La antigua cura griega para la depresión y la ansiedad

15 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
Cuidar del cuerpo y cultivar la mente eran para nuestros padres de la sabiduría elementos clave para favorecer el bienestar, de ahí la interesante cura griega para la depresión y la ansiedad.

La cura griega para la salud y la ansiedad está basada en un interesante enfoque holístico. Se trataba de un estilo de vida conocido como bios pythagorikos desde el que enseñar a las personas a cuidar su alimentación, sus rutinas físicas y, sobre todo, las intelectuales. Cuidar del cuerpo y cultivar la mente eran, para nuestros padres de la sabiduría, elementos clave para favorecer el bienestar.

Es posible que, a día de hoy, estas claves nos parezcan algo elementales. Ahora bien, hemos llegado a un punto en nuestra sociedad en el que, tal vez, lo que más necesitemos es volver precisamente a esos fundamentos básicos. Ahí donde reducir la complejidad de nuestro día a día, economizar en preocupaciones, recortar estímulos, atender prioridades.

La filosofía es siempre un refugio interesante al que volver de vez en cuando para aprender, reflexionar y despertar. En un mundo donde la tecnología colapsa cada uno de nuestros universos personales, es interesante recordar el propósito de esta disciplina. Figuras como Platón, Aristóteles o Pitágoras no nos hablaron solo de conceptos morales, éticos o estéticos.

También nos enseñaron el arte del «bien vivir». Y lo que es más importante si cabe, el fin último de la filosofía fue siempre enseñarnos a pensar mejor, algo esencial que a la larga, también nos permite invertir en bienestar.

«La salud positiva requiere un conocimiento de la constitución primaria del hombre y de los poderes de diversos alimentos, tanto los naturales como los que resultan de la destreza humana. Pero comer solo no es suficiente para la salud. También debe haber ejercicio, del cual también deben conocerse los efectos».

-Hipócrates-

Platón sentado simbolizando la antigua cura griega para la depresión y la ansiedad

La cura griega para la depresión y la ansiedad ¿en qué consiste?

Nicholas Kardaras es un psicólogo clínico conocido por su labor divulgadora en diferentes áreas: salud mental, adicciones y el impacto de la tecnología en la actualidad. Así, una de sus publicaciones más exitosas ha sido sin duda Cómo Platón y Pitágoras pueden salvar tu vida. En este trabajo, presentado en una conferencia de la Asociación americana de Psicología (APA), planteaba las siguientes ideas.

  • A día de hoy la depresión y la ansiedad son dos de los mayores retos en materia de salud. Es más, la OMS estima que en el 2030 sean el principal problema en materia sanitaria.
  • De este modo, estudios recientes como el llevado a cabo en el King’s College de Londres (considerado como el mayor estudio sobre depresión y ansiedad) nos indican por ejemplo que entre el 30 y el 40% del riesgo de depresión y ansiedad es genético y del 60 al 70% se debe a factores ambientales.
  • Este último porcentaje depende por tanto de nosotros y de las medidas sociales de las que dispongamos.
  • El doctor Nicholas Kardaras nos indica a su vez algo interesante. El origen de estos trastornos psicológicos no está solo en nuestro estilo de vida industrializada y urbanizada. Estamos perdiendo también del horizonte nuestras prioridades existenciales, de nuestros propósitos… Buscamos la felicidad en productos con obsolescencia programada.

Nos estamos aislando cada vez más, somos una sociedad hiperconectada que sin embargo, se siente más sola que nunca.

chica que necesita la antigua cura griega para la depresión y la ansiedad

Trabajos como el llevado a cabo por el doctor Steven Ilardi, psicólogo de la Universidad de Kansas, nos revelan a su vez algo muy interesante. Pueblos, como el de Kaluli en Papua Nueva Guinea, presentan un índice de depresión nulo o inexistente. Aplican en su día a día una filosofía de vida muy básica que les permite ganar en bienestar.

Nosotros tenemos a nuestro alcance la antigua cura griega para la depresión. La que enunció Pitágoras en su día y que se conoce como el «Bios Pythagorikos». Veamos en qué consiste.

Dieta rica en omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son los que se contienen en alimentos como las nueces, el aceite de oliva, el salmón, las semillas de chía… Curiosamente, muchos estudios actuales nos revelan cómo este tipo de ácidos grasos actúan como auténticos neuroprotectores. 

Ejercicio regular

El gimnasio en la Antigua Grecia era una institución dedicada a la instrucción física y espiritual. Un ámbito estaba por tanto relacionado con el otro. En la actualidad, descuidamos a menudo la importancia de ejercitar nuestro cuerpo, de mantenerlo activo, de disfrutar de esa vitalidad donde conectar a su vez con nuestro entorno, con la naturaleza y con nosotros mismos.

Estar en armonía con la luz solar

Esta es otra clave esencial dentro de la cura griega para la depresión. Si lo pensamos bien, estamos perdiendo este vínculo. Nos rodeamos de la luz artificial, de la que emiten nuestros centros de trabajo y los dispositivos electrónicos. Este tipo de luz afecta de modo directo a nuestro descanso y, por extensión, a nuestra salud. Tomemos baños de sol, cuidemos de nuestros horarios para no perder esa conexión con los ciclos de la naturaleza.

Mujer mirando hacia el sol representando la antigua cura griega para la depresión y la ansiedad

Realizar tareas que eviten los pensamientos negativos

Los griegos eran sabios en materia de disfrute, relajación, además de en cultivar fabulosos placeres con los que combatir las preocupaciones. No hace falta caer en el hedonismo, pero sí permitirnos disfrutar de esos instantes donde estar en contacto con nuestras aficiones, sintiéndonos libres, alegres y creativos…

Discusiones dialécticas

Dentro de la cura griega para la depresión está sin duda esta área tan interesante. La dialéctica es el arte de confrontar, de escuchar, debatir, relativizar, aprender, renovar ideas, descubrir propósitos… Implica ante todo, tener contactos sociales enriquecedores que nos aporten nuevas perspectivas, que nos desafíen con su energía, vitalidad y optimismo.

Estos pilares de la «cura griega» para la depresión no pueden ser más sencillos. Más que un botiquín de primeros auxilios es una invitación a crear nuevos estilos de vida: generar un proyecto donde situarnos como protagonistas para buscar y trabajar en nuestro bienestar. Pensemos en ello.

 

  • Kardaras, Nicholas (2011) How Plato and Pythagoras Can Save Your Life. New York: Conari