos y que nos han sido colocadas de niños. También son fruto de las proyecciones de nuestras figuras de referencia y nos moldean desde edad muy temprana. Limitan al niño a que sea o haga de una manera determinada: “eres igual que tu padre” o “eres malo, torpe…”, “no se puede confiar en ti”.

Guiones de Pareja: los juegos psicológicos

En la edad adulta, y en el momento de relacionarnos con otros, el guión de vida da paso al guión de pareja que viene definido por los juegos psicológicos que la pareja emplea para relacionarse entre sí en base al guión de vida de cada uno.

Los juegos psicológicos determinan la forma de vivir la relación. Llenan la vida de la pareja porque es con estos juegos con los que ambos ocupan el tiempo que están juntos. Son una forma de intercambio muy destructiva. En estos juegos psicológicos se dan guiones de sumisión, de dominancia y de aislamiento.

Guión de sumisión

Un miembro de la pareja ejerce el rol de víctima y le exige al otro protección. Si no recibe o no percibe del otro la protección y atención que necesita, es decir, si no funciona la manipulación, aparecen los ataques de rabia y comienza el guión de persecución y culpabilización de su pareja.

Esta variante del guión de sumisión suele durar poco tiempo porque pone en peligro la relación de pareja. Rápidamente se vuelve a asumir el guión de víctima y el ciclo continúa, en una escalada, dando paso a una agresividad es cada vez mayor.

Guión de dominancia

En las parejas que emplean su tiempo en juegos psicológicos de dominación uno de los dos ejerce un rol de dominador o perseguidor. Es un guión basado el ejercicio del poder y competencia con el otro. Lo hace con el propósito de imponer sus valores, sus criterios y sus opiniones. Este miembro de la pareja necesita demostrar que es quien aporta y no el otro.

En los momentos del juego en que el dominador pierde, rápidamente aparece la inseguridad. Se mostrará hostilidad hasta el punto de “guardar” la pérdida para una siguiente revancha. Es un juego psicológico que termina agotando la relación.

Pareja discutiendo

Guión de aislamiento

Estas parejas desarrollan el juego psicológico de mantenerse distantes y lejos de compromisos emocionales. Manejan la indiferencia y la frialdad hasta que uno de ellos necesita volver a una distancia menor, que generalmente se da en encuentros sexuales apasionados, para volver de nuevo a la distancia con cualquier excusa, ya sea una pelea o un trabajo. Es una relación de va-y-ven.

Finalmente, señalar que cambiar estos guiones de vida y terminar con los juegos psicológicos en la pareja es un proceso que pasa por el reconocimiento de los mismos y el deseo expreso de querer cambiarlos. De otra manera, estos juegos psicológicos conducirán a menudo a la ruptura de la pareja.

Sonia Budner

Escritora, investigadora y traductora de novelas. Coach Internacional Certificada, estudiante de Psicología por la UNED y apasionada de la Historia y del Arte. Autora de Tejedoras de Historia.

Ver perfil »
Te puede gustar