La base de una buena vida es la educación - La Mente es Maravillosa

La base de una buena vida es la educación

Pedro González Núñez 11 enero, 2016 en Psicología 8071 compartidos
Padres regando a sus hijos con amor

¿Quieres criar un hijo sano y feliz, que sea capaz de tener una buena vida? Para que un niño aprenda y tenga capacidad de análisis, aprendizaje y pensamiento, es necesario que le des una buena educación. Sin embargo, al hablar de educación, no me quiero referir únicamente a la necesidad de que tu niño vaya al colegio y aprenda matemáticas, lengua, física y química o inglés. Este concepto abarca una definición mucho más amplia.

Cuando hablamos de educación, hay que referirse al conjunto de valores, enseñanzas y habilidades que el pequeño debe aprender con el paso del tiempo, la transferencia de conocimientos, y la socialización. Y esto no se refiere únicamente al ámbito académico, sino al conjunto de la sociedad, empezando por su propia familia.

La educación en casa

La base de una buena vida es una educación correcta. Resultaría muy complicado que un niño sea feliz en el futuro si se ha desarrollado en un entorno poco adecuado, pleno de carencias en todos los sentidos.

La familia es la primera piedra, y la base fundamental para crear niños más sanos, más educados, más plenos, y con mayores posibilidades de ser felices en el futuro, creando un ambiente adecuado. La familia es la primera piedra sobre la que se asientan los fundamentos educacionales y sociales de los niños, los futuros adultos del mañana. Y si este punto cardinal falla, todo el proceso se viene al traste.

No hay que olvidar que la educación no se limita al aprendizaje de materias escolares y académicas, como hemos dicho, sino que la educación se ha de basar en la construcción de una personalidad capaz de comportarse en los diferentes hábitos sociales.

Un niño tiene que tener la habilidad de esgrimir pensamiento crítico. Ha de saber cómo crear sus propios procesos de raciocinio, obteniendo sus conclusiones personales, emitiendo sus propios juicios de valor sin necesidad de copiar de los demás a través de mensajes tan poco adecuados como los televisivos o políticos, por ejemplo.

Padres con hijo en el campo

La base académica de la educación

Por otro lado, tampoco se debe dejar la base de la educación únicamente en la familia. Pese a ser una llave maestra de gran importancia, dado que es el mayor y más cercano ejemplo del joven, la escuela también juega un gran papel en este sentido.

Y es que la educación académica no debe centrarse únicamente en transmitir conocimientos en materias diversas como matemáticas o lengua. Además, ha de implicarse en el proceso formativo de los jóvenes.

Un profesor debe ser capaz de transmitir valores, motivación y ganas de aprender en sus alumnos, y no convertir la educación en un tedioso proceso de explicación de conocimientos, estudios y olvido, tal y como sucede hoy en día en muchos casos.

La educación está en todos los ámbitos de la vida

La educación está presente siempre. Desde que nacemos hasta el día de nuestra muerte, vivimos un constante proceso de adquisición de conocimientos y valores que no cesa nunca. Es labor de cada uno estar siempre abierto a todo tipo de procesos capaces de hacernos llegar conocimientos y valores que nos dignifiquen, nos permitan pensar y emitir valoraciones críticas y, en definitiva, ser más plenos y felices en la vida.

Porque, pese a cierta tendencia racional que piensa que el humano es más feliz cuanto menos sabe, esto es una falacia enorme, ya que una persona incapaz de realizar sus propios juicios de valor, nunca tendrá la posibilidad de desarrollar plenamente sus capacidades personales.

El conocimiento te hará más libre

Niña pintando una mariquita

El conocimiento es una poderosa herramienta que te hará más libre. El conocimiento te permitirá socializar con mayor facilidad en todo tipo de ámbitos, te aportará valores transversales, y te permitirá ser más pleno. Y ello se descubre gracias a la educación.

Así pues, no te contentes con que tus niños adquieran todo tipo de nociones académicas, y dejen de lado las verdaderas lecciones de la vida, que son los valores y la capacidad de pensar por uno mismo para descubrir sus sueños verdaderos y reales.

La educación y el conocimiento te permitirán conocerte a ti mismo mucho mejor. Te ofrecen la capacidad de descubrir tus verdaderos objetivos en la vida, y te confieren las herramientas para poder hacerlos realidad.

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar