La conexión entre la felicidad y el éxito

17 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
La felicidad está delante de nosotros. Solo tienes que estar abierto a "hacer tu propia felicidad", con tus actos, con tus sentimientos.
 

Muchas personas piensan que la felicidad sólo viene con el éxito, cuando estos conceptos pueden ser completamente independientes uno del otro, dependiendo de nosotros el saber si necesitamos ser exitosos para ser feliz.

Si observas bien, verás que existen personas que son exitosas pero se les ve molestas o de mal humor constantemente, por lo que no son felices del todo como creemos, ¿y por qué pasa esto? Simplemente porque puede que les vaya bien en lo que hacen, pero no lo disfrutan realmente.

Resulta que, cuando amas lo que haces, te gusta y eres feliz realizándolo, el éxito tocará a tu puerta sin mucho esfuerzo. Sin embargo, también puede que la gente nos perciba como personas felices, pero no exitosas. Esto ocurre porque existe una interpretación errónea de lo que es el éxito y la felicidad.

¿Cómo identificar a la felicidad y al éxito?

Estar feliz implica disfrutar de la vida mientras das lo mejor de ti. Aceptar lo que eres como persona y el estilo de vida que llevas. Mientras que el éxito se puede percibir como ese momento en el que logras cumplir las metas que te marcaste y obtienes los resultados propuestos en el pasado.

Pero, a veces, nos equivocamos en la vida o no sabemos lo que queremos. Por ello, creemos que no podremos conseguir el éxito que tanto anhelamos, creyendo que no seremos felices hasta que no alcancemos nuestras metas. Sin embargo, la felicidad no deja de ser simplemente un camino.

A menudo, también ocurre que nos planteamos diferentes metas y, si no las alcanzamos todas, no nos consideramos exitosos. Volvemos a situar a la felicidad al lado de un ideal de éxito difícil de lograr, por lo que nos condenamos casi a una infelicidad perpetua.

 

Finalmente, no olvidemos que, al tener la vida tan planificada, nuestro ideal de éxito y de felicidad puede ser una ayuda, ya que hasta en los peores momentos contamos con un norte para orientarnos y animarnos.

Pero, como todo en la vida, esto también tiene su lado negativo: centrar nuestra a atención en uno o varios puntos fijos, puede impedir que aprovechemos las pequeñas oportunidades que aparecen por el camino. Oportunidades que, por qué no, pueden ser felicidad en pequeñas gotas o instantes.

¿Felicidad y éxito, juntos o separados?

Puede que seas feliz pero no te consideres exitoso. Sin embargo, esto no significa que debas deprimirte por ello, ya que es probable que seas exitoso y no te has dado cuenta, debido a que tu concepto de éxito puede estar errado o ser muy difícil de alcanzar.

Puede ser que ya seas una persona exitosa, tienes ese gran empleo por el que mucha gente querría tener, tienes esa familia que tantos añoran, esa casa que tantos envidian, esa relación que no todos tienen la fortuna de encontrar, pero quizás tampoco te sientas feliz.

Si no te sientes todo lo exitoso que quieres, tal vez lo seas de otra forma totalmente distinta. Puedes serlo a tu manera, ya que tienes tus propias habilidades como individuo y eres único en el mundo.

Así que sí, de una forma u otra ya eres exitoso sólo siendo feliz, y teniendo lo que ya tienes en tu vida, sólo que no te has dado cuenta y vives bajo una premisa equivocada de lo que es ser feliz y exitoso.

 

Finalmente, recuerda que siempre es bueno analizar las cosas objetivamente en tu vida y darte cuenta de aquello que tienes y has alcanzado. Te darás cuenta de que eres más exitoso y feliz de lo que crees. Deja de enfrascarte en esas metas tan perfeccionistas e inalcanzables, ve lo que tienes y agradece por todo ello y por lo que podrás seguir alcanzando con esfuerzo y constancia.