La ansiedad en los hijos de padres alcohólicos

Edith Sánchez·
31 Marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas al
31 Marzo, 2020
Los hijos de padres alcohólicos tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar ansiedad patológica que los que tienen padres sin este tipo de dependencia. Esto puede dar lugar a problemas de comportamiento a largo plazo.

El departamento de psicología de la Universidad de Cádiz realizó una investigación en la que se contrastó el nivel de ansiedad en los hijos de padres alcohólicos, frente a los hijos de padres no alcohólicos. Llegaron a la conclusión de que es notoria la diferencia entre unos y otros, como era de esperarse.

Desde los años 90, autores como Steinglass, Mena y Casado habían investigado los efectos del alcoholismo en la familia, aunque no específicamente la ansiedad en los hijos de padres alcohólicos. Habían encontrado que el consumo de esta sustancia lleva a que el dependiente cambie paulatinamente su comportamiento, haciéndose más irritable e intolerante progresivamente.

Me gusta el licor. Su sabor y sus efectos. Y esa es la razón por la que nunca he de beber”.

-Thomas Jackson-

Esta conducta impacta profundamente a la familia. Los autores mencionados llegaron a decir que la situación tiene efectos incluso más duraderos en los miembros del hogar, que en el propio enfermo.

También indicaron que esto no depende de la cantidad de alcohol que se consuma, sino del hecho mismo de hacerlo, cuando media una dependencia compulsiva.

Hombre con botella de alcohol

Ansiedad en los hijos de padres alcohólicos

Los estudios mencionados señalan que el principal efecto emocional del alcoholismo en las familias se da en términos de un incremento de la ansiedad. Los investigadores de la Universidad de Cádiz partieron del supuesto de que este impacto tendría que ser más fuerte en los niños, dado que son más vulnerables psicológicamente.

Así mismo, lo usual en las familias en donde uno de los miembros sufre de alcoholismo, es que gran parte de la atención se dirija hacia él o ella. Por lo tanto, no es raro que los niños queden un poco a la deriva, sin la protección suficiente, ya que los encargados de ellos no suelen tener la disponibilidad emocional para atenderlos.

De este modo, lo más habitual es que haya gran ansiedad en los hijos de padres alcohólicos. Esta deviene de la situación misma de inestabilidad que provoca el adicto, así como de la situación continua de conflicto que se genera, la incertidumbre y, con frecuencia, los hechos violentos en los que se ven involucrados.

El estudio de la Universidad de Cádiz

El estudio de la Universidad de Cádiz tomó como base a un grupo de 108 niños, hijos de padres alcohólicos; por otro lado, se estableció un grupo de 118 niños hijos de padres que no tenían dependencia del alcohol. Los dos grupos eran lo más similares posibles, en términos de edad, género, condición social, etc.

El rango de edad estaba comprendido entre los 7 y los 16 años. No se tomó en cuenta si la persona que padecía alcoholismo era el padre o la madre, por lo que esta variable se asumió al azar. Todos los niños, hijos de padres alcohólicos o no, eran estudiantes de colegios públicos y vivían en zonas muy cercanas entre sí. A todos ellos se les aplicó un test para medir la ansiedad.

Para identificar a los hijos de padres alcohólicos se envió una carta a diversos servicios de atención al alcoholismo, solicitando la participación voluntaria de padres con hijos entre las edades ya señaladas y que fueran alcohólicos activos o tuvieran un periodo de abstención inferior a dos años.

Niño con ansiedad

Los resultados de la investigación

Los resultados indicaron que en el grupo de los hijos de padres alcohólicos había 38 niños que presentaban una ansiedad patológica, mientras que en el otro grupo solo 18 niños tenían esta condición. Así mismo, se determinó que quienes tienen padres dependientes del alcohol presentan un riesgo tres veces mayor de desarrollar ansiedad extrema.

El estudio también encontró que en términos de ansiedad ligera no había grandes diferencias entre un grupo y otro. En la misma categoría, tampoco existía una variación significativa entre hombres y mujeres. En cambio, en quienes presentaban ansiedad patológica, las mujeres salían más afectadas que los varones.

Los investigadores encontraron también que los niños cuyos padres llevaban más tiempo en abstención, tendían a presentar menores niveles de ansiedad. Por contrapartida, cuando los padres habían abandonado la bebida hacia poco tiempo o no lo habían hecho del todo, el grado de ansiedad tendía a crecer.

Se sabe que esos elevados niveles de ansiedad en la infancia suelen dar lugar a problemas de comportamiento a medio y largo plazo. La familia es una estructura psicosocial de enorme influencia durante la infancia. Por esta razón, el alcoholismo tiene un gran impacto en los niños, el cual debe ser abordado de forma temprana y decididamente.

Rodríguez, L., Padilla, E. M., Caballero, R., & Rodríguez, J. (2002). Ansiedad en hijos de padres alcohólicos en tratamiento. Psicothema, 14(1), 9-18.