La apeirofobia o miedo al infinito

Daniela Alós · 26 mayo, 2018

La apeirofobia o miedo al infinito es una fobia muy peculiar que poca gente conoce. No obstante, antes de explicar en qué consiste, desarrollaremos de forma breve el concepto de fobia y todo lo que este implica para entender mejor qué caracteriza a estos problemas.

Una fobia es un temor intenso e irracional a determinadas situaciones, objetos, personas o actividades que se encuentra clasificado en el DSM-5 como trastorno de ansiedad. Una de sus características principales es el deseo de evitar o escapar de aquello ante lo que se siente temor con el fin de disminuir los niveles de ansiedad y malestar experimentados.

Por otro lado, es importante diferenciar entre fobia y miedo. Para comprender la diferencia hay que poner el foco en la intensidad del temor que se experimenta y en las consecuencias que se derivan de este. Así, si un miedo empieza a interferir de manera significativa en la vida de la persona, aumentando su intensidad y provocando comportamientos evitativos o de escape estaríamos hablando de una fobia.

Si bien no se puede asociar la aparición de una fobia a ninguna causa específica, se ha relaciona con con factores genéticos, sociales o de aprendizaje. También ha sido relacionada con experiencias traumáticas ocurridas en la infancia. Por ejemplo, si un niño ve un documental de la absorción de las estrellas por agujeros negros en el Universo, puede invadirle un temor profundo a ser absorbido él mismo. Aunque esto sea improbable, la sensación de miedo que lo invade es inmensa y real.

¿Qué es la apeirofobia?

La apeirofobia es el miedo excesivo e irracional a la comprensión del concepto de infinito y eternidad. Este miedo causa un gran malestar y puede manifestarse a cualquier hora y momento del día o la noche. Basta con tener un pensamiento intrusivo sobre el infinito para provocar un serio problema de ansiedad.

Así, la idea de estar entrando en contacto con el infinito produce una gran sensación de vértigo, donde no se consigue ningún punto de apoyo que genere cierta sensación de control de la situación. Por tal motivo, se pone en marcha la evitación de situaciones en las que exista un estímulo relacionado con el infinito: el cielo, el mar, las secuencias numéricas interminables y las actividades ligadas a la introspección y a la imaginación relacionada con la inmensidad.

Las personas apeirofóbicas suelen esforzarse por llevar su vida del modo más previsible posible en un intento de alejar sus pensamientos obsesivos sobre la infinitud o el universo.

Símbolo de infinito

Causas

Como toda fobia, la apeirofobia no tiene una causa única. Se ha relacionado con factores de índole genética, ambiental, social y de aprendizaje, por lo que se le han acuñado múltiples explicaciones. Por ejemplo, Sigmund Freud, médico neurólogo y padre del psicoanálisis se interesó por el estudio de las fobias y planteó que estas se originaban en dos fases:

  • Primera fase: ocurre un evento que genera una gran angustia. Al mismo tiempo, la persona que está desarrollando la fobia tomaría un objeto del mundo exterior (araña, caballo, coche, infinito) y lo relacionaría con el peligro.
  • Segunda fase: la persona inicia la constitución de todos los medios de defensa para impedir el contacto con ese peligro que proviene del medio exterior.

“El miedo es un sufrimiento que produce la espera de un mal”.

-Sigmund Freud-

Otra explicación, más biologicista, surgiría de la combinación de la herencia, la genética y la química cerebral. Así, al fundirse estos factores con las experiencias de vida, la persona podría desarrollar cualquier fobia específica, como en este caso es la apeirofobia.

¿Cómo identificar una respuesta fóbica?

La respuesta fóbica se inicia cuando una persona se expone al objeto o situación que ha asociado con el peligro. De hecho, esta respuesta puede derivar en un ataque de pánico. Las características más relevantes de la respuesta fóbica son las siguientes:

  • A nivel fisiológico: taquicardia, sudoración,  enrojecimiento, palidez, malestar estomacal, sequedad de la boca, dificultad para respirar.
  • A nivel motor: voz temblorosa, muecas faciales, movimientos extraños de las extremidades, rigidez, conducta inmediata de evitación o huída.
  • A nivel cognitivo: interpretación negativa de la situación, dudas sobre las propias capacidades para hacer frente a la situación y salir ileso o miedo a morir.

Características de la apeirofobia

Las principales características de la apeirofobia son las siguientes:

  • Miedo irracional y desmesurado ante la comprensión del concepto de infinito y eternidad.
  • Al darse cuenta de que los conceptos de infinito, universo y eternidad están fuera de su comprensión y dominación, se produce un cuadro de ansiedad que dificulta la concentración y actividad diaria.
  • Gran necesidad por mantener todo bajo control y en perfecto orden. Esto surge como un intento de evitar enfrentarse ante los conceptos de infinitud, eternidad e inmensidad del universo.
  • Se reconoce como un miedo irracional pero no puede ser controlado.
  • Se manifiesta una predisposición importante a llevar una vida lo más previsible posible.
  • Suelen presentarse pesadillas frecuentes relacionadas con caídas en el infinito.
  • La aparición de los pensamientos intrusivos relacionados con el miedo al infinito suelen producirse cuando se está en momentos introspectivos, de relajación o imaginativos. Por lo tanto, estas situaciones suelen ser evitadas con frecuencia.

Universo

¿Cómo saber si se sufre de apeirofobia?

Todas las fobias tienen como condición la presencia del miedo a algo en específico. Sin embargo el miedo que se siente debe tener ciertas características:

  • El miedo al infinito que se siente no puede ser explicado o razonado.
  • El miedo al infinito está más allá del control voluntario.
  • La reacción de miedo lleva evitar de exponerse cualquier situación relacionada con el infinito.
  • El miedo al infinito persiste a lo largo del tiempo.
  • El miedo al concepto de infinito impide adaptarse al medio.

Tratamiento de la apeirofobia

Como todo trastorno fóbico, la apeirofobia debe ser abordada y tratada por especialistas, como psicólogos o psiquiatras. Solo ellos están cualificados para decidir el tratamiento indicado para cada caso.

Los trastornos fóbicos suelen ser abordados con psicoterapia. Solo en los casos más graves, donde se ven invadidas muchas áreas de funcionamiento que impiden la vida cotidiana, serán indicados tratamientos farmacológicos en conjunto con la psicoterapia. Un psiquiatra deberá evaluar al paciente previamente para poder recetarle medicación.

Como vemos, la apeirofobia puede producir un gran malestar en la persona que la padece. Por tal motivo, es importante acudir al especialista cuando se comienzan a presentar síntomas molestos que impiden llevar una vida tranquila. Las conductas evitativas y obsesivas consumen una enorme cantidad de energía vital, y pueden volverse agotadoras y escasamente adaptativas.

“Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas”.

-Sigmund Freud-