La amistad para las mujeres no significa lo mismo que para los hombres - La Mente es Maravillosa

La amistad para las mujeres no significa lo mismo que para los hombres

Eva Maria Rodríguez 23 septiembre, 2016 en Psicología 2012 compartidos

La amistad para las mujeres no implica ni significa lo mismo que para los hombres. Las amistades femeninas, las amigas, son algo muy importante en la vida de las mujeres. Las mujeres hablamos de cosas diferentes entre nosotras, profundizamos más en nuestras conversaciones.

Para nosotras el tiempo y la distancia no importan: una amiga es una amiga para siempre. Aunque estemos años sin vernos ni el cariño ni la confianza han mermado. Nosotras formamos una hermanad que nos hace fuertes. Es algo que llevamos en nuestro ADN colectivo y que ha sido así siempre.

En realidad, antiguamente las mujeres compartían mucho más que hoy. Ellas se turnaban en el cuidado de sus bebés, se reunían para cocinar juntas y compartían una intimidad a la que solo se llega a través de un vínculo de amistad profundo. Esta vida compartida era una fuente de fortaleza y consuelo sobre la que se construía su vida diaria. Las mujeres aprendían unas de otras, se atendían unas a otras, podían contar unas con otras.

Hoy en día, las mujeres vivimos mucho más aisladas separadas unas de otras. Las oportunidades para reunirnos no son mucho más limitadas. Pero eso no reduce nuestra necesidad de sentirnos unidas y, de hecho, las mujeres que no están con sus amigas a menudo o que pierden el contacto sienten un gran vacío interior, complicado de llenar con ninguna otra cosa.

El poder de la amistad femenina

Los verdaderos beneficios de la amistad son inconmensurables. Los amigos hacen la vida mejor. En este sentido, los estudios muestran que la amistad tiene un mayor impacto en nuestro bienestar físico y psicológico que cualquier otra de las relaciones familiares.

amigas cogidas del brazo

La amistad femenina tienen gran impacto en nuestro bienestar físico y psicológico como mujeres, ya que nosotras compartimos ese vínculo especial cuando acercamos nuestras almas. De esa manera encontramos el apoyo y el ánimo que necesitamos para superar nuestros problemas y limitaciones.

De hecho, según los investigadores, la liberación de la hormona oxitocina es, sobre todo para las mujeres, la panacea de la amistad y, por extensión, de la salud.

Amistad, estrés y mujeres

Un importante estudio encontró que las mujeres responden al estrés de manera diferente que los hombres. Este hecho tiene implicaciones importantes para la salud. Cuando las personas experimentan el estrés, la respuesta de lucha o huida se activa y libera hormonas, como el cortisol.

La oxitocina es otra hormona que es secretada por los hombres y las mujeres en respuesta al estrés. En las mujeres, amortigua la respuesta de lucha o huida y les anima a proteger y cuidar a sus hijos y a reunirse con otras mujeres.

Esto funciona así no solo en los seres humanos, sino también en otras muchas especies. Cuando las mujeres nos involucramos en el cuidado de nuestros seres queridos o en nuestras relaciones de amistad con otras mujeres, liberamos oxitocina. Así tenemos más capacidad adicional para la luchar contra el estrés y calmarnos.

Amigas divirtiéndose

En cambio los hombres liberan altos niveles de testoterona cuando están bajo los efectos estrés, lo que reduce los efectos calmantes de la oxitocina. Por eso suelen ser más proclives a reaccionar con enfado y violencia. Sin embargo, las mujeres producimos estrógenos, que aumentan los efectos de la oxitocina, lo que nos hace buscar apoyo social para liberar dicha hormona.

Al parecer, esta diferencia en la búsqueda de apoyo social durante los períodos de estrés es la principal forma en la que hombres y mujeres difieren en su respuesta al estrés, y una de las diferencias más básicas en el comportamiento de ambos sexos.

Cabe destacar en este punto que un estudio sobre el cáncer de mama encontró que las mujeres sin amigos cercanos eran cuatro veces más propensas a morir de la enfermedad que las mujeres con 10 y más amigos. Curiosamente, la proximidad y la cantidad de contacto con los amigos estaba asociado con la supervivencia. El solo hecho de tener amigos era ya una agente protector.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar