La ciencia identifica una nueva categoría de extrovertido

26 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Los extrovertidos no siempre encajan con esa imagen que tenemos de personas abiertas, tan dadas a ser el centro de atención o a buscar la conexión con las personas que les rodean. La ciencia nos dice que hay una nueva categoría.

Introvertidos, extravertidos, personas altamente sensibles, INFJ, INFP… ¿En qué lugar del universo de la personalidad nos encontramos? La psicología lleva décadas renovando su corpus teórico. De hecho, ahora sabemos que existe una nueva categoría de extrovertido.

Desde que Carl Jung publicó su libro Los tipos psicológicos en 1920 e introdujo los términos extroversión e introversión, pocos conceptos han calado tanto en el área de la personalidad y en el ideario popular. De hecho, muchos de nosotros nos identificamos ya con total seguridad en un polo u otro, dando casi por sentado que cuando nos situamos en un rasgo, el otro es el opuesto.

Recurrir o dar por sentadas este tipo de etiquetas en el área de la personalidad humana es, a menudo, un peligro. Esto hace, por ejemplo, que sigamos asumiendo aquello de que los introvertidos adoran la soledad y el silencio, mientras que los extrovertidos son las figuras más dicharacheras y sociables del mundo. Sin embargo, la realidad es otra, y es importante tener en cuenta que hay pequeños matices.

Ninguno de nosotros somos totalmente introvertidos o extrovertidos. Hay diferentes grados y tipologías. De ahí esta nueva variante de la extroversión y por ello también la interesante figura de los ambivertidos (personas que tendrían lo mejor de los dos rasgos). Profundizamos en este tema.

chico representando a la nueva categoría de extrovertido

Nueva categoría de extrovertido: ¿cómo es?

A la hora de hablar de los extrovertidos, la intuición reclama ser nuestra brújula. Accedemos a la imagen de personas muy sociables, comunicadoras, figuras a quien les gusta ser el centro de atención y disfrutar de las fiestas, reuniones, etc. Son también hombres y mujeres que (en apariencia) parecen reunir cualidades de liderazgo.

Muchas de esas conceptualizaciones no se cumplen al 100 % en toda esa población que tiende, en mayor grado, hacia el espectro extrovertido. Es más, ahora podemos incluso diferenciar diferentes tipos, como el denominado “extrovertido contingente”. Esta última categoría ha sido especificada por un equipo de psicólogos dirigido por Jason Huang de la Universidad Estatal de Michigan. Analizamos el estudio a continuación.

El extrovertido contingente

Son muchas las personas que pueden identificarse casi al instante en la nueva categoría de extrovertido. Las características básicas que la integrarían son las siguientes:

  • El extrovertido contingente demuestra una elevada positividad, carisma, conexión social y carácter enérgico y dicharachero solo entornos que le son cómodos. Es decir, esta tipología define a las personas que evidencian su extroversión solo cuando están entre amigos o conocidos.
  • Así, en situaciones en las que no están en su zona de confort evidencian mesura e inseguridad.
  • En muchos casos, hasta pueden parecer retraídos o tímidos. Sin embargo, en el momento en que cogen confianza con un entorno y un grupo de personas suelen sorprender por su encanto, sociabilidad y dotes extrovertidas.

¿En qué se diferencia esta nueva categoría de extrovertido de los ambivertidos?

Hablábamos al inicio de los ambivertidos. Cabe señalar que esta categoría no es nueva, no es una característica que haya descrito el mundo de la psicología actual. De hecho, solo tres años de que Carl Jung publicara su libro Los tipos psicológicos, Edmund S. Conklin, un psicólogo estadounidense, quiso ofrecer su aportación en 1923.

El doctor Conklin quiso puntualizar que, en realidad, no existen los extrovertidos e introvertidos puros. Tanto es así que, según él, abundan las personas que reúnen lo mejor de ambas categorías y estos serían los ambivertidos. Se definen de la siguiente manera:

  • Los ambivertidos se adaptan a la soledad fácilmente y disfrutan de la compañía y de cualquier escenario social.
  • Les agrada relacionarse, son espontáneos y no se sienten saturados ni se agotan en esas situaciones sociales. Asimismo, disfrutan de los instantes de soledad y de esos instantes de recogimiento e introspección consigo mismos.

Se trata de un rasgo de personalidad que figuras como el psicólogo Daniel H. Pink definen como personas bilingües del carácter humano; hombres y mujeres que navegan en ambos espectros con sobrada fluidez y competencia. Ahora bien ¿en qué se diferenciaría la nueva categoría de extrovertido de los ambivertidos descritos en su día por Edmund S. Conklin?

  • Los extrovertidos contingentes se sienten incómodos en situaciones que no están bajo su control. A diferencia de los ambivertidos, no disfrutan de la conexión espontánea o de las situaciones nuevas. Solo cuando ya se han habituado a un entorno y a un grupo social de personas, evidencian su carácter abierto, comunicador, positivo y fluido.
Amigos hablando representando la nueva categoría de extrovertido

No existen las personas totalmente extravertidas o totalmente introvertidas

Algo que nos demuestra una vez más esta nueva categoría de extrovertido es que nadie es totalmente extrovertido o introvertido. Todos entramos dentro de un espectro lleno de matices y singularidades contenidas entre cada extremo. De hecho, la personalidad humana es tan compleja que nuestro comportamiento queda condicionado en muchos casos por el escenario en el que nos movamos.

Esto es lo que les sucede a los extrovertidos contingentes, que solo demuestran su auténtico carácter en contextos de confianza. En situaciones nuevas, como comenzar un trabajo o ir a una fiesta en la que no conocen a nadie, demostrarán rasgos introvertidos y en algunos casos, hasta pueden tender a la timidez. Pero solo durante un tiempo limitado. Solo hasta que se adapten y se sientan cómodos.

Para concluir, en materia de personalidad humana no es bueno recurrir a las etiquetas o las categorías fijas. Las personas fluimos, combinamos múltiples matices, los contextos nos determinan y, a veces, hasta determinadas experiencias pueden aumentar nuestra apertura o bien convertirnos en personas más herméticas.

Pocos campos de la psicología presentan tanta complejidad y resultan a la vez, tan interesantes.

  • Jung, Carl Gustav (2013). Obra completa de Carl Gustav Jung. Volumen 6. Tipos psicológicos. Madrid: Editorial Trotta.
  • Huang, J. L., & Wu, D. (2020). Other-contingent extraversion and satisfaction: The moderating role of implicit theory of personality. Journal of Individual Differences. Advance online publication. https://doi.org/10.1027/1614-0001/a000339