La comunicación exitosa según Paul Watzlawick

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 25 julio, 2018
Edith Sánchez · 25 julio, 2018

Paul Watzlawick fue un psicólogo e investigador austriaco que propuso cinco axiomas para lograr una comunicación exitosa. Se le considera uno de los más importantes teóricos contemporáneos de la comunicación. También hizo grandes aportes a la psicoterapia aplicada al ámbito familiar.

Desde 1967, Paul Watzlawick comenzó a trabajar el tema de la comunicación exitosa. Pensaba que este aspecto era fundamental para comprender y mejorar las relaciones humanas, particularmente en las familias. De allí nacieron sus cinco axiomas, a los que también se les conoce con el nombre de teoría interaccional.

La creencia de que la propia visión de la realidad es la única realidad, es el más peligroso de todos los delirios”.

-Paul Watzlawick-

Paul Watzlawick también fue un escritor muy prolífico, publicó 18 libros y cerca de 150 artículos académicos. Desarrolló sus investigaciones en el Mental Research Institute de la Universidad de Palo Alto (California, USA) y también fue maestro de psiquiatría en la Universidad de Stanford. Estos son sus cinco axiomas y además los principios fundamentales de la comunicación exitosa.

Es imposible no comunicarse

El primer axioma de la teoría de Watzlawick señala que es imposible no comunicarnos. Todo ser humano se comunica desde que nace. No puede sustraerse a ello. Aunque no hable, su cuerpo siempre estará diciendo algo.

La mirada, la postura, la expresión del rostro y del cuerpo son formas de manifestar lo que hay en el pensamiento. El propio silencio o la quietud son maneras de comunicar un mensaje. Por lo tanto, la comunicación es algo inherente al ser humano.

personas hablando en edificios simbolizando la comunicación exitosa

Contenido, relación y puntuación

El segundo axioma de Watzlawick señala que toda comunicación tiene dos niveles: uno de contenido y otro de relación. En otras palabras, un mensaje adquiere su significado por lo que se dice, pero también por el vínculo que hay entre las dos personas que se comunican. Decirle a otro “tonto” puede ser una ofensa, una broma, o hasta una manifestación de cariño. Todo depende del contexto.

Por su parte, el tercer axioma habla acerca de la puntuación, o el modo como fluye o se detiene la comunicación entre dos personas. Cada parte contribuye a dar continuidad, modular o ampliar el intercambio que se produce con la comunicación.

Analógica y digital – Simétrica y complementaria

El cuarto axioma de Watzlawick plantea que hay dos tipos básicos de comunicación: la digital o verbal, y la analógica o no verbal. Por lo tanto, no solo tiene influencia lo que se dice, sino también la forma como se dice. Eso constituye el mensaje completo.

Figuras comunicándose simbolizando la comunicación exitosa

Entre tanto, el quinto axioma señala que la comunicación puede ser simétrica o complementaria. La simétrica es la que se da entre iguales. La complementaria, aquella que se produce verticalmente, es decir, entre alguien que tiene poder y otro que no lo tiene.

La comunicación exitosa

Ahora bien, todos estos axiomas le permitieron a Watzlawick establecer los parámetros de la comunicación exitosa. Esta se produce cuando los axiomas funcionan debidamente y las personas logran sintonizar los temas y los tonos en los que están hablando.

Particularmente, se habla de una comunicación exitosa cuando se cumplen estos criterios:

  • El código es correcto. Se dice o se manifiesta el mensaje con las palabras y las expresiones que realmente dan a entender lo que se quiere decir. Una declaración de amor no se hace mediante una ecuación.
  • Se evitan alteraciones en el código dentro del canal. En otras palabras, se impide que se abran paso las expresiones, palabras o gestos imprecisos. Se busca la exactitud.
  • Se tiene en cuenta la situación del receptor. Al decir algo se comprenden las características y la situación de quien va a escucharlo o a leerlo. No se le habla igual a un adulto que a un niño, por ejemplo.
  • Se analiza el cuadro en el que se encuentra la comunicación. Se toma en cuenta el contexto. Esto es, se busca que la comunicación sea coherente con la situación en la que se produce. Por ejemplo, evitar una broma en un sepelio.
  • La puntuación en la secuencia de los hechos está bien definida. Quiere decir que la comunicación tiene un ritmo adecuado. Se alternan las pausas con las manifestaciones de cada uno de los involucrados, en el tono propicio.
  • La comunicación digital concuerda con la comunicación analógica. O sea, el lenguaje verbal es coherente con el lenguaje no verbal.
  • El comunicador tiene un buen receptor. Los involucrados saben decir y también escuchar.

Paul Watzlawick

Watzlawick señala que la comunicación falla, básicamente, cuando las personas no logran apartarse de su propio punto de vista, cuando intercambian palabras con otros. En ese caso, se rompe la escucha y resulta imposible dar paso a la comprensión.