La corteza premotora: características y funciones

Xevi Molas · 3 septiembre, 2018

Cuando aprendemos a tocar un instrumento, como la guitarra, muchos nos volvemos conscientes de la complejidad que conlleva. También ocurre cuando aprendemos a conducir o cuando adquirimos una nueva habilidad. Y en este proceso tiene un papel fundamental la corteza premotora que, entre otras funciones, nos ayuda a elaborar y automatizar secuencias de movimientos para poder ejecutar una tarea de forma correcta.

Imaginemos que un amigo nos está contando un acontecimiento negativo que le ha ocurrido recientemente. Su padre estaba enfermo y ha fallecido, pero él no nos da toda la información: “mi padre estaba muy enfermo y ayer…”. A pesar de esta falta de información somos capaces de inferir el final de la historia y ponernos en el lugar de la otra persona. Diferentes estudios indican que la corteza premotora también está implicada en la empatía y las neuronas espejo. ¿Queréis saber más? ¡Acompañadme!

¿Dónde se ubica la corteza premotora? 

El cerebro se divide en cuatro partes conocidas como lóbulos cerebrales:

  • Lóbulo frontal.
  • Lóbulo occipital.
  • Lóbulo parietal.
  • Lóbulo temporal.

La corteza premotora se ubica en el lóbulo frontalEste lóbulo es la estructura cerebral más reciente en la evolución del ser humano y se relaciona con la necesidad de controlar y coordinar los procesos cognitivos y conductuales más complejos.

Cerebro con lóbulos frontales

Para contextualizar un poco más a la corteza premotora, vamos a repasar brevemente la estructura del lóbulo frontal y sus principales funciones. Este lóbulo se divide en tres grandes regiones: medial, orbital y dorsolateral. Y estas regiones se dividen a su vez en áreas: corteza frontal dorsolateral, corteza motora y premotora, corteza prefrontal dorsolateral, corteza orbitofrontal y corteza frontomedial.

Las principales funciones del lóbulo frontal son: la planeación, el control de la conducta, la flexibilidad mental, la memoria de trabajo, la fluidez en la búsqueda y actualización de información, la metacognición, la mentalización o capacidad de pensar qué estará pensando otra persona, la conducta social y la cognición social (Flores-Lázaro y Ostrosky-Solís, 2018).

Funciones de la corteza premotora

Nadia Justel y Verónika Diaz (2012) concluyeron en una de sus investigaciones que: “específicamente la corteza premotora y el cerebelo mostraron un papel fundamental en la planificación, preparación, ejecución y control de los movimientos secuenciales bimanuales de los dedos”. Así, los resultados de esta investigación demuestran la importancia de la corteza premotora en tareas como tocar un instrumento, conducir y aquellas que requieren el uso de las dos manos.

“El jardín de la neurología brinda al investigador espectáculos cautivadores y emociones artísticas incomparables”.

-Santiago Ramón y Cajal-

Por su parte, Pardo-Vázquez y Acuña (2014) investigaron la implicación de la corteza premotora en la toma de decisiones. Concluyeron que se trata de una estructura fundamental, ya que participa en las diferentes etapas del proceso de toma de decisión a partir de la información visual.

Las neuronas de la corteza premotora no solo codifican la información sino que la comparan. Y no sólo esto, sino que a través de esta codificación y comparación, reajustamos y adaptamos nuestra conducta a medida que procesamos esta información, acondicionándola a la situación.

La empatía y las neuronas espejo también parecen tener su sitio en la corteza premotora. Se demostró que las neuronas espejo de esta zona se activan durante una acción, pero no sólo eso, sino que siguen activas cuando se oculta parte de la acción, por lo que el final sólo puede inferirse. ¿Cuál es la importancia de este hallazgo?

Que no sólo nos relacionamos con una acción al momento de verla, sino que generamos internamente en la corteza premotora la representación motora de una acción realizada por otros y esto nos facilita comprender a los demás y sus intenciones, lo que está asociado con la empatía (Moya-Albiol, Herro y Bernal, 2010).

Amigos hablando y practicando la escucha activa

Conclusiones finales

El estudio del cerebro representa una gran dificultad para los científicos debido a su gran complejidad, aún así se van actualizando los datos constantemente a través de nuevos descubrimientos.

La corteza premotora, como las diferentes áreas cerebrales, todavía sigue siendo objetivo de profundas e interesantes investigaciones científicas. En este artículo se han expuesto las principales funciones de esta zona cerebral, pero no sería de extrañar que dentro de unos años o, incluso, dentro de unos meses, pudiéramos gozar de más información.

“Es preciso sacudir enérgicamente el bosque de las neuronas cerebrales adormecidas; es menester hacerlas vibrar con la emoción de lo nuevo e infundirles nobles y elevadas inquietudes”.

-Santiago Ramón y Cajal-

Conocer nuestro cerebro y saber cómo funciona nos aporta una información muy útil para sacar ventaja de nuestro órgano más complejo. Por ejemplo, saber que nuestro cerebro se va modificando gradualmente a medida que aprendemos una nueva habilidad nos puede servir de motivación para no desistir cuando empezamos un nuevo aprendizaje. A pesar de las dificultades iniciales, sabemos que a nivel mental estamos aprendiendo y esto supone una gran motivación. Así que… ¡a aprender se ha dicho!