La anhedonia o ausencia de placer

La anhedonia es uno de los síntomas principales de la depresión, así como de otros trastornos mentales. ¿Quieres saber de qué se trata esta condición? ¡Sigue leyendo!
La anhedonia o ausencia de placer
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 20 agosto, 2022

La anhedonia es la incapacidad o capacidad reducida para sentir placer. Cuando una persona padece esta condición, no encuentra interés en las actividades, pasatiempos o experiencias que solía generarle placer y satisfacción. Además, pierde la capacidad de anticipar cosas buenas y encontrar motivación. También tiene problemas para juzgar con precisión el esfuerzo necesario para lograr una determinada recompensa (Der-Avakian y Markou, 2012).

Esta ausencia de placer se ha relacionado con muchos trastornos mentales, incluida la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia y el trastorno por uso de sustancias (Trøstheim et al., 2020). Las personas que sufren de dolor crónico y enfermedad de Parkinson también pueden experimentar anhedonia.

“No puedo aguantar mucho tiempo en un cine… apenas puedo leer un periódico… no puedo comprender qué placer o alegría buscan los hombres en las cafeterías, en los deportes,  escuchando música, viajando…” “Si el mundo tiene razón… Soy el lobo estepario en un mundo que le es extraño”

-Herman Hesse, El lobo Estepario

La anhedonia o ausencia de placer

La incapacidad para disfrutar de las cosas agradables o experimentar placer se denomina anhedonia. En los últimos años, se ha comprobado la importancia de la anhedonia, como un síntoma capital en varios trastornos psiquiátricos, especialmente la depresión y la esquizofrenia. Mientras algunas personas que la padecen están sumidas en un bloqueo anímico y sufren un descenso en su capacidad para apreciar el placer (disfrutar del apetito por la comida, en las relaciones sexuales, actividades de ocio) otros minimizan su nivel de energía y sufren una desconexión total del mundo, ciertamente peligrosa. Ejemplos que evidencian este síntoma, son frases como” No disfruto con nada” “No me interesa ninguna cosa” “Nada me emociona”.

Cuando estas frases se instauran en nuestra vida, tal vez estamos ante el comienzo de una depresión o un trastorno de ansiedad, en el cual la persona se queda emocionalmente congelada y experimenta una falta de actividad para disfrutar de actividades que antes le resultaban divertidas y gratificantes.

Situaciones de gran dificultad, disgusto y estrés son situaciones que propician la aparición de este síntoma. Los pacientes que sufren anhedonia severa arrastran un grave padecimiento, se sienten aislados socialmente y retraídos en sí mismos, generalmente mantienen cierto desapego a la vida, y su sistema psíquico se abandona a la concesión de ideas autodestructivas, coincidiendo con la incapacidad para ofrecer, entregar, relacionarse, y establecer cualquier proyecto personal.

El entorno familiar del paciente no asimila la incapacidad del mismo para experimentar ningún tipo de sensación placentera, por este motivo se van dañando y distanciando las relaciones interpersonales, hasta dejar al sujeto sumido en una situación de aislamiento.

Componentes de la anhedonia

La ausencia de placer tiene dos componentes distintos:

  • Motivacional: implica una disminución en el impulso de buscar experiencias placenteras.
  • Consumatorio: involucra la capacidad reducida para experimentar emociones positivas en respuesta a actividades que solían generar placer.

La experiencia de la anhedonia puede diferir según el trastorno que padezca el individuo. Por ejemplo, un estudio ha encontrado que las personas con trastorno depresivo mayor y trastorno bipolar pueden experimentar el componente motivacional, pero no el consumatorio. Como consecuencia, aunque son capaces de experimentar placer ante estímulos placenteros, no están motivados para buscar tales experiencias.

Tipos de anhedonia y sus síntomas

La anhedonia se puede dividir en dos tipos: física y social. Ambas están correlacionadas, pero cada una describe déficits diferentes a nivel del placer.

Anhedonia física

Se caracteriza por un interés y un placer reducidos al participar en experiencias físicas como la comida, el ejercicio y las interacciones sexuales. Sus síntomas incluyen:

  • Reducción del interés en la intimidad física.
  • Ausencia de placer al probar la comida.
  • Disminución del disfrute de las sensaciones físicas, como bailar, el olor de las flores o ver puestas de sol.

Anhedonia social

Se caracteriza por un interés y placer reducidos en el compromiso social. Si bien la anhedonia social implica retraimiento social, no es lo mismo que la ansiedad social. Entre sus síntomas destacan:

  • Retiro social.
  • Reducción de la interacción social.
  • Preferencia por estar solo.
  • Habilidades sociales reducidas.
  • Ausencia de disfrute de la interacción social.
  • Disminución de la capacidad para expresar emociones.
  • Emociones fingidas en situaciones sociales.

Causas de la anhedonia o ausencia de placer

Algunos estudios han sugerido que las partes del cerebro que permiten a las personas anticipar recompensas y motivarlas a buscar están comprometidas en las personas con anhedonia. Esto disminuye la capacidad para tomar decisiones que conducirían a experiencias placenteras.

Por su parte, Harvey et al. (2007) encontraron que la gravedad de la anhedonia se correlacionó negativamente con el volumen del caudado anterior y el estriado ventral. También se correlacionó positivamente con la actividad de la corteza prefrontal ventromedial para el tratamiento de información positiva. Estos resultados confirman la relevancia del sistema de recompensa cerebral, mostrando la importancia del cuerpo estriado ventral en las conductas de recompensa y las experiencias placenteras (Gorwood, 2022).

En otra investigación se encontró que los niños con anhedonia tenían niveles más bajos de conectividad entre las regiones del cerebro involucradas con el procesamiento de la excitación y la recompensa, así como una menor activación en ciertas áreas del cerebro durante la anticipación de recompensas.

Tratamiento de la ausencia de placer

La anhedonia puede ser difícil de tratar y aún no hay una forma clara de hacerlo. Generalmente, el primer paso es encontrar su causa y enfocarse en tratarla, esperando así que la anhedonia mejore como resultado.

Recientemente, ha habido algunos desarrollos prometedores en tratamientos dirigidos específicamente a esta condición. Por ejemplo, un estudio mostró que una sola infusión de ketamina reduce la anhedonia en personas con depresión bipolar resistente al tratamiento. 

También se están realizando pruebas clínicas para desarrollar una terapia de conversación para la anhedonia. Esta intervención consistiría en darles a los pacientes tareas semanales como asistir a una fiesta o invitar a un amigo a cenar. El objetivo es anular la falta de motivación haciendo que participen en actividades que les resulten gratificantes.

Para terminar, la anhedonia o ausencia de placer en las cosas que solían hacerte feliz puede afectar tu bienestar y calidad de vida. Por lo tanto, si has notado una disminución del interés en las cosas que antes te daban placer y gozo, acércate a un profesional de la salud mental.

Te podría interesar...
Anhedonia social: la incapacidad de disfrutar y sentir interés en las relaciones con los demás
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Anhedonia social: la incapacidad de disfrutar y sentir interés en las relaciones con los demás

La anhedonia social es aún un fenómeno poco estudiado, pero que sin embargo, se vincula al trastorno del espectro autista (TEA).

Imagen cortesía de Nisha A



  • Barkus, E., & Badcock, J. C. (2019). A transdiagnostic perspective on social anhedonia. Frontiers in psychiatry, 216.
  • Bottaro, A. (2022, 1 de agosto). What Is Anhedonia? When you can't find pleasure in things. Verywellhealth. https://www.verywellhealth.com/anhedonia-definition-5189496
  • Brody, B. (2020, 20 de octubre). What is anhedonia. Webmd. https://www.webmd.com/depression/what-is-anhedonia
  • Der-Avakian, A., & Markou, A. (2012). The neurobiology of anhedonia and other reward-related deficits. Trends in neurosciences35(1), 68-77.
  • Feng, B., Jiang, Y., Li, Y., Liu, X., & Wu, S. (2020). Body and Social Anhedonia of Depression: A Bifactor Model Analysis. Psychologica Belgica60(1), 103.
  • Fine, D. (2018, 15 de agosto). Can talk therapy help people who are unable to experience joy? Scientific American. https://www.scientificamerican.com/article/can-talk-therapy-help-people-who-are-unable-to-experience-joy/#
  • Gee, D. G. (2019). Demystifying anhedonia in childhood with large-scale networks. Science Translational Medicine11(487), eaax1723.
  • Gorwood, P. (2022). Neurobiological mechanisms of anhedonia. Dialogues in clinical neuroscience.
  • Harvey, P. O., Pruessner, J., Czechowska, Y., & Lepage, M. (2007). Individual differences in trait anhedonia: a structural and functional magnetic resonance imaging study in non-clinical subjects. Molecular psychiatry12(8), 767-775.
  • Lally, N., Nugent, A. C., Luckenbaugh, D. A., Ameli, R., Roiser, J. P., & Zarate, C. (2014). Anti-anhedonic effect of ketamine and its neural correlates in treatment-resistant bipolar depression. Translational psychiatry4(10), e469-e469.
  • Llerena, K., Park, S. G., Couture, S. M., & Blanchard, J. J. (2012). Social anhedonia and affiliation: examining behavior and subjective reactions within a social interaction. Psychiatry Research200(2-3), 679-686.
  • Trøstheim, M., Eikemo, M., Meir, R., Hansen, I., Paul, E., Kroll, S. L., ... & Leknes, S. (2020). Assessment of anhedonia in adults with and without mental illness: a systematic review and meta-analysis. JAMA network open3(8), e2013233-e2013233.
  • Vinney, C. (2022, 27 de julio). What is anhedonia. Verywellmind. https://www.verywellmind.com/what-is-anhedonia-i-dont-feel-pleasure-5680269

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.