La aventura de conocer el desarrollo cognitivo infantil a través de los ojos de Piaget

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 21 septiembre, 2017
Alejandro Sanfeliciano · 21 septiembre, 2017

Jean Piaget es una de las grandes referencias en el estudio del desarrollo cognitivo infantil. Dedicó toda su vida al estudio de la infancia, incluso investigó a sus propios hijos para desvelar los secreto del desarrollo. También es conocido junto a Lev Vigotsky como uno de los padres del constructivismo.

Una de las teorías más famosas de Jean Piaget es su división del desarrollo cognitivo infantil en cuatro estadios diferenciados. Piaget buscaba con esto una teoría que explicara el desarrollo general del infante. Sin embargo, hoy en día sabemos que deja muchos aspectos sin valorar como para tomarla como una teoría del desarrollo general; aun así esta clasificación es una guía útil para entender cómo desarrollamos nuestra capacidad lógica-aritmética en la infancia.

Los estadios del desarrollo cognitivo infantil

Muchos psicólogos pensaban que el desarrollo venía dado por un fenómeno acumulativo, donde se van generando nuevas conductas y procesos cognitivos. En cambio Piaget, tras sus estudios, formulo una teoría del desarrollo basada en saltos cualitativos; donde el infante iría acumulando capacidades, pero tarde o temprano esa acumulación le haría cambiar su modo de pensar de manera cualitativa.

Piaget dividió el desarrollo cognitivo infantil en tres estadios con una serie de subestadios, más tarde se terminó ampliándolo a cuatro. Estos cuatro estadios son: (a) estadio sensorio-motor, (b) estadio preoperatorio, (c) estadio de operaciones concretas y (d) estadio de operaciones formales.

Etapas de la teoria del desarrollo cognitivo infantil de piaget

Periodo sensorio-motor

Este estadio es anterior a la aparición del lenguaje, se extiende desde el nacimiento hasta los dos años aproximadamente. Este periodo se caracteriza por la capacidad refleja del niño. La vida del infante en este periodo se basa en relacionar su capacidad perceptiva con la motora. En su mente únicamente existen conceptos prácticos, como saber qué hacer para comer o para llamar la atención de su madre.

Poco a poco, a lo largo de este periodo el niño va generalizando los eventos de su ambiente y va creando esquemas de cómo funciona el mundo. Debido a la intersección de los esquemas, el infante desarrolla la permanencia del objeto, entiende que los objetos existen como entidades ajenas a él. Antes de implementar esta idea en sus esquemas, si el niño no puede ver, oír y tocar un objeto, pensaría que no existe.

El final de esta etapa está marcado por la aparición del lenguaje. El lenguaje el niño supone un cambio profundo en sus capacidades cognitivas. Este suele venir acompañado de la función semiótica: la capacidad de representación de los conceptos a través del pensamiento. El niño pasaría de tener una mente puramente práctica, a una mente que actúa también a nivel representativo.

Estadio preoperatorio

Esta etapa la podemos localizar entre los dos años y los siete. Aquí estamos en un periodo de transición donde el niño empieza a trabajar con su capacidad semiótica. A pesar de que ya ha logrado un nivel de representación, su mente aún difiere bastante de la de un adulto. Aquí nos encontramos con un pensamiento “egocéntrico”.

El niño es “egocéntrico” debido a que su pensamiento esta totalmente centrado en sí mismo. El infante es incapaz de distinguir lo físico de lo psíquico, y lo objetivo de lo subjetivo. Para él, su vivencia subjetiva es la realidad objetiva que existe de la misma forma para todos los individuos; esto nos muestra una falta de la Teoría de la mente. A partir de los 4 años empezaría a abandonar este egocentrismo y a desarrollar una Teoría de la mente.

Niños hablando

En este estadio también vemos problemas en el niño para entender que el universo es cambiante. Es capaz de entender estados, pero no la transformación de la materia. Un ejemplo de ello, cuando a un niño en este estadio le enseñamos un vaso lleno de agua y cambiamos ese agua a un vaso mas estrecho pero más alto, el niño pensará que hay más agua que antes: es incapaz de entender que transformar algo no cambia la cantidad de materia existente.

Estadio de operaciones concretas

Este periodo se extiende entre los siete años y los 11 0 12. En esta etapa el niño ha conseguido abandonar la confianza plena que tenía en los sentidos. Aquí podemos ver el desarrollo de una serie de conceptos, como que las transformaciones de forma no alteran la cantidad de materia.

El infante empieza a construir una lógica de clases y relaciones ajena a los datos perceptivos. El niño entiende las transformaciones y será capaz de comprender que se pueden dar en sentido inverso (añadir en lugar de quitar, por ejemplo). Y un aspecto importante es que será capaz de realizar estas operaciones representándolas en su mente, sin tener que realizarlas con objetos presentes.

Aunque controla las operaciones y la lógica, solo las puede realizar con objetos concretos que sabe como se comportan. Es incapaz de teorizar sobre aquello que no conoce o se sale fuera de su conocimiento perceptivo. Esta capacidad la logrará en el siguiente estadio.

Estadio de operaciones formales

Este es el último estadio del desarrollo donde el infante se transformará en un adulto a nivel cognitivo. Este estadio se caracteriza por la adquisición del pensamiento científico. El niño ya no solo puede razonar sobre lo real, también puede razonar sobre lo posible.

Este periodo se caracteriza por la capacidad de realizar hipótesis y de examinar las posibles consecuencias de estas posibilidades hipotéticas. El niño ha perfeccionado mucho sus procedimientos de prueba y no acepta opiniones sin someterlas a examen.

A partir de esto momento el infante empezará a adquirir nuevos conocimientos e instrumentos intelectuales. Estos le permitirán desarrollarse como un adulto competente dentro de la sociedad. Sin embargo, a partir de este momento ya no sufrirá ningún otro salto cualitativo: podrá ser más rápido o más preciso a la hora de sus operaciones mentales, pero pensará del mismo modo.

Ahora que conocemos la teoría del desarrollo cognitivo infantil de Piaget, ¿creéis que los niños se desarrollan a través de estas etapas, o quizás esta teoría se queda corta a la hora de explicar el desarrollo humano al completo?